Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

sábado, 25 de septiembre de 2010

ANGELINA, BRAD: !QUEREMOS DIVERSION!

El 17 de noviembre de 1989, en plena "revolución de terciopelo" en Praga, capital de la entonces Checoslovaquia, una furibunda y mortífera policía comunista, roja de enojo más que de adoctrinamiento, cargó contra una multitud de lo más pacífica y un muchacho, un humilde estudiante (al que su mamá prohibía asistir a manifestaciones), falleció a consecuencia de la golpiza recibida. Se pudo reconstituir que el estudiante fue atacado tiempo después de haberse retirado del lugar de los hechos. El 19 de noviembre siguiente, todo Praga era indignación, un hervidero. Para colmo, en esas mismas fechas una enloquecida televisión oficial pidió que el estudiante, Martin Smid, para ese momento ya muerto, se presentara ante las cámaras, pero en calidad de vivo y de probable indiciado. Meses después, todavía había flores y velas en el rinconcito (oscuro, no por algo poético) donde cayó fulminado Smid, quien, 20 años después, ejercía tranquilamente como matemático y músico, declarando que todo había sido una "jugarreta de la Historia". ¿Para qué asombrarse? Es el país de Kafka y francamente no se ve un motivo por el cual un estudiante no pueda ser músico y matemático -para felicidad de su mamá- dos décadas después de que los comunistas lo hayan matado salvajemente.
Cuando cayó Ceausescu en Rumania (cayó muy feo, de un helicóptero que fue detenido para impedirle la huida al dictador sanguinario y vampiresco o vampirescu, como se prefiera), la muy temible Securitate, la policía secreta del tirano que intentó salir volando, reprimió a una multitud en la ciudad de Timisoara, en una región con una importante población de origen húngaro. Timisoara, ciudad mártir, estuvo, está y estará para siempre en la memoria de Occidente. La televisión occidental, en efecto, mostró fragmentos de la carnicería, cadáveres en algo así como un descampado. No pudiendo salir por cuenta propia del cementerio, los cadáveres fueron llevados y acompañados por un cuidador del lugar hasta el descampado en el cual esperaban ya el arribo las cámaras occidentales. Luego de la filmación y de un una probable "ayuda" para el cuidador del camposanto, los cadáveres volvieron a sus tumbas, seguramente felices por haber pasado a la Historia (con mayúscula) como héroes y mártires de la brutal represión de la pareja Ceausescu y sus esbirros. Los asesinos ni tiempo tuvieron de actuar.
No hace mucho, Georgia bombardeó a Osetia del Sur, en el Caúcaso ex soviético, y se mostraron fotografías de un hombre salvajemente asesinado, mientras una mujer y otros parientes sollozaban o levantaban incluso los brazos al cielo, como pidiendo una explicación. Tan pronto como cayeron resignados los brazos ya mencionados, la explicación vino del muerto, que siguió haciendo extraños movimientos luego de que los fotógrafos occidentales se fueron del lugar. Presumiblemente, terminada la sesión fotográfica el muerto hubiera podido regresar a su casa, si no hubiera estado de verdad en ruinas, y no por cosa de Putin, sino del presidente georgiano que en pleno combate se comió su corbata (es verídico, no un capítulo más de la excelsa biografía de Gerald Martin sobre Gabriel García Márquez, el famoso escritor del país donde las cautivas salen de cautiverio perfumadas y limándose las uñas).
El líder serbio-bosnio Radovan Karadzic, entregado a Occidente y que empezó declarando, ya capturado, que Estados Unidos le había garantizado protección, por boca de Richard Holbrooke, tiene varios defectos, a cual más grave: además de ingenuo o algo peor, es serbio, psiquiatra y poeta (algo así como un "combo" de defectos). Ahora que lo están juzgando, este loco de remate mostró ante sus jueces occidentales lo siguiente: en uno de los ataques a civiles indefensos, hambrientos y friolentos en el mercado Markale de Sarajevo, sito en Bosnia-Herzegovina, se ve cómo, antes del ataque, un tipo siembra fragmentos de piernas artificiales en el lugar, y luego otro se trae unos cuerpos en bolsas de plástico, seguramente cuerpos muertos, al menos que algún bosnio-musulmán haya aceptado un transporte de tan baja ralea y directo a la muerte. Luego de lo anterior, hubo una explosión atribuida a Karadzic y pretexto para una andanada de bombardeos contra los serbios. Por cierto, Naciones Unidas, que tenía a "cascos azules" en la zona (no se sabe si gays, como los "cascos azules" holandeses, objeto de crítica del Pentágono estadounidense), siempre dijo que no era posible establecer que los morteros que atacaron Merkale vinieran de una zona serbio-bosnia y no musulmano-bosnia. ¿Las pruebas de Karadzic, pruebas en vídeo? Denegadas. Si un musulmano-bosnio siembra pedazos de piernas artificiales, es MUY lógico pensar que un desquiciado (o sea, un serbio) siembre pruebas ante jueces occidentales aterrados.
Afortunadamente, Angelina Jolie, embajadora de buena voluntad de Naciones Unidas en Sarajevo, hará una película sobre Bosnia, con la joven, sorprendida y feliz actriz bosnia Zana Marjanovic: según Jolie, será una historia en nada "política" (!puah!), sino una historia de amor entre un serbio y una bosnia. La verdad, los pueblos de Europa Oriental (incluyendo a los serbios que terminaron vendiendo Kosovo, lugar al que alguna vez fue la invaluable embajadora de la paz, Salma Hayek, para diversión de las tropas estadounidenses) se merecen éso y más.
Un beso de Top Cruise, por ejemplo. ¿O qué no es Top?

domingo, 19 de septiembre de 2010

OCCIDENTE; EN PELIGRO GRAVE

Uno de los peligros del futuro es sin duda el llamado "ciberterrorismo". Es un peligro que se puede agravar con el cambio climático, si a los terroristas se les calienta aún más la cabeza, o se les derrite el raciocinio. Ante ese peligro, funcionarios estadounidenses consideran que la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, debiera dotarse, qué duda cabe, de un "escudo" contra "ciberataques". No vaya alguien mal pensado a creer que el cambio climático también afecta a la gente del Pentágono: está de lo mejor protegida. Así, ya están los militares haciendo sus pedidos.
Hay un centro de operación en Estonia, república ex soviética ribereña del Báltico, destinado a contrarrestar ciberataques. Estonia sufrió en carne propia una agresión de esta índole: se sospecha que fue ante el hecho de que las autoridades del países decidieron remover una estatua dedicada a un soldado soviético, y que en el ataque pudo participar incluso el actual Estado ruso, con todo y que los expertos consideran que es muy difícil de detectar el origen de un ciberataque. Nunca se probó nada. Afortunadamente el cambio climático no ha avanzado tanto como para que los estonios vieran con sospecha el hecho de que el soldado relocalizado fuera seguramente un "soldado desconocido" (un potencial hacker). Después de todo, era estatua y de difunto.
Ahora, Polonia y Hungría ya han expresado su interés en el centro ribereño del Báltico, no vaya a ser que el norcoreano Kim Jong-il tenga la idea de lanzar un virus en el sistema de computación occidental o que los Guardias de la Revolución iraní creen un batallón de hackers suicidas. Países como Polonia y Hungría tienen hoy lo que antes se llamaba capacidad para "venderse", pero que hoy, muy púdicamente (vivimos la era de lo púdico) se llama "ofrecer servicios". Así que en mayo hubo "ejercicios" en el Báltico contra potenciales ciberataques, y los del Este europeo, como niños en dulcería a la salida de la escuela (y no, contra lo que piensan algunos, como señoritas que fuman en las esquinas).
Estando Occidente en la era de lo púdico, puede pensarse en que los rusos, paganos y malvados como son, hagan lo siguiente: que inunden los sitios de Internet occidentales de pornografía de todo tipo, de invitaciones a fiestas "swingers", de direcciones de bares con "table-dance", de sitios dedicados a charlas sucias o de invitaciones a juegos de "bondage", o de catálogos de venta de sex-shops y de agencias de encuentros de parejas con eslavas en bikini. Desafortunadamente, las democracias no parecen lo suficientemente sólidas como para resistir agresiones totalitarias -y además, obscenas- como las descritas. Es de esperar que en la próxima reunión Cumbre de la OTAN, a celebrarse en noviembre en Lisboa, los participantes velen por la seguridad de nuestros ciudadanos. El mundo no está para juegos, y mucho menos para payasadas.

sábado, 11 de septiembre de 2010

FOGH RASMUSSEN: NO PARES, SIGUE SIGUE...

Para la próxima reunión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, en noviembre en Lisboa, capital portuguesa, el secretario del organismo militar, Anders Fogh Rasmussen volverá a la carga, con la idea de crear un gran escudo antimisiles que protega a toda Europa de un ataque iraní. Actualmente, Irán tiene misiles Shahab-3 y Qiam-1 que pueden llegar hasta Turquía y Grecia, pero más vale prevenir que lamentar.
De una vez, Estados Unidos y la República Checa han acordado, por si acaso los iraníes se pusieran bravos, habilitar dos oficinas que, con la ayuda de equipo de ordenadores, pueda detectar los misiles de un adversario potencial. En caso de que algún líder iraní llegara a la República Checa con algún misil o algo parecido en el bolsillo o en uno de esos tan temidos maletines, las autoridades del lugar lo sabrán de inmediato y se evitará una deflagración que destruya esa hermosa tarjeta postal que es Praga con su río, sus marionetas (no es referencia alguna a las actuales autoridades checas) y su castillo. Barack Obama, presidente estadounidense, había dicho que no se insistiría en el tema de los checos y los polacos, pero con la República Checa el acuerdo ya va con un monto de 2,2 millones de dólares para que un "sistema de alerta temprana" esté en operación en el año 2011. Con los polacos la señora Hillary Clinton, secretaria estadounidense de Estado, ya se aseguró de que haya Patriots en el lugar, considerando la gravedad del problema del narcotráfico en México (es decir, que algún narcotraficante del norte de México quiera detonar un coche-bomba en Varsovia, Cracovia o Gdansk). Igualmente, ya está listo un centro de detección de ciberataques en el Báltico, y por cierto que aviones de la OTAN realizaron hace poco simulacros aéreos contra supuestos "cazas rusos" en Islandia, lugar que podría atraer la atención de los iraníes por la existencia de humaredas de un volcán que lleva un nombre impronunciable. Lo de los cazas rusos es de esas cositas un tanto extrañas que suceden cuando la gente acomodada y al timón del mundo se confunde de capital: puede creerse que Moscú es la capital de Irán o Teherán la de Rusia.
Los militares estadounidenses han aprovechado cierta urgencia de recursos de los países del Este de Europa para demostrar que Washington es generoso. En Bulgaria, digamos que para crear empleos, desde 2006 opera la base militar de Bezmer, una de las seis más importantes de EU en el mundo, pero además está la base de Novo Selo, a 70 kilómetros del puerto de Burgas (era una vieja base creada desde los años '30 para facilitarles el paso a los aviones de la Luffwaffe alemana). La base de Aitos presta apoyo logístico, como la de Graf Ignatievo, cuatro bases en total, y en Novo Selo se explora la defensa nuclear, química y biológica, considerando desde luego que Bulgaria puede ser atacada desde Irán con bacilos lácticos (los temibles acidophilus bactophilus).
Los rumanos, para no quedarse atrás, junto a la base aérea de Mihail Kogalniceanu (que desde 2003 sirvió para el tránsito de tropas hacia irak), en la cual disfrutan del clima a veces cerca de tres mil soldados estadounidenses, las autoridades de Bucarest han habilitado como bases para centenares de militares de Washington las bases de Smardan, Babadag y Cincu. Otras cuatro más.
Lo que les corresponde a los latinoamericanos, en vez de mandarle cartitas a Obama, es felicitar a todos estos países del Este europeo (a los que se suma Kosovo) por haber superado la capacidad de algunos gobiernos centroamericanos, caribeños y del colombiano para poner a disposición de los "green-go" lo que se les ofrezca con tal de que el líder iraní Ahmadineyad deje de decir tonterías sobre el Holocausto. En fin: si Fidel Castro le pidió a Ahmadineyad que se calle, es que sí, algo grave está ocurriendo con el mundo. No queda más que esperar, por lo pronto, la próxima andanada psicótica del danés, que a diferente de Ahmadineyad y Fidel, acostumbra hablar misil en mano.

sábado, 4 de septiembre de 2010

C-17 Globemaster III: educando a Pápa

El lugar apenas tiene 33 mil habitantes, en la región de Veszprem, no tan lejos del lago Balatón. Tiene lugares para nadar, la gente es tranquila y amigable, las misas se traducen al inglés, hay un ambiente "rústico" y algo de "histórico", muy agradable: el lugar está en Hondur...perdón, en Hungría, y lleva el nombre de Pápa, acentuado en la primera "a", aunque suena distinto a, por ejemplo, "Co-ma-ya-gua", un lugar hondureño convertido en base militar estadounidense durante los años '80. No: en Pápa, Hungría, las cosas se hacen con un toque menos bananero y más turístico. De tarjeta postal, no de desnutridos.
El lugarcito pintoresco existe como base desde 1936, fue usado por los alemanes, y de 1945 a 1961 por los soviéticos, que finalmente se fueron. Ya se sabe lo fieros que son los descendientes de Petofi: no les gusta quedarse atrás y desde los años '90 se preguntaron si la base ésa no sería de utilidad para alguien más. Termino siéndolo. En la ciudad húngara de Pecs fueron más honorables: pidieron que la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, no les fuera a colocar un radar y convertirlos en blanco de quién sabe qué (un ataque de Kim Jong-il por Twitter, a lo mejor). Pero Pápa es Pápa: desde 2001 se echó a andar en el marco de la OTAN un Programa local de Desarrollo de Infraestructura, fueron llegando unas 2000 personas para acondicionar el espacio y, por fin, en 2007, con la presencia del ministro húngaro de Defensa, Imre Szekeres, pues Pápa se volvió ficialmente base de la USAF, que en hondur...en español se traduce por Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Pápa ha servido para el transporte logístico hacia Irak y Afganistán, y para que no se hable mal, incluso para llevar ayuda humanitaria a Haití: en efecto, la base se acondicionó para aviones enormes, capaces de llevar una carga de 77 toneladas recoriendo hasta 4 mil 450 kilómetros. Esos monstruos, escoltados en la pista por unos impecables soldados hondure...húngaros, el día de la inauguración, se llaman Boeing C-17 Globemaster Plane III.
Gracias a esta iniciativa, los húngaros tienen 500 empleos. Eso no es todo: sensacional y auténtico, en noviembre de 2009 tuvo lugar en este pintoresco pueblito, de Pápa, un concierto de rock, con la banda favorita de la USAF (United States Air Force, vaya), ni más ni menos que TOUCH N' Go. ¿Qué no dijeron los jóvenes de todos estos país muy europeos que "querían rock"? Pues ya lo tienen, como Hungría tiene su base militar, como Bulgaria y Rumania tienen las suyas, y como Kosovo puede presumir de una propia y enorme.
Hungría no limita ni con Guatemala, ni con El Salvador ni con Nicaragua y, por favor, no se vaya a pensar que nada más están como los ministros de la República de Hond...Checa, perdón, solicitando que Estados Unidos les de su limosna. No: lo dijo ese día Szekeres, hay que agradecer "la confianza que Estados Unidos depositó en Hungría". !Gracias!