Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

sábado, 27 de noviembre de 2010

AHI SE QUEDAN EN SAN CUILMAS...

Tal parece que el presidente ruso, Dmitri Medvedev, nacido en 1965 y fanático de Slade, Led Zepellin y Deep Purple, hizo propuestas en la reciente reunión de la OTAN, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, en Lisboa, para compartir el escudo antimisiles que quiere crear Washington en Europa. Medvedev habría sugerido hasta dividirse el escudo por zonas, para parar los misiles según de donde vinieran. En tiempos soviéticos, no se podía proponer acuerdos por la libre y confundiendo el título personal, la representación de un país y el ruido de Led Zepellin. Las superpotencias se habían comprometido a no crear escudos antimisiles y los tenían reducidos a dos pequeños lugares, uno en el norte del estado de Dakota, en Estados Unidos, y el otro en la región de Moscú. Estados Unidos acataba. Desde que desapareció la Unión Soviética, la idea del escudo antimisiles, en vez de desaparecer, se amplió. Medvedev ha cedido en otras cosas, por ejemplo dándole a Noruega derechos sobre el mar de Barents, lo que nunca había ocurrido. En Lisboa, el presidente ruso actuó sin consultar y ahora los militares rusos están analizando de qué se trata: los madrugaron en casa. Entretanto, el huésped del Kremlin, muy de su generación, sigue como disco rayado o como disco de Deep Purple ofreciendo luchar contra el totalitarismo y desestalinizar a la Federación Rusa. El actual primer ministro ruso, Vladimir Putin, ya había dejado en claro que la masacre de más de dos decenas de miles de militares polacos en Katyn en tiempos de la última guerra mundial fue culpa soviética. Ahora, con Medvedev, de lo que se trata es de ir más lejos y pedir perdón. No nada más ceder en lo real; también hay que ceder en lo simbólico hasta donde se pueda. El día que caiga un misil en Moscú, Medvedev lo recibirá cantando "Stairway to heaven" y con un discurso en la Plaza Roja sobre las diferencias entre el ritmo del baterista y el de la guitarra eléctrica. Para que no lo acusen de totalitario.
Michael Moore propuso alguna vez para la presidencia estadounidense a Oprah Winfrey, pero ni es necesario. Barack Obama nació en 1961, así que es también de una generación que considera que todo está en saber acomodarse y no defender nada que ponga en riesgo el acomodo. El padre adoptivo del actual presidente estadounidense, Lolo Soetoro, fue hombre del general indonesio Suharto (mientras el padre biológico de Barack tenía entre sus amigos a agentes secretos estadounidenses en Kenia), quien, mediante un golpe de Estado, derrocó a Sukarno y se llevó la vida de alrededor de un millón de indonesios, muchos de origen chino, acusados de comunismo. ¿Es legítimo matar a cerca de un millón de personas por la sospecha de que son comunistas? Porque, de lo contrario, se espera que Estados Unidos pida perdón. O que los Clinton no vuelvan a aceptar en su campaña dinero de gente allegada a Suharto. La madre de Barack Obama, Ann Dunham, trabajó a finales de los '60 en Indonesia en la USAID (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), tapadera de la Central de Inteligencia Americana para limpiar de restos comunistas a islas indonesias como la de Java. ¿Hippie? Ni tanto, puesto que la antropóloga Dunham se encargaba del equivalente de lo que en América Latina fue la Alianza para el Progreso contra Cuba.
La generación nacida en los años de Medvedev y Obama podrá acomodarse como quiera y con el ruido dizque musical que mejor le convenga: en claro, lo que está diciendo es que sus mayores rusos se equivocaron de cabo a rabo y que los matos estadounidenses no, ni tienen de qué pedir perdón. Entiéndase: es normal matar a un millón de indonesios y hay que pedir perdón en repetidas ocasiones por la muerte de poco más de 20 mil polacos. Las cuentas son claras. Tan claras como las que seguramente alguien pagó para que la delegación georgiana en la reunión de la OTAN en Lisboa se comprara a 80 "sexoservidoras" que amenizaron en el hotel hasta que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, se exasperara por el ruido de los caucásicos. Los de Georgia entienden rápido de qué trata lo que los otros toman por acomodo a los nuevos tiempos.

sábado, 20 de noviembre de 2010

LLAME, NOSOTROS VAMOS....

¿Se mete a la tina y se encuentra con buques norcoreanos?¿Se ha sentido irritado últimamente con los discursos del presidente iraní sobre el Holocausto?¿Trata de pasar por Yemen y se le cruzan piratas somalíes ?¿No se atreve a tener un gato persa por temor a que sea atómico?¿Siente que tiene un trastorno Obsesivo-Compulsivo, o TOC, porque repite varias veces al día "Obama os ama"?¿Se queda dormido cuando lee las reflexiones del comandante? La nueva Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, le ofrece sus mejores servicios de seguridad contra estos y muchos otros problemas. !La OTAN tiene algo para Usted! Como lo dijo su secretario general, el danés Anders Fogh Rasmussen, "el negocio de la OTAN es la defensa". Usted ya tiene cómo defenderse.
El mensaje ya lo había entendido Tatiana Rogozina, esposa del representante ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin. La señora Rogozina sabe que la OTAN ha buscado un nuevo concepto, por lo que circula en Youtube un video en el cual la mujer en cuestión le propone de todo a su amante esposo, que tararea lo que canta Rogozina como quien inaugura una nueva era de la geopolítica mundial. El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, es tan diplomático y tan secreto que ni él mismo sabe lo que hace: acaba de decretar en Lisboa el "fin de la Guerra Fría". ¿Esta vez sí? Porque la Guerra Fría se ha cancelado ya en varias ocasiones. Barak Obama, el presidente estadounidense (cuyos padres, incluido el adoptivo, deben saber de Guerra Fría, puesto que trabajaron en los años '60 en Indonesia para la Central de Inteligencia Americana-CIA), dijo en Lisboa: "vemos a Rusia como un socio y no como un adversario". Anders Fogh Rasmussen fue más lejos: "enterró los fantasmas", se dice en la prensa, pero incluso "los exorcizó". Algo similar a lo que hace la señora Rogozina en los jardines de la residencia diplomática rusa ante la OTAN: lo exorciza todo, absolutamente todo, con un aire de "pruébelo, no se arrepentirá". En fin, el flamante mandatario estadounidense e hijo de agentes de la CIA, según lo investigado por Wayne Madsen, se ha adjudicado la próxima gran cita de la OTAN: en Estados Unidos, en el año 2012.
Rusia, se dijo, podría ser "socio preferente" de la OTAN. ¿Porqué no darle una probadita? Según el secretario general de la OTAN, esta y Rusia "podrían cooperar en derribar un misil que viene". ¿Siente usted que un misil se sirige a su casa?¿No se lo han dicho pero usted lo intuye? Algo así les pasa a veces a los rusos: sienten como si un misil se les viniera encima. Bien, es que ha llegado la hora de cooperar. Venga de donde venga, a ese misil hay que derribarlo. Ahora. En su reunión de Lisboa, la OTAN acordó crear en una década a más tardar el escudo antimisil que abarcará a toda Europa. Toda. Si un portugués está pescando en las costas del Alentejo y siente que "un misil viene", no tendrá más que marcar al 01 800 NATO para que el cohete sea detenido en pleno. Los rusos no pueden perderse de una maravilla como ésta. Lo peor que puede pasarles es que, cuando el misil vaya en dirección de Moscú, el 01 800 NATO esté ocupado porque Anders Fogh Rasmussen y Tatiana Rogozina están estrechando relaciones.
!Ah! En la reunión de la OTAN en Lisboa, un chiflado, el ministro alemán de Relaciones Exteriores, de nombre Guido Westerwelle, preguntó que para qué sirven 200 bombas atómicas en Europa -todavía están ahí- si la misma Europa va a tener un escudo antimisiles que la protegerá de cualquier ataque externo. Anders Fogh Rasmussen fue claro: "en un mundo nuclear se requiere de disuasión". Es decir, hay que disuadir de cualquier ataque y, una vez logrado ésto, hay que poner un escudo contra un ataque sobre el que se sabe que no se producirá, porque el atacante, si está en desventaja, lo pensará dos veces. Por ejemplo, antes de lanzar un misil contra la isla de Creta, Irán tal vez piense que es mejor no recibir en respuesta 200 bombas atómicas en suelo iraní. Parece que Westerwelle no entendió bien la idea  y el nuevo concepto que maneja la OTAN, que brinda seguridad con todas las comodidades y las garantías. Es lo que en Lisboa se llamó "un nuevo concepto estratégico". Recuerde: 01 800 NATO, velando por su seguridad y la de sus seres queridos. Siéntase como un ruso, sea socio preferente. Inscripciones abiertas.

sábado, 13 de noviembre de 2010

EL GENIO Y LA BOTELLA

Turquía es un país que ha sido invitado a participar en el escudo antimisiles europeo que planea Washington junto con la Organización para el Tratado del Atlántico Norte, la OTAN. Según Leonid Ivashov, presidente de la Academia de Asuntos Geopolíticos rusa, meter a Turquía es otra vez colocar en aprietos a Rusia, que no tiene modo de defenderse de un ataque grave como no sea con armas nucleares.
El ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, ya declaró que su país no quiere problemas con nadie. Lo que se llama "nadie", así que Ankara aceptaría el escudo siempre y cuando no se designe a ningún enemigo en particular: ni Irán, ni Siria ni Rusia. Es decir, el escudo deberá tener por función proteger a los turcos de "nadie", con tal de que no salga el genio de la botella. Turquía no quiere problemas con Irán e incluso, hace algún tiempo, medió con Brasil para buscarle solución a los problemas occidentales con Teherán. Es más, Turquía ya dijo muy fuerte que no quiere vuelta a la Guerra Fría, ni clima psicológico parecido, y que Ankara además no se considera amenazada por nadie. Razón por la cual, insistamos, el escudo deberá específicamente defender a los mustafás y los kemales contra los ataques de "nadie".
Si mañana "nadie" ataca a Turquía, obviamente será peor, porque viniendo de nadie nadie es responsable, nadie puede asegurar nada y nadie sabe. Así que, con tal de evitar que salga el genio de la botella, Recep Tayyip Erdogan, Primer Ministro turco, ha puesto condiciones para el "sí" turco: que todos los países de la OTAN estén en el escudo antinadie, y que este mismo escudo proteja absolutamente todo el territorio turco, no nada más una parte. No es posible determinar un ataque de nadie. Lo único claro es que la idea de decir "no" al escudo antinadie no es posible: ¿quién puede garantizar que nadie se conduzca de modo civilizado?
El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, anda buscando formas de cooperar, pero no contra nadie, sino a favor de todos. También, contra las amenazas globales. De hecho, hace poco Moscú pidió que esas amenazas sean definidas, precisadas, pero nadie contestó. Bueno, Lavrov tampoco querrá que el genio salga de la botella: Lavrov propone un escudo que "convenga a todos", de tal modo que todos puedan defenderse de nadie. !Todos contra nadie! Suena genial... Si ésas son las formas de que el genio no salga de la botella, que no salga: nadie sabe en qué estado pudiera salir de la botella, si sale de ella, ni qué tipo de incoherencias suelta la gente que está en la botella al momento de que se destapa el corcho. !Salud!

sábado, 6 de noviembre de 2010

SE VENDE CASA, INTERESADOS COMUNICARSE A BELGRADO AL No...

Para quien esté interesado en otra cosa, es decir, en descubrir todos los montajes que hizo Occidente para justificar su intervención en los Balcanes, no está de más consultar el sitio www.slobodan-milosevic.org
En este sitio, actualmente se da cuenta pormenorizada de la defensa de Radovan Karadzic ante sus acusadores occidentales.
El nuevo presidente serbio, Boris Tadic, psicólogo, acaba de estar en la ciudad croata de Vukovar, para pedir perdón por lo que ocurrió en el lugar en 1991: por lo menos 200 habitantes fueron asesinados a mansalva por paramilitares serbios y probablemente con protección del entonces todavía ejército yugoslavo. Es de esperar que Croacia pida a su vez perdón por haber corrido a absolutamente todos los serbios de Croacia, muy en especial a los que vivían en la región de Krajina. A los serbios que no quisieron irse, porque habían vivido en el lugar desde hace mucho (siglos, si se cuentan a los antepasados), los croatas los mataron, y punto. Así que es de suponer que muy pronto los hermanos croatas pidan excusas a sus hermanos serbios.
Boris Tadic, psicólogo y presidente de Serbia, también estuvo hace poco en Montenegro.Fue la ocasión de que se encontraran los hermanos serbios con los hermanos montenegrinos. Ahí dijo el susodicho Tadic, que no hay inconveniente en que Montenegro entre a la Organización para el Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, con lo cual por cierto se acabó la salida al mar para los serbios. Tadic dijo que su país va a seguir otro camino, pero que Montenegro puede hacer lo que decida. Dicho sea de paso, Montenegro, el gran candidato a entrar próximamente a la OTAN, expresó que la entrada al organismo militar será un beneficio para Rusia. Es muy lógico pensar que la entrada de Montenegro a la OTAN provocará la algarabía en Moscú.
En julio pasado, la Corte Internacional de la Haya expresó que la independencia de Kosovo en 2008 no violó la legalidad ni el Derecho Internacional. ¿Para qué complicarse la vida? Si algo va contra el Derecho, se quita el Derecho y ya, no se ha violado nada. Así que Serbia, a finales de septiembre pasado, reconoció que la independencia de Kosovo, pues no violó la legalidad internacional. Tadic, psicólogo y presidente de Serbia, tal vez tenga explicación para este tipo de fenómenos. Serbia acepta lo que sea con tal de que algún día se la admita en la Unión Europea y se le dé dinero. A los serbios de Kosovo -los que quedan- poco les falta para que los saquen a patadas, como se ha estado haciendo con los gitanos (!en Kosovo, no en Francia esta vez!). Es de esperar que en cualquier momento Boris Tadic, psicólogo, y presidente de Serbia, considere que los gitanos de Kosovo son bienvenidos: en Bélgica, Alemania y países por el estilo. En cuanto a los serbios de Kosovo, sin defensa ninguna ni estudios de psicología, prefirieron esperar y pedir tal vez la nacionalidad rusa.
Tadic nació en Sarajevo. Podría excusarse con los musulmano-bosnios e ir de paso a Herzegovina, al puente de Mostar, a orar por los croatas muertos en el lugar.
¿Porqué Tadic no vende de una vez el palacio presidencial serbio? Sería una excelente oportunidad de hacerse de un pequeño capital que demuestre solvencia ante la Unión Europea. En estos días acaba de anunciarse que el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, está interesado en invertir en el sector maderero kosovar. ¿Porqué no ofrecerle el palacio presidencial de Belgrado, capital serbia? Este tipo de intercambios se estila bastante entre los países africanos.