Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

viernes, 28 de diciembre de 2012

DIVISION COMUNISTA EN RUSIA

Rusia guarda con su pasado comunista una relación errónea, al cabo de décadas de ignorancia y de mentira, aceptada con tal de entrar al consumo. La compensación es una idea de grandeza (aunque no imperial), que está presente por igual entre algunos comunistas y entre quienes defienden o quienes atacan al supuesto "zar" Putin, el actual presidente ruso. Esa idea no es ajena a la religión.
     Hace ya rato que el líder comunista ruso Guennadi Ziuganov ha retomado esta idea no muy alejada del "chovinismo de gran potencia". Dentro del Partido Comunista de la Federación Rusa, algunos miembros han advertido que la línea muy poco tiene que ver con el comunismo, y menos aún con el marxismo. Varios dirigentes de ese partido (Yegor Ligachev, Vladislav Yurchik, Valentin Nikitin, Liubov Oleinik, Tatiana Gudima, entre otros) han criticado a Ziuganov por sus dogmas religiosos (que salen de la esfera de lo privado), por el "nacionalismo burgués" y por descuidos que han llevado a la principal fuerza opositora rusa a perder adherentes. Ziuganov da la impresión de estar más apegado a la supuesta "grandeza rusa" y a símbolos que a valores más igualitarios, propios del internacionalismo. Admirador de Ivan Ilyn, exactamente como Vladimir Putin, el líder Ziuganov parecería haber pasado a formas de compromiso y hasta de oportunismo ante el rumbo del gobierno. A falta de formación política sólida, Ziuganov se ha caracterizado por bandazos y por discursos más o menos grandilocuentes, pero incapaces de canalizar el descontento real de algunos sectores de la sociedad rusa. Aunque hay gente interesada en los destinos ciudadanos de Rusia y contraria a ir a refugiarse en la religión, Ziuganov prefiere las visitas al templo de Cristo Salvador -mezclado con Stalin y el "Che" Guevara. Basta con oir a Ziuganov para comprender que esta "grandeza" es defensiva y llena un vacío.
    También los hay dispuestos a glorificar a Putin, siempre con la idea compensadora de grandeza. Esta idea tiene en parte su origen en la última guerra mundial y sobre todo en el sovietismo, más en tiempos de Leonid Brezhnev. En nada ayuda a situar a Rusia en el mundo, donde Moscú sigue dando sus propios bandazos. Tampoco ayuda mayormente la ignorancia de Putin sobre el bolchevismo y una parte de la historia soviética.

jueves, 20 de diciembre de 2012

QUE DE RARO TIENE

Los Hermanos Musulmanes forman una parte importante de la oposición al régimen sirio. Esa organización ha cobrado fuerza en distintos países árabes.
     En plena regresión, se va instalando en el poder una fuerza religiosa aliada de Estados Unidos. Los Hermanos Musulmanes fueron fundados en 1928 por Hassan al-Banna, y sirvieron de ariete contra el comunismo y contra los nacionalistas en el mundo árabe. En 1954, Said Ramadan, yerno de al-Banna, era el principal organizador internacional de los Hermanos: como tal, se granjeó el apoyo de la Central de Inteligencia Americana, la CIA. Los Hermanos Musulmanes fueron utilizados en Egipto como ariete contra el régimen de Nasser. Hoy, también desde Egipto, la organización ha hecho llamados abiertos a derrocar al régimen sirio de Damasco. Lo que comenzó como organización anticomunista se transformó en algo contrario a cualquier forma de nacionalismo contrario al imperio.
    El sheik Yussef al-Qardaui, qatarí de origen egipcio, cercano a los Hermanos Musulmanes, declaró hace poco tiempo que "Moscú se ha convertido en enemigo del Islam y de los musulmanes, un enemigo número uno, y (que) Rusia es responsable de la muerte de civiles en Siria". El teólogo sunnita rogó a Dios para que "destruya a Rusia, China e Irán", que serían "los peores enemigos de los musulmanes y los árabes". El sheik llamó antes a una guerra santa contra Kadhafi en Libia.
     Las agresiones directas contra residentes rusos y ucranianos en Siria ya han comenzado, como ocurrió con el secuestro de la periodista (de Ucrania) Anhar Kochneva. La oposición ha dicho que los rusos son un "objetivo legítimo". Los intereses estadounidenses y los de los fanáticos están en sintonía.
     Lo que comenzó como cruzada contra el comunismo es hoy un ataque en regla contra toda forma de defensa de la soberanía y de nacionalismo, así sea moderado. Es también un ataque contra la tolerancia y el laicismo y el regreso al arcaismo. Lo mejor que ha conseguido Estados Unidos es colocar el debate en los términos que le convienen, puesto que pareciera que es la "lucha legítima de la libertad contra la opresión". Qué de raro tiene: la nación que busca mantener el privilegio de ser la más poderosa se alía con el conservador. Y el religioso cree: "In gold we trust".

miércoles, 12 de diciembre de 2012

BISNEYLANDIA

Como ya pagó el impuesto, ya se compró al Estado. Lo idóneo es que el impuesto sea lo más bajo posible, para comprar barato. Todo el problema del Estado radica en lo que puede exigir el que paga sus impuestos. Como es una compra, da derechos: o recibe el servicio, o el comprador ladra y hasta muerde. Comprarse el Estado es disponer de él.
     Si hay "demasiado Estado", es desde estalinista hasta burocrático. Lo que significan estas palabras importa un comino. Es un "costo" y nadie compra al Estado para pagar dos veces. O el Estado queda a disposición luego de la compra, o estorba.
     Para que no estorbe, lo mejor es abaratarlo. El trabajito lo hace de maravilla la izquierda sesentaiochera, puesto que pide libertad y un derecho tras otro. Cuando se trata de rebajar a Milosevic, Hussein, Kadhafi o Assad, basta con soltar la especie de que son "dictaduras". Lo que esto significa no cuenta en lo más mínimo. De lo que se trata es de que el habitante occidental promedio no paga impuestos para que lo repriman, lo "amenacen", lo coarten, le impidan hacer "lo que le da la gana" (pues ya está pagado) y disponer del Estado, la soberanía y demás "cosas" (que se compran). Ya pagó: lo que impide la libertad de disponer de lo comprado es por definición "autoritario". Si el costo es muy alto, hasta es asunto "totalitario". La variación de la calificación sigue al precio.
     Así que cuando el imperio ha decidido el "lo compro" (como en el juego de Monopoly), el de izquierda es el primero que sale en defensa de las libertades (la de comprar, primero) y los derechos (sobre la mercancía). El imperio pone las armas. La izquierda sesentaiochera pone el humanitarismo, una religión para redimir a todas las pobres sociedades civiles inocentes víctimas de la opresión...y la falta de libertades individuales y derechos, claro está, puesto que, gracias a esta visión redentora, el planeta entero debe ser de propietarios "yo hago lo que me da la gana si ya pagué". El imperio manda. Y los esclavos sueñan con ser mandones. La izquierda sesentaiochera llega a la fiesta con el feeling. Wikileaks y Anonymous ya se prestaron a las "revelaciones sensacionales" sobre los tratos del régimen sirio con Occidente. Si no hay trato (como en Norcorea), malo. Y si lo hay (Noriega o Hussein), malo. Si lo hay pero no lo hay, peor (Putin).
     Como ayer fue el Milosevic, o luego el Hussein y después el Kadhafi, mañana podría ser el Putin. ¿Qué, no nos compramos Rusia en los años '90?¿Dónde se han visto mercancías que oponen resistencia a ser compradas?
     Vamos: casi casi se compraron 13 colonias sin mucha violencia; se compraron la Luisiana; se compraron Alaska; se quedaron tranquilamente con Oregon y medio México. Una nación hecha de compras. El estado-nación: ¿cuánto es?
     Una izquierda maravillosa, en la vanguardia de todo, hace las veces de libertad tipo Daniel Boone. Se adelanta a vender la idea de la libertad y, si no se la compran, rebaja a la víctima que no quiere su propia salvación. Entonces llega el gringo a comprar en descuento.
     "El mundo sigue siendo un lugar peligroso" quiere decir que sigue habiendo gente que no entiende que podría lograr su salvación con solo aceptar ser esclava del comprador-propietario que ya pagó. Obama sí lo entendió. Y la socialdemocracia tipo Hollande también. Por algo les dieron el Premio Nobel. Ya pagaron. Están en su derecho de hacer hasta cochinaditas.

viernes, 7 de diciembre de 2012

EL BISNE

El Ejército Sirio Libre -un grupo de terroristas contrario al régimen de al-Assad- difundió en estos días un video en el que amenaza con usar armas químicas contra los alauitas. Es una provocación, aunque sin importancia para la opinión pública occidental: los amigotes de Washington y unas cuantas capitales europeas están dispuestos a usar armas de ese tipo, pero el régimen de Damasco está advertido de que no lo haga (y difícilmente lo haría).
     Cuando intervino en Libia, la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN) lo hizo en nombre de la defensa de la población civil. El líder libio Kadhafi fue advertido de no atacar a civiles, mientras que la OTAN lo hizo tranquilamente: en la ciudad de Sirte, por ejemplo, se sabe hoy que los occidentales y sus aliados fanáticos islamistas masacraron a civiles, ejecutaron a heridos en hospitales, quemaron viviendas y no quedó infraestructura en pié, ni un edificio intacto, luego de ataques con cohetes y morteros. Los civiles que trataron de rescatar a heridos también fueron atacados.
     No es asunto de mentira ni de doble moral. Si así fuera, habría tal vez indignación. El "principio" es otro. Cualquier resistencia -con o sin armas químicas, civil o no- es un costo. Por lo tanto, prohibirle al enemigo apoyarse en civiles o usar determinado tipo de armas es abaratar costos. En cambio, si el aliado lo hace, es ganancia y se maximiza. Occidente puede usar uranio empobrecido en Kosovo, Afganistán, Iraq y Libia, y sus fanáticos armas químicas en Bani Walid, en Libia: es rendidor y eficaz. Al final, aparecen las empresas estadounidenses a reconstruir lo que los bombardeos occidentales destruyeron. La guerra es un negocio.
     Y si la guerra es un negocio, hay que vender caro y comprar barato. Las amenazas son inventadas: no hubo armas de destrucción masiva en Iraq, ni amenaza real de Kadhafi, ni hay indicios serios de que el régimen sirio vaya a usar armas químicas (dicho sea de paso, Rusia advirtió muy claramente contra esta muy remota posibilidad). Así lo han reconocido incluso militares estadounidenses, como Lawrence Wilkerson, un coronel retirado que fuera cercano a Colin Powell.
     De lo que se trata, con la amenaza fabricada, es de comprarse a la dizque opinión pública: la amenaza fabricada aparece como costo, y para que esa opinión no lo pague, se le ofrece seguridad y protección. La "opinión pública" occidental compra seguridad, algo así como un "seguro contra riesgos" (un "seguro contra armas químicas" o lo que se parezca), y paga: el pago consiste en no ver, no darse cuenta y en no saber (es un no querer saber, puesto que el asunto "ya está pagado"). Como los muertos los ponen otros, esa dizque opinión pública sabe que la seguridad se la compra a buen precio, tan bueno que cualquiera que la haya adquirido piensa que puede venderse a sí mismo caro. Lo que cuenta es hacer una operación rendidora, "la diferencia", gracias a la cual hasta el último de los últimos y de la peor ralea -el del perro, la señora de la casa, los niños y el automóvil 4x4- se cree que puede venderse caro, aunque sea porque cree comprar barato. El mundo es un Buen Fin, un Black Friday y uno se compra hasta la seguridad de que el golpe lo recibirá otro y no será devuelto. "Uno" se compra ser "alguien" sobre la diferencia de precios y la guerra es "business as usual". ¿Ok, my friend?
     ¿What's the matter with you?
     ¿What do you think you do?

jueves, 6 de diciembre de 2012

CAOS CONTROLADO

El capitalismo podría haber entrado en una fase en la cual no le interesa resolver problemas. Le interesa sacarles partido o provecho, como se quiera decir.
     Si hay guerras, no se las erradica. Se las gana y se obtiene ventaja, como ha ocurrido desde Iraq hasta Afganistán (pasando por los Balcanes), donde Estados Unidos no ha perdido mucho. La guerra se financia entre varios, los muertos los ponen otros, las bases militares las asegura Washington y las corporaciones se llevan las riquezas.
     Si hay vicios, como la droga, no se erradica la adicción ni el consumo: se busca organizar y monopolizar la producción y sobre todo el tráfico, como lo ha hecho Estados Unidos en Afganistán y desde Kosovo.
     Si hay otros vicios, como la prostitución, no se la erradica: se la padrotea.
     Naomi Klein ha demostrado que si hay catástrofes naturales, se aprovecha para algún nuevo negocio con lo que esa autora llama la "doctrina del shock".
     Si hay homosexualidad, tampoco es un problema (salvo en Rusia: está proscrita). Se crean lugares "gay friendly" para que unos consuman y otros vendan en este "nicho de mercado".
     Si hay fanatismo religioso, desde el talibán hasta Libia, ni siquiera se lo combate frontalmente: se lo utiliza para beneficio propio y, llegado el caso, se lo encumbra al poder.
     Cualquier vicio se vuelve virtud si permite sacar provecho. ¿Alguien se enfermó? Un ingreso para el médico y otro para la empresa farmaceútica. Con lo que el Producto Interno Bruto mejora cuando aumentan los enfermos.
     Lo que no parece haber quedado claro es que pudiera estar ocurriendo lo mismo con la economía. Si hay crisis, no se resuelve. Se lucra con ella. La "administración de la crisis" importa más que una solución: si la hubiera, se perderían los empleos de quienes gestionan los problemas en los organismos internacionales y otros. Y si se pierden empleos, no hay ingresos ni consumo.
     La socialdemocracia resolvió -en parte- algunos problemas sociales mientras se vió obligada por el comunismo. Si no la obligan a atender auténticas necesidades sociales, no lo hace. Estados Unidos, con Franklin D. Roosevelt, únicamente consiguió salir del todo de la Gran Depresión mediante la guerra.
     Lo mejor está en haber hecho que muchos se crean que sacar provecho sin atender realmente nada que no sea lo propio -salvo para ganar- es lo mejor. Después de todo, cualquier problema es, como se estila decir, un "costo social" o un "costo humano". En el capitalismo se está para lucrar al menor costo, no para asumir costos renunciando a lucrar. Ningún gringo lo haría.

domingo, 2 de diciembre de 2012

ANTISOCIALES EN CUBA

La moda de los buchones ya llegó a Cuba. No es cosa exclusiva de Cuba, puesto que la majadería está a la orden del día en Occidente, como "estilo" e incluso símbolo de estatus.
      Osmani García (el "Malcriao") es un reguetonero cubano que causó escándalo con su videoclip "Chupi chupi", fácil de encontrar en Internet. Cerca estuvo García de colarse en un concurso oficial (los premios Lucas al audiovisual), pero parece que una parte de la intelectualidad cubana reaccionó y enfiló contra este tipo de "música", si lo es. Ni la bloguera Yoani Sánchez se atrevió a defender este reguetón, todo un éxito entre los jóvenes cubanos.
      Osmani García se defendió, recordando que el "Chupi chupi" reguetonero estuvo seis meses en la popularidad más alta de la música cubana.
      María Córdova, académica de Ciencias sobre Arte y de Musicología, criticó el machismo del videoclip y que muestre la relación sexual como "la que se abordaría con una prostituta". En esta misma perspectiva, la intelectual Graziella Pogolotti afirmó que el videoclip ofende a la mujer. El ministro cubano de Cultura, Abel Prieto, criticó el "éxito fácil y esfuerzo barato" que hay en este tipo de música. El rotativo Granma señaló que es el triunfo de la vulgaridad.
     Osmani García se defendió, luego de un éxito atronador en Miami. García le escribió a Abel Prieto reivindicando el derecho de los jóvenes cubanos a decir lo que piensan. "Uno no puede cambiar lo que piensan los demás", sostuvo García, cuyo video piensa lo siguiente:
      Dame un chupi chupi
      Que yo lo disfruti
       Abre la bocuti
      Trágatelo tuti
El pensamiento Osmani es de una profundidad inigualable. Gracias a este pensamiento, hoy toda Cuba sabe lo siguiente sobre el Gran Líder (el musical):
       En la cama me pongo como Godzilla
       Estoy echándote pila
       La cama de mi cuarto se alquila
       Introdúcete en la fila
       Osmaní (obras completas)
El pianista Frank Fernández fue más contundente: "me inquieta -dijo- que hay dos o tres generaciones a las que costará salvar del mal gusto".
     Hay algo extraño, como si la enseñanza cubana estuviera fallando gravemente. Como muchos buchones mexicanos y sus imitadores clasemedieros, y como tantos "artistas" occidentales, Osmani García no sabe cuál de las dos cabezas es la que piensa. A la confusión le llama arte y cualquier día de éstos dirá enojado que las ideas, a él, sí se le paran.
     Al menos en Cuba hay quien llama la atención sobre unas cuantas generaciones con tendencias antisociales. En Occidente, es parte de la libertad de expresión:
     De plastilina
     Mi china
     Vámonos directo p'a la cocina
     P'a que se bote la adrenalina
     Dame un chupi chupi en la cocina
  Todo un hit en Miami. Con las ideas a reventar.

viernes, 30 de noviembre de 2012

TU, LA MISMA DE AYER

Algunos gobiernos llamados "progresistas" tuvieron casi siempre como objetivo parar cualquier salida del capitalismo (más una salida comunista) y recrearon la ilusión de que el cambio puede hacerse "dentro" del "sistema". El asunto se convirtió luego de 1989-1991 en la búsqueda de la "tercera vía" y luego en el "centro".
      Algunos países latinoamericanos siguen fieles a este "progresismo" que consiste en meterse al capitalismo por la izquierda -hay carriles para rebasar- y mediante el llamado a las clases medias. Si el capitalismo dice "paguen", pues los centristas pagan. Si el precio es la cabeza del régimen sirio, pagan. Los gobiernos "progresistas" de Argentina, Brasil y Uruguay votaron por una resolución de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas,  del 19 de julio, llamada "La situación en Siria" (documento A/66/L.57), que condena al gobierno de Damasco y abre la puerta a la aplicación de la fuerza. Ecuador se abstuvo. Conviene señalar que a esta resolución se opusieron Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia.
      ¿Qué tenían en mente Argentina, Brasil y Uruguay? Pagar, seguramente. Al poco tiempo, en Sudáfrica, la Internacional Socialista condenó al gobierno sirio. Desde meses antes, esa Internacional pidió abiertamente la partida de al-Assad, la "transición a un gobierno democrático" y apoyo para quienes continúan "arriesgando sus vidas en busca de democracia y una vida libre de opresión". La Internacional Socialista lo consiguió: lo que ayer era ser "bi" o travesti se convirtió en "cambio de sexo", o dicho de otro modo, lo que ayer era "ni lo uno ni lo otro" es hoy apoyo a la delincuencia, una postura transgénero que permite que el terrorista sea un gran luchador por los valores occidentales.
     En efecto,  la Internacional Socialista condenó entre otros supuestos "hechos" las ofensivas gubernamentales contra las ciudades sirias de Homs y Alepo. En Homs, sin embargo, los terroristas habían tratado de crear un emirato islámico en Baba Amro. En Alepo, estos vándalos crearon una "zona liberada" desde la cual persiguen cualquier discrepancia religiosa (sunnitas sufíes, chiitas, alauitas, drusos, ismaelitas y cristianos). El "estilo" es saudiárabe, lo más retrógrado del Islam. Los videos de estos terroristas ejecutando a prisioneros de guerra son de dominio público.
     Seguramente no falte quien interprete como progreso que se haya pasado del genderqueer socialdemócrata a la posición ideológica shemale o kathoey. El presidente francés Francois Hollande ha hecho mucho más que promover el matrimonio gay.  A diferencia del pasado, cuando el autoritarismo obligaba a definirse como capitalista o socialista, hoy se puede tener un sexo de terrorista y una identidad de género demócrata. O un sexo a la izquierda, tipo partido de la rosa socialista, y una identidad de género como de hooligan, tatuado y listo para golpear al que se deje. Es sexy y a la carta.

martes, 27 de noviembre de 2012

ONE GUEY

Vaya, hasta la llegada de la clase media estadounidense, el mundo era un lugar inhóspito.
     Siempre lo fue. Desde la Biblia, diríase que muy poco cambió, salvo por la aparición de la clase media.
     Antes de principios de los '90 del siglo pasado, el mundo estaba lleno de dinosaurios y era algo así como un Parque Jurásico: los menos malos eran autoritarios, y los peores eran totalitarios, gruesísimo. No vale la pena detenerse mucho en el tema. Son cosas del ayer. No había regímenes capaces de crear una gran clase media, a diferencia de la que se volvió mayoría después de la guerra en los principales países occidentales. No hay nada que aprender del pasado: ¿qué habría que aprender de gente  tan mala?
     El único gran ejemplo fue Winston Churchill, para quien la democracia es de lo peor, pero no hay de otra. Sí, somos de lo peor. Pero no hay de otra. No viene al caso tener nostalgia de un pasado horrendo.
     Cuando uno vive en el paraíso, no hay que preocuparse por el futuro, ni nada qué saber de él. El futuro era Nostradamus y este año fue el Calendario Maya. En el pasado las cosas estaban peor que hoy y en el futuro las cosas estarán peor que hoy. Será un apocalipsis, gruesísimo. Así que Churchill tenía razón: aunque somos de lo peor, no hay de otra. Es más, vamos a convertir lo peor en fiesta. Gritemos: "somos de lo peor, somos de lo peor". Sí, sí, sí.
     Fukuyama se queja de que no hay ideas ahora que supuestamente está amenazada la clase media, salvo que la salve Obama. Pero la clase media no quiere saber, y piensa que no hay nada qué saber: ¿de un pasado que estaba de lo peor hasta que llegamos nosotros, elegidos -Her Majesty the Baby- y con una suerte de clase media de poca? Vamos, hay que ser positivos. ¿O saber de un futuro que pinta de lo peor? Ay, no me pongas a pensar ahorita.
     ¿Para qué pensar sobre un pasado de lo peor y un futuro mejor ni se diga? En vez de pensar, conviene disfrutar el presente, gozar, hasta de lo peor: los perros, el coche 4x4, los niños, la tele, el puesto... No hay causas ni efectos. La clase media es el Fin de la Historia. Así que sí, salvemos a una clase de irresponsables que no piensan, no saben ni quieren saber,  que desconocen las causas de todo y no quieren pagar las consecuencias de nada. Démosles crédito. Y no nos asombremos de que la moda sea de adolescente mochilero o tribal, y además, autista, o con espejuelos de imbécil. Salvemos a quienes creen que si se van de la Historia, además será sin pagar la cuenta. Vieja el último.

martes, 20 de noviembre de 2012

ESPERA UN POCO, UN POQUITO MAS...

¿La crisis? Empezó hace ya unos 40 años. Según Olivier Blanchard, economista en jefe del Fondo Monetario Internacional, FMI, la nueva crisis que estalló en 2008 podría prolongarse por 10 años. Nada, una década perdida. Al fin y al cabo, América Latina tuvo la suya en los años '80.
    ¿Japón? Era la potencia del mañana en los años '80. El pronóstico fue tan malo que a la vuelta de la esquina los japoneses se encontraron en una grave crisis, con deflación, cerca de una década. No se han levantado. La economía japonesa no anda lejos de una nueva recesión, y ya no hay moda nipona.
    ¿Los cuatro tigres?¿Los cuatro dragones? Eran la potencia del mañana también en los '80. Hasta que una crisis en 1997 tiró las cosas por la borda, y al poco tiempo, además, Hong Kong cayó en manos chinas. Nadie ha vuelto a decir que el futuro está en el vuelo espectacular de los gansos que siguen al Japón.
    La Unión Europea: !sí! En los años '90, era la potencia del mañana. Hoy, según lo acaba de dar a conocer el portal ruso Odnako, por lo menos 18 de los 27 países de la Unión están en plena decadencia, industrial en particular (Irlanda, Portugal, Grecia, Suecia, España, Letonia y Francia van a la cabeza en la caída). La zona euro, según Odnako, ya entró en recesión por primera vez desde 2009. El asunto va para largo, como en Japón.
     ¿Los BRICS (Brasil, Rusia, India, China más Sudáfrica)? Eran la potencia del mañana. Así lo decidió Jim O'Neil (Director de Manejo de Activos) en Goldman Sachs, en el año 2001, luego de efectos tequila, samba, tango y hasta una crisis rusa en 1998. Mientras China no puede seguir al ritmo de antaño, Jim O'Neil reconoce hoy que India, muy en particular, no dió lo esperado. Pues nada. Según Dominic Wilson, economista de Goldman Sachs, el potencial de crecimiento del grupo BRICS decaerá en la próxima década.
     ¿La tríada (Japón, Europa y Estados Unidos)? Iba a gobernar el mundo. Era la potencia del mañana. Nada. Ni Estados Unidos está a salvo, aunque tiene sus privilegios, que no se mueven.
      El nuevo grupo es el MIST (México, Indonesia, Sudcorea y Turquía). Bueno, México sí es la potencia del "mañana".
     ¿Qué tal el BRICS más el MIST?¿O el G-7 más 1?¿O el G-20?¿O el G-20 más BRICS?
     ¿Ha probado un G-8 con MIST?
     Es Crisis & Deli    
Los pronósticos de los expertos -pagados para gestionar la crisis, no para resolverla- consisten en lo siguiente:
     Dos elefantes se columpiaban
     Sobre la tela de una araña
     Como veían que resistía
     Fueron a buscar a otro elefante
     Tres elefantes...
     Si se tomaran medidas radicales para resolver la crisis, en vez de buscar sacarle provecho, Blanchard, Lagarde y O'Neil no se otorgarían unos sueldos de maravilla por seguirle al pronóstico convertido en cuento infantil, o de nunca acabar (ni modo que se reforme el FMI, por ejemplo):
     Cuatro elefantes...
     Van a ser 50 años de crisis...Pues nada, cinco elefantes, se columpiaban...

miércoles, 14 de noviembre de 2012

YOKO ONU

¿La cultura? Nada serio. Consiste en divertirse. Tomársela con calma. Es entretenimiento. Una manera de no atender nada importante.
     El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, ONU, Ban Ki-moon, no sabe qué hace en el puesto, salvo ganar dinero. Ban Ki-moon declaró hace poco ante Psy, el rapero y pop sudcoreano: "me siento orgulloso de ti. Eres un tipo 'cool' ". Muy en serio, el secretario general destacó el "poder de transformación de la cultura" y estableció una similitud entre la música de Psy y el trabajo de la ONU para "intentar promover valores como el entendimiento mutuo". Millones de personas en el mundo han visto el video "Gangnam Style", de Psy, cuyo nombre es Park jae-Sang.
     El Ministerio de Cultura sudcoreano decidió concederle a Psy la Orden Okwan del mérito cultural.
     ¿Que el presidente Francois Hollande viola la carta de Naciones Unidas al reconocer a una banda de terroristas como los "únicos representantes legítimos del pueblo sirio"? No importa: Hollande tiene Gangnam Style.
    Oppa Gangnam Style
    Op Op, Gangnam Style
    ¿Que Hollande en plena obscenidad declara que quiere "terminar con el régimen de Bashar al Assad"?
    Hollande tiene Gangnam Style
    Oppa Gangnam Style
    Op Op Gangnam Style
    La mafia es cultura, ya que se divierte y paga la fiesta. ¿El entendimiento mutuo? Entendámonos: todos contra Bashar.
    Hollande tiene Gangnam Style.
    La izquierda puede proponer el próximo himno de la ONU:
    "Imagina que no hay países
    "No es difícil hacerlo
    "Nada por qué matar o morir
    "Imagina a toda la gente
    "Viviendo la vida en paz
    Para seguirle al ritmo, Ban Ki-moon podría declarar solemnemente:
    "Espero que algún día te nos unas,
    "Y el mundo será como uno"
    Hollande tiene Gangnam Style
   

sábado, 10 de noviembre de 2012

SIGANLO LOS BUENOS

¿Es posible creerse el cuento de que en Estados Unidos hay ciudadanos?
     La democracia estadounidense es para los fieles de la secta, no para el público. Nadie pide pensar; hay que comulgar. Como lo sugiere Vicky Peláez, de la agencia rusa Ria Novosti, en Estados Unidos hay que tener optimismo y fe divina. Escuchar la verdad no interesa. "Hay que" creer. Es tan fuerte que ni siquiera importa el programa. Obama  no tiene un programa bien definido, según lo sugiere Vicky Peláez. No importa. Barack es "terrific".
     Obama no habla como presidente de un gobierno. Habla como pastor. En Estados Unidos la gente ha "reafirmado el espíritu que ha levantado a este país desde la desesperación más profunda hasta las mayores esperanzas". "Esta noche, en esta elección, predicó el pastor ganador el día del triunfo, el pueblo estadounidense nos ha recordado que, aunque nuestro camino haya sido duro, aunque nuestro recorrido haya sido largo, nos hemos levantado, hemos recuperado nuestro rumbo y sabemos, desde el fondo de nuestros corazones...". "Gracias por creer hasta el final, dice Barack Obama, a través de cada colina y cada valle". He aquí el viejo asunto del pueblo elegido en la colina.
     Free at last, free at last, I thank God I am free at last
     Oremos, hermanos
     Como, según Vicky Peláez, casi 70 % de la población adulta estadounidense es "técnicamente ignorante" (saben leer y firmar pero no entienden lo que leen), hay que mover a los fieles con algo distinto a la lectura de la Biblia.
     Don't take away the music
     It's the only thing i've got
     ""Para los Estados Unidos de América, lo mejor está por llegar".
     Debió agregar Obama: "así que no se muevan de sus asientos".
     La religión está convertida en espectáculo. Los apoyos de Obama fueron Pittbull, de origen cubano, productor musical; Galilea Montijo, la mexicana Chica TV, conductora de televisión y actriz; Ricky Martin, el puertorriqueño gay; o incluso otro de Guadalajara, México, Fher, de Maná, a quien poco le faltó cantarle a Obama "Bendita tu luz".
     Bendito el reloj que nos puso puntual ahí
     Bendita tu presencia
    El pastor predica amor. Como es espectáculo, no hay que pensar, hay que seguir el ritmo. !This will be!
    Signed, sealed, delivered. I am yours. Stevie Wonder, asesor del pastor.
    ¿Quién hace la misa en campaña? DJ Mel. Dios es un DJ
    ¿Qué espera el estadounidense de Obama? I wanna know what love is
                                                                       I want you to show me
Los Clinton ya habían dado el tono: él con el saxo, ellos con "Don't stop", de Fleetwood Mac.
     Agarremos la onda.
     Oremos.
     Let's stay together
No pienses. Agarra la onda. Haz la ola.
     El día que haya un golpe de Estado en Estados Unidos, la junta golpista la asumirá Tavares

martes, 6 de noviembre de 2012

YA NO SEAS CODEPEN-DIENTE

El comunismo no prometía la utopía. A riesgo de equivocarse, buscaba construir el socialismo. Esta palabra está en desuso. Fue convertida en equivalente de "colectivismo". La izquierda tiene poco qué proponer, y no lleva a nada, ni quiere hacerlo: la "utopía", por definición, está en ninguna parte. Otro mundo es posible, a condición de no darle ningún contenido - así que todo es posible y basta con pedir lo imposible, al modo sesentaiochero. El asunto terminó en algo así como "iba para Magdalena, ahora voy p'a donde sea".
     El comunismo no hacía discurso sobre "ricos y pobres". No es "ustedes los ricos" y "nosotros los pobres", ya que no es Pedro Infante, es Carlos Marx, es decir, clases. Entre los ricos hay de todo: burguesía, oligarquía, capital financiero, etcétera, por analizar (piensa, es gratis). Ser pobre no es garantía de nada. Hay pobres honrados, pobres que trabajan, pobres ociosos y hay hasta marginales bastante pobres que se meten a sicarios o a sacarle al patrón lo que se deje . El comunismo defendió a los trabajadores y nunca hizo apología de la Guadalumpen. Lenin decía que Marx había integrado el descubrimiento de la Economía Política inglesa: el trabajo crea valor, y no es igual quien lo crea que quien se lo apropia gratis -dicho sea suavemente- .
     El comunismo, por lo mismo, no se anda con rescates de "todos y todas". ¿Vale lo mismo el ladrón que el honrado?¿El explotador que el trabajador explotado?¿El aprovechado que el ingenuo? No es asunto de ver cómo reparten los ladrones o si sueltan algo para los tontos -que lo son, se hacen o de tanto hacerse terminan siéndolo. !Hi, babe! El comunismo incluía una ética: el inhumano no es lo mismo que el humano. El comunismo se proponía humanizar, no darle rostro humano a la bestia (Mitt) o al bestia (Barack).
    Marx, por cierto, no habló nunca de "izquierda" y "derecha" (ésto a lo sumo viene de la Revolución Francesa), algo que sirve para hacer piruetas sin fin con tal de estar en "el centro". El comunismo no es Blair ni la historia de Bill, la señorita Hillary y el mulato que se compraron. No se trata de estar en el centro de nada, menos de los problemas del capitalismo. Comunismo era independencia.
     Comunismo no es religión: ni comunión, ni secta, ni dogma. Comunismo era futuro, no debate en la última cena para saber "quién fué" (¿fué teté?). El marxismo es una "guía para la acción", según Lenin. Marx no era marxista.
     Comunismo no era andarse con un discurso y comportarse de otro modo (es que tengo familia, intereses que cuidar, un puesto...). Los valores no eran para "mañana", cuando llegue el Hombre Nuevo. Comunismo siempre fue para ahorita.
     Gracias a la izquierda que está en el centro -gracias por tanto amor, gracias por existir-, ya no se puede hablar de capitalismo (diga: neoliberalismo, o "mercado"), ni de socialismo (diga: "utopía"), ni de clases (mejor: queremos la Gran Clase Media Universal), ni de lo que es inhumano (es cuestión de "preferencias", los hay que gustan de lo sado o que son masoquistas), ni de marxismo (es del siglo XIX: o sea, !hello!), ni se diga de leninismo (¿ya viste lo que pasó?), ni de justicia (qué rijosos, mejor que nos den amor y paz), ni de comportamientos que tengan algo que ver con lo dicho (¿yo dije éso? ¿cuándo?).
     Vaya, comunismo no es estar de moda. !Oh come on, guys!!Four more years!
There's a choice we're making
We're saving our own lives
It's true we'll make a better day
Just you and me


   

lunes, 5 de noviembre de 2012

NOMAS MIS CHICHARRONES TRUENAN...

Hace poco, Estados Unidos se mostró muy inquieto ante la posibilidad de que el régimen sirio use armas químicas. En el pasado, uno de los motivos de condena a Saddam Hussein en Iraq fue por el uso de armas químicas contra población kurda.
     La soldadesca que en Libia mató a Kadhafi acaba de meterse a la localidad de Bani Walid, considerada bastión del extinto jefe libio. Según lo denunció Russia Today, en el ataque a Bani Walid los agresores utilizaron fósforo blanco y gas nervioso. Si lo hubieran hecho "Saddam" o "Bashar", sería un escándalo internacional, algo intolerable. Tratándose de aliados de Occidente, no es ningún problema. Ni siquiera se denuncia, y si alguien lo hace, como lo hizo Rusia en Naciones Unidas, el asunto se calla. Lo que en otro es una inmoralidad, a Occidente le viene bien si permite sacar ventaja. Es regla de la competencia: que la competencia no haga lo que hacemos para ganar.
    En la invasión a Iraq, la soldadesca estadounidense usó fósforo blanco en el año 2004, durante los asaltos a Faluya. No hubo piedad con la población civil, como no la hubo en Bani Walid hace pocos días.
    El fósforo blanco es llamado "Willy Pete" (WP, White Phosphorus). Fue usado durante la guerra de Corea y luego durante la de Vietnam. Existen denuncias de que durante el ataque a Faluya se usó también una versión moderna del napalm (MK-77). Los estadounidenses han reconocido el uso de fósforo blanco en Iraq. Esta arma es considerada con frecuencia como arma química.
     Lo que en el enemigo es una cochinada, cuando lo hace Occidente es solapado.
     El reporte que desde Bani Walid le mandó el líder de la soldadesca al jefe Obama, dice:
     "Qué cincos, mi comandante,
     "Del caso estoy cinco tres
     "La carga llegó a Sarkozy
     "Como a las cinco o las seis
     "Traiba la ciento cincuenta
     "La misma de aquella vez"
     Parece que Barack no entendió muy bien, pero dijo: "Ok, guys".

miércoles, 31 de octubre de 2012

MOLDOVA: ROLL BACK

Occidente ha logrado uno que otro punto más en el cerco contra Rusia. Aunque Moldova, un pequeño país fronterizo con Rumania (que albergará parte del escudo antimisiles estadounidense), es legalmente neutral, las autoridades actuales han estado pensando en acercarse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN. La idea es que esta organización ofensiva occidental pueda tener una base militar en suelo moldavo, en la localidad de Bulboaca, entre la capital Chisinau y Tiraspol (capital de la autónoma Transdnistria, habitada mayoritariamente por rusos). Moldova se ha estado fortaleciendo militarmente con ayuda de Rumania y Estados Unidos. Especialistas de estos países entrenan a fuerzas del Ministerio del Interior moldavo y a la Seguridad local. El primer ministro de Moldova, Vladimir Filat, ha insistido en que su país debe ser parte de la OTAN. Rumania es miembro de la OTAN desde hace 8 años.
     Rusia se va quedando en desventaja en el flanco occidental. Como lo prueban las recientes elecciones ucranianas, Occidente no duda ni siquiera en apoyarse en antiguos colaboradores del nazismo, reivindicados por el partido "Svoboda", de Ucrania.
     En el Caúcaso, donde Georgia se rearmó, a Rusia le queda la base de Gyumri (antigua Alexandropol y Leninabad), en Armenia. En esa base militar están oficialmente unos tres mil soldados, aunque el contingente ha aumentado. Occidente cabildea para que los europeos condicionen la ayuda a los armenios a cambio de la retirada de la base, y para acercar a Turquía y Armenia.
     Occidente ha conseguido un gigantesco proceso de "roll back" (reversión), bastante en profundidad, dentro del territorio de la ex Unión Soviética, desde el Báltico y Moldova hasta el Caúcaso y buena parte de Asia Central. Entretanto, la secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, acaba de insistir en la incorporación de Kosovo y Bosnia a la OTAN, para terminar casi de apretar todas las tuercas en los Balcanes. No parece que la OTAN quiera detenerse.
     El número de dispositivos militares rusos en el cordón del territorio ruso es muy limitado. La presencia occidental ha ganado mucho jugando al nacionalismo, o más bien dicho, al chovinismo, y metiendo a Moscú en esta dinámica.

lunes, 29 de octubre de 2012

OTRO MONJE QUE VENDIO SU FERRARI

Mario Monje, fundador del Partido Comunista de Bolivia, dio hace poco su versión de lo que ocurrió en 1967 en el país andino, donde en octubre de ese año cayó  en combate el "Che" Guevara. Monje, quien vive desde hace mucho en Moscú, concedió una entrevista al periodista Víctor Sújov, de radio La Voz de Rusia.
    Monje describe al "Che" como alguien impaciente, fácilmente desesperado, que ansiaba la gloria y era dado a las "jugadas". El "Che" y Fidel buscaban convencer a Monje de que apoyara la guerrilla diciéndole al comunista boliviano: "van a poner tu nombre en las escuelas, en las calles". Con adulación (la misma que le encantaba recibir), parte de la dirección cubana sugería: "llénenle la cabeza de gloria a Monje, pero no cedan en lo estratégico". Esa fue muchas veces la "política" cubana: la adulación por delante y la jugada por detrás, nunca dicha abiertamente, ni consultada, ni sujeta a examen, nada. La mañita. El manoseo.
     Monje creía en la política, y el "Che" fundamentalmente en las armas. "Mira, pongo mis huevos en la mesa, y que me los corten", decía el "Che" ante Monje, "si es que triunfa Allende en las elecciones de Chile". Monje contestaba: "pongo mis huevos en la mesa, y que me los corten, si la guerrilla venezolana triunfa".
     Monje fue culpado de haber dejado al "Che" a su suerte en Ñancahuazu. Después de todo, la jugada no admite críticas. Si falla, es por los prosoviéticos, por la traición de Debray, por el imperialismo y Gary Prado, pero lo demás es lo de menos: la jugada es infalible, nunca se equivoca, y a Monje se le asignó así el lugar de Judas (poco importa: lo que cuenta es que el "Che" sea el precursor de Jesucristo Superestrella de izquierda). La versión que da Monje del último diálogo con el "Che" es otra: "aceptas mis condiciones", dijo el argentino-cubano que quería ser el líder indiscutido, "y si no, te vas". Monje se fue (a informar de lo ocurrido y del peligro que corría el "Che", por cierto, algo que llegó a oídos de La Habana y Moscú).
     O Monje miente, o estamos, como en el caso de la crisis de los misiles de 1962, ante versiones cubanas y occidentales incompletas, con omisiones más o menos deliberadas: buscan, si existen, lo mismo que el "Che", la gloria a costa de la verdad, y hacerse del mito que perpetúe privilegios, puesto que al mártir y quienes lo rodean (hoy, mañana y siempre) todo les es debido. Lo que sea, menos sacar alguna lección y pararle a las "jugadas" con la vida propia y, peor, con la ajena.

miércoles, 24 de octubre de 2012

I LOVE THE BOMB

Hace un par de años, mediante filtraciones de Wikileaks se supo que existen armas nucleares tácticas en Turquía.
     Estas armas forman parte de un arsenal de 180 bombas de este tipo (BF-61) diseminadas en Bélgica, Holanda, Italia y Alemania, además del territorio turco. Gracias a estas bombas, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, podría proponerse alcanzar territorio ruso. En vez de retirar las bombas, Estados Unidos ha estado planeando modernizarlas, mediante un gasto importante que beneficiaría a la empresa de armamento Lockheed Martin.
     Siria ha denunciado recientemente que hay 70 bombas atómicas en la base turco-estadounidense de Incirlik. Hace dos años, se aventuró que el total de bombas tipo B-61 en Turquía podía llegar a 90. Como sea, la presencia de estas armas hace que Turquía viole el Tratado de No Proliferación nuclear, aunque al presidente estadounidense Barack Obama pareció importarle más que haya armas químicas en Siria. Turquía firmó un protocolo en Ginebra en 1925 que prohíbe tener armas como las que Estados Unidos tiene en suelo turco.
     Así como no hay quien le diga nada a Israel, tampoco se reprueba a Turquía. Estas armas nucleares tácticas son un factor de desestabilización. Hay que recordar que, durante la primera guerra del Golfo Pérsico, una lorocutora de televisión pidió casi a gritos que Israel contestara con armas nucleares a los Scud iraquíes. También, el militar estadounidense Colin Powell -el mismo que mintió sobre "armas de destrucción masiva" en Iraq- amenazó en 1991 con un ataque nuclear contra el régimen de Saddam Hussein, si a éste se le ocurría defenderse en exceso.
     Desde la base turca de Incirlik, el embajador estadounidense supervisa la agresión terrorista contra Siria.

martes, 23 de octubre de 2012

¿PATRIA O MUERTE?

En algo coincidieron Kennedy y Castro durante la crisis de los misiles en octubre de 1962. Tomaron la responsabilidad soviética por síntoma de imbecilidad. Y a pesar de que los hechos, no los discursos, prueban que la irresponsabilidad no estaba en la "casta gobernante soviética" (aunque Nikita Jrushov no fuera de lo más inteligente), y que Moscú no utilizó a La Habana como peón.
     Primer cuento: el mundo estuvo al borde del holocausto nuclear por la "amenaza soviética".
     Cronológicamente, esta percepción no corresponde a los hechos. Era Estados Unidos que llevaba una política agresiva contra la Unión Soviética, puesto que, antes de la crisis de octubre de 1962, había misiles en Turquía y órdenes de agredir desde Turquía a la misma Unión Soviética. Turquía -al menos que los mapamundis sean invención de la KGB- está cerca de Moscú, muy cerca. Y muy lejos de Estados Unidos y Cuba. ¿No se valían misiles soviéticos en Cuba, pero hasta hoy en Occidente no se le reclama a Washington sus misiles en Turquía? Claro, yo quiero madrear sin ser madreado.
     Asimismo, Estados Unidos había agredido a Cuba en 1961, en Playa Girón, con mercenarios. En vez de pararla, Washington se preparaba para una invasión directa, con el ejército estadounidense (Kennedy movilizaba a miles de reservistas y la inteligencia soviética alertaba de los planes). Además, Washington agredía con los bloqueos y sabotajes de la Operación Mangosta. El apoyo soviético fue para la defensa de Cuba, no para amenazar a nadie. La historiografía cubana reconoce hoy que Moscú no planeaba agredir a Washington. El desenlace es conocido: la Unión Soviética se llevó sus misiles de regreso y Estados Unidos se comprometió a no invadir Cuba y a retirar los misiles Júpiter de Turquía. Era blofeo: eran misiles algo obsoletos y Estados Unidos prefería cambiarlos por  submarinos Polaris, nucleares.
     Segundo cuento: los fríos burócratas soviéticos utilizaron como peón a Cuba.
     Las investigaciones de la académica rusa Svetlana Savranskaya demuestran lo siguiente, que los anticomunistas latinoamericanos omiten con el jesuitismo de siempre (por ejemplo, sacando de contexto informativo y mutilando las conversaciones Mikoyan-Castro, mientras Fidel omite o no recuerda cuando no le conviene). La Unión Soviética estaba dispuesta, nótese bien, después de octubre de 1962, a mantener armas nucleares tácticas en Cuba.
     Anastas Mikoyan, viceprimer ministro soviético, cambió de opinión cuando Cuba escaló la crisis en noviembre, en vez de enfriarla. Noviembre está después de octubre. Cuba podía defenderse y disuadir sin problema a Washington.
     Esto dijo Fidel Castro, enojado con los soviéticos: "nosotros estábamos dispuestos a morir por la revolución en una guerra nuclear. ¿Quienes creen que somos?¿Un cero a la izquierda?". Al parecer, a Mikoyan le faltó humor, ya que no contestó: "bueno, si usted lo dice, comandante".
     ¿Y qué dijo Ernesto, el Che Pillín? Que en Cuba estaba el ejemplo "de un pueblo dispuesto a inmolarse atómicamente para que sus cenizas sirvan de cimiento a una sociedad nueva". ¿El "Che" no conocía el humor popular? Debió hacer un referéndum entre el heroico público: ¿están ustedes dispuestos a desaparecer de la faz de la Tierra para construir el Hombre Nuevo? !Venga la sentencia!
     Viendo que el asunto era de machismo, "Nikojones" Mikoyan (ya Nikita era mariquita, porque lo que se da no se quita) prefirió retirar en diciembre las armas nucleares tácticas. Fidel Castro hacía caso omiso de los acuerdos, ya que se le pedía nada más una cosa: que se callara. Las armas debían permanecer en secreto. Pero Castro ya estaba peleado a muerte con el silencio.
     Markus Wolf, un espía de Alemania Oriental, cuando alguna vez vió cómo se estila conducir automóviles en Cuba (le faltaba conocer el estilo nica) y oyó decir al chófer "Patria o muerte, chico", respondió desde de la parte trasera del automóvil: "Patria, gracias".
     En fin, si la intelectualidad morena de izquierda prefiere a demócratas estadounidenses (a contrapelo de algunas pruebas históricas) y cuentos por encima de las pruebas (pero qué tal para dárselas de importante)...que les hagan la República de los Bachoco, que es donde parecen tener los idiales (sic). Como los tenía el "Bachoco's" F. Kennedy, un presidente "hot", según cuentan sus biógrafos. !Pero qué guapo era! !Johnny, la gente está muy loca!

viernes, 19 de octubre de 2012

INTERESES RUSOS EN ASIA CENTRAL

Rusia ha seguido perdiendo posiciones en el cordón de la ex Unión Soviética. Hacia la frontera rumana, Moldova se ha estado acercando a la Organización para el Tratado del Atlántico Norte, la OTAN. En el Caúcaso, los cambios políticos recientes no han alterado la decisión georgiana de integrarse a la OTAN, y la única amistad que mantiene Moscú es con Armenia. Occidente ha tenido la habilidad de explotar cada nacionalismo contra Rusia. En Asia Central, Uzbequistán se alejó del esquema de seguridad colectiva, Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, u OTSC.
     Por momentos, pareció que Moscú iba a perder sus bases en Tadzhiquistán, pero finalmente se quedarán: están en Dushanbé, Kuliab y Kurgan-Tiubé. El gobierno de ese país no es muy fiable y está presidido por un mafioso, Emomalí Rajmón. La región de Gorno-Badajshán (45 % del territorio de Tadzhiquistán) sigue albergando a unos 300 paramilitares, y Rajmón decidió intervenir militarmente en julio pasado. El asunto es sencillo: entre Tadzhiquistán y Afganistán hay poco más de mil 200 kilómetros de frontera. Operan el narcotráfico y el contrabando de tabaco y gemas. La región del Pamir es montañosa, de acceso difícil, y separada del territorio afgano por el río Pianzh.
    Kirguistán alberga otra base rusa, en Kant. Es otro país afectado por bandas mafiosas, lo que fue evidenciado en 2010 por disturbios en la localidad de Osh. Aquí, Occidente había promovido la "revolución de los tulipanes" que festejara George Bush Jr, llevando a Moscú a retroceder.
     Mientras Afganistán siga siendo punta de lanza para desestabilizar a Rusia, será importante para ésta conservar posiciones en Asia Central. Uzbequistán es una pérdida, y Moscú no estuvo lejos de verse en mayores dificultades por el amago de chantaje de Tadzhiquistán. Si de lo que se trataba era de "reventar" con mafias al Asia Central ex soviética, ha funcionado bastante bien

jueves, 18 de octubre de 2012

ES QUE NOS MIRO FEO...

Los ataques en Occidente contra el presidente ruso Vladimir Putin son realizados en nombre del bien. Putin, entonces, pasa a ser el mal.
     Como parte de esta campaña, se acusó a Putin de estar detrás de la muerte del ex agente Alexander Litvinenko, aunque luego quedó probado que la pista de la autoría intelectual no conducía al Kremlin. Occidente no se tomó la molestia de reconocer que había un error. Ni siquiera parece haber importado. El asunto consiste en sacar tajada de la campaña contra Putin y no asumir ningún costo. Si el error aparece como costo, no se lo reconoce, aunque ello implica no enmendar -y ser entonces in-co-rre-gi-ble.
     En estos días, se ha resuelto el caso de la periodista Anna Politkovskaya, asesinada en el año 2006: hay cinco indiciados y serán juzgados. La pista de la autoría intelectual vuelve a conducir -como con Litvinenko- al oligarca mafioso ruso Boris Berezovski, quien vive en Londres, y a separatistas chechenos, en particular Ajmed Zakaev (vive en Londres, vaya casualidad).
     Es perfectamente entendible que se lamenten las muertes de Litvinenko y Politkovskaya. Atribuirlas a Putin sin pruebas contundentes es, sin embargo, ir a hacerle el juego al asesino, que está en Gran Bretaña. Berezovski carga con acusaciones de fraude, desfalco y lavado de dinero. En rigor, cargarle a Putin los muertos del oligarca Berezovski es hacer campaña contra Rusia mediante un discurso que es una tomadura de pelo a la opinión pública -si la hay. Algo similar ocurre en el caso del oligarca Mijaíl Jodorkovski, acusado de lavado de dinero (su sentencia no es demasiado larga, por cierto).
     El 99 % se da así el lujo de seguirle el juego al 1 % al que rechaza. ¿Coherencia? Ninguna: al grado que en nombre del bien se recompensa al asesino, lo que quiere decir que no hay más bien que el que deja ganancia. Con tal de caerle encima a Putin, la izquierda sesentaiochera en su ignorancia se traga el queso de los oligarcas mafiosos. Son los mismos -lo ha hecho por Internet míster Berezovski- que llaman a resistir el "autoritarismo" de Putin, si es necesario con protestas callejeras (otro magnate, Mijaíl Projorov, salió a la calle en Rusia sin mucho éxito ni seguidores). Es del mismo orden que el festejo de las  "revoluciones" árabes, que supuestamente son el bien aunque se siga el juego de los ricos y puritanos de Qatar y Arabia Saudita. "Por principio" quiere decir en Occidente "por principio de cuentas":  el bien es lo que me rinde y el mal cualquier costo, que se niega.
     No hay prueba de que Putin reprima. Ni siquiera es así en el caso de las Pussy Riot: una de ellas ya fue soltada (es Yekaterina Samutsevich, quien se apresuró a seguir en declaraciones contra el Kremlin) y las otras dos no tienen sentencias tan duras. Como no hay pruebas, el asunto podría terminar en que Putin se nos quedó mirando feo, lo cual amerita seguirle al (viejo, por cierto) discurso contra el "autoritarismo", en nombre de la democracia y los derechos humanos. Es decir, en nombre del bien. Peor que los soviéticos está este asunto de hacer el mal -siguiendo a criminales y a vándalos- en nombre del bien. !Qué bien!

jueves, 11 de octubre de 2012

LAS MANITAS DE PLATA

Occidente sigue en su política de hacer lo contrario de lo declarado. Se dice luchar contra el terrorismo, pero se lo apoya. Hay mejor, todavía: para proteger a tantos civiles inocentes de la represión (los funcionarios están indignados), pues...que los maten los nuestros. La oposición armada siria -son los nuestros, conste: nadie en Occidente los ha condenado- ha matado a cientos de civiles en la ciudad de Alepo, que acaba de presenciar duros combates. Existen vídeos, transmitidos por Russia Today, que muestran a las claras a los barbudos islámicos asesinando a civiles sirios, por el solo hecho de ser simpatizantes del régimen de Damasco.
    Al fin y al cabo...¿Alguien condenó en Occidente los atentados que el terrorismo checheno cometía en Rusia, en trenes, teatros, escuelas o en el metro? No. Fue condenada la reacción del gobierno de Putin, actual presidente ruso.
     Pues bien, aunque pocos, según Alexei Malashenko, del Centro Carnegie de Moscú, sí hay terroristas chechenos en Siria. Hace poco, justamente durante los combates en Alepo, fue abatido Rustán Gulaiev, hijo de un conocido terrorista checheno (los extremistas chechenos, como Shamil Basaiev, adoptaron la causa del wahhabismo: otra vez la pista saudita). Rustán Gulaiev había estado antes en Georgia, Bélgica y Egipto. Asimismo, en el vecindario de Ziraha, en la ciudad siria de Qusseir, fueron abatidos varios mercenarios chechenos.
     En Siria hay una comunidad norcaucásica de unas 100 mil o hasta 150 mil personas, según Ria Novosti. Hay comunidades chechenas en Jordania y Turquía. La pista de los mercenarios lleva sin embargo al terrorismo checheno. Y a las manitas con plata -mucha plata- de los petrodólares del Golfo: la pista llega a Libia y Afganistán, pero también a Chechenia y los Balcanes. En Siria, los terroristas usan coches-bomba y se lanzan contra otras religiones, contra el Islam moderado y contra sitios históricos, para que quede bien claro que los nuestros lo son por democráticos: somos tolerantes, incluso con el vandalismo. Qué bien.
   

martes, 9 de octubre de 2012

AY QUE BONITO ES VOLAR...

Sobre todo, volar con los ricos, que desde hace algunas décadas suelen estar en el Golfo Pérsico. Estos ricos fomentan el turismo en lugares extraterresres (Fly Emirates) y el viaje a una economía del conocimiento (Qatar Foundation), que pasa por el conocimiento del balón, a saber por qué (Barcelona).
     Siria ha acusado a Qatar -entre otros países- de suministrar armas y dinero a la oposición armada, que practica el terrorismo. Qatar, por su parte, ha pedido que la Liga Arabe intervenga militarmente en Siria.
     Qatar, país fanático (wahhabita), sede de la mayor base aérea estadounidense en la región, es un importante productor de gas natural (tercer productor en el mundo). Qatar tiene la idea de llevar gas a Europa vía Arabia Saudita, Jordania, Turquía...vaya casualidad, se atraviesa Siria. Vía Jordania, se podría sacar el gas al golfo de Aqaba y a Suez, para llegar al Mediterráneo. O unirse hacia el norte al gasoducto Nabucco, con sede en Turquía, y llevar el gas vía Bulgaria, Rumania y Hungría hasta Austria, punto de distribución en el corazón europeo. En la extracción de recursos naturales en Qatar es clave la empresa estadounidense Exxon Mobil, así que el asunto es menos exclusivo de Qatar de lo que parece. Se trata de mantener a Europa dependiente de suministros energéticos bajo control (así sea indirecto) estadounidense.
     ¿Qué tal otra "primavera árabe", en Jordania? Ya se trabaja en ello, con los Hermanos Musulmanes a quienes Qatar y otros quisieran ver en el poder también en Siria.
     El proyecto Nabucco es el rival directo del Gazprom-Eni South Stream, proyecto ruso de suministro de gas a Europa, vía el Mar Negro. En breve: se trata de sacar a los rusos de la jugada. Un plus -!sí, un plus!- si Siria cae y Al Assad es derrocado.
     La cadena Al-Yazira, promotora de tanta "revolución", está en Qatar. Algún motivo debe haber para que la izquierda sesentaiochera occidental, además de adorar a Obama, aplauda los desmanes de los petroricachones, el puritanismo islámico e incluso el terrorismo, sin siquiera informarse de lo que está en juego, más allá, como siempre, de las buenas conciencias occidentales y su compasión por los condenados de la Tierra. Vaya: siguiendo a Ban Ki-moon, para acabar con este estado inaceptable de cosas y terminar con el "sufrimiento insoportable" de la población siria, hay que hacerle soportable la vida al emir de Qatar y a sus amigotes estadounidenses. Que no sufran los ricos, que también lloran.

miércoles, 3 de octubre de 2012

INTERESES RUSOS EN SIRIA

Si Siria cae en manos de Occidente, Rusia perderá al último aliado que le queda en el mundo árabe.
     En Siria, Rusia dispone de la base naval de Tartus, sobre el Mediterráneo. Es la última base que existe fuera del territorio de la ex Unión Soviética, donde los intereses de Moscú también están en retroceso. Actualmente hay en Siria unos 1 250 asesores militares y civiles rusos, y por cierto que los matrimonios mixtos ruso-sirios ascienden a 55 mil. Unos 100 mil rusos viven en Siria. La oposición armada siria ha sembrado el rumor de que los rusos estarían yéndose de Tartus. Por su parte, Hillary Clinton, secretaria estadounidense de Estado, no ha dudado en meterse con Moscú, con el argumento de que los rusos apoyan al régimen sirio y, también, alegando que le venden a Damasco helicópteros de combate. El Ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, ha acusado a su vez a Estados Unidos de armar a la oposición extremista siria.
     Cuando el Frente Islámico de Salvación trató de hacerse con el poder en Argelia, asesinó a varios asesores originarios del Este europeo (incluidos yugoslavos). Rusia perdió a su aliado en Iraq, y no está de más recordar cómo, poco antes de los ataques de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN), se retiraron de Libia algunas personas del Este europeo (ucranianas en particular) que estaban en el entorno de Kadhafi. En todos los casos, Occidente ha jugado la carta religiosa contra la laicidad. Vladimir Putin, presidente ruso, declaró hace poco: "nuestros socios no pueden detenerse. Ya han creado caos en varios territorios y siguen la misma política en otros territorios, especialmente en Siria".
     Estados Unidos y Arabia Saudita han pactado el envío de unos 5000 combatientes extremistas musulmanes, ex miembros de Al Qaeda, a combatir en Siria. Esos combatientes serían reclutados en el sur de Yemen, en particular en Zinjibar y Ja'ar. Occidente utilizó a Al-Qaeda en Bosnia-Herzegovina, durante la guerra en Yugoslavia, y se apoyó en ex miembros de Al-Qaeda para derrocar a Kadhafi en Libia.
     Al igual que en Libia, en Siria los fanáticos musulmanes (salafistas) la emprenden contra islamistas moderados y contra otras religiones. En Siria, los extremistas secuestran por ejemplo a cristianos (como ocurrió con decenas de ellos en el poblado de Rabla) para chantajear al régimen de Damasco.
     Estados Unidos ha utilizado a los fanáticos talibanes en Afganistán. En la reciente Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, el presidente afgano, Hamid Karzai, gran favorito de los estadounidenses, pidió que se levanten sanciones a los talibanes, para incorporarlos al gobierno de Kabul. En concreto, Karzai abogó por retirar de una lista negra del comité de Sanciones de Naciones Unidas a los líderes talibanes, para así poder entablar con ellos "conversaciones directas". Karzai quiere reunirse con los talibanes en Arabia Saudita. En Afganistán, hay talibanes que son pagados directamente por Estados Unidos, a través de un primo de Karzai,  Ahmed Rate Popal, que entre otros negocios mete heroína a Occidente (igual que Rashid Popal). Los negocios se llevan a cabo con contratistas (Watan Group y NCL Holdings), en un sistema similar al instaurado en Iraq, y los talibanes se llevan mediante extorsiones su parte del presupuesto estadounidense.

   

miércoles, 26 de septiembre de 2012

BLOWIN' IN THE WIND

El presidente estadounidense Barack Obama se la ha pasado en el sueño americano, y no parece que el huésped de la Casa Blanca vaya a despertar. Insiste en dirigirse en sueños o como sonámbulo a una clase media que no es muy responsable que digamos: vive por encima de sus medios y, como el rico, pide que la rescaten cuando está en dificultades. Mientras le habla a la clase media, Obama favorece a los grandes intereses económicos -fue así con el Estado durante la segunda posguerra- y no hay impedimento para que otros sigan hundiéndose en la pobreza. En suma, la fuga hacia adelante consiste en la nostalgia de la Edad de Oro. Obama es un "nostálgico del pasado", como los comunistas rusos. Con todo y su clase media, el actual presidente estadounidense cree en lo que, dice, debe ser "una economía en que todos tengan una oportunidad justa, todos hagan la parte que les corresponde y todos se rijan con el mismo conjunto de reglas". !Claro que sí!
    Por lo mismo, no hay motivo para hacer justicia y sancionar a la industria militar, que también debe tener oportunidades. Para que el Pentágono haga "la parte que le corresponde", el gasto militar estadounidense ha vuelto a subir desde 1998 (es decir, desde antes de los atentados del 11/S de 2001), y hoy, Obama gasta más en armas que en programas sociales. El gasto militar con Obama es más importante que durante los años de la guerra de Vietnam y con Reagan, y por ende, mayor que en plena Guerra Fría. Entre 2001 y 2011, sin que el actual presidente estadounidense frenara esta carrera, el gasto militar estadounidense creció en un 80 %. De hecho, aunque prometió que no habría escudo antimisiles en Polonia, Obama ya ha instalado una parte en ese país. Lo único que hizo Obama es cambiar el proyecto de escudo antimisiles para hacerlo más moderno y beneficiar a Lockheed Martin y Raytheon, antes que a Boeing, a diferencia del plan Bush Jr. Aunque haya sacado tropas de Iraq y prometa hacer lo mismo en Afganistán, Washington mantiene en ambos países a 240 mil contratistas, 80 % de ellos extranjeros: todo un ejército de mercenarios a cuenta de Estados Unidos. Obama no tiene ninguna intención de parar la carrera armamentista, con lo que está probado que no responde a una supuesta "amenaza soviética", ni al "terrorismo", en principio liquidado.
     Como las reglas son las mismas para todos, es decir, que todos se merecen apoyo del Estado y no se trata de justicia de verdad, en los últimos años Estados Unidos destinó 16 billones de dólares en préstamos secretos -lo tuvo que revelar una auditoría de la Reserva Federal- para rescatar bancos y empresas, muchas veces los mismos causantes de la crisis que comenzó en 2008. Ahora, la Reserva Federal se prepara para una "inyección de liquidez" que proteja a los bancos expuestos a la especulación con derivados. Debe haber una justa oportunidad para los especuladores y para que, así, puedan seguir haciendo la parte que les corresponde, que es especular y llevarse dinerales.
     Para que, a su vez, la clase media estadounidense tenga oportunidades justas y haga la parte que le corresponde, que es consumir (lo que beneficia a las empresas, por cierto, aunque chinas y otras), a Obama le agrada la idea de que los propietarios de vivienda refinancien su deuda, como le agrada que disminuyan los impuestos a esta misma clase. !Consumidor, a tu consumo!
     Con lo que sobre (el 17 % del gasto federal total que va a programas sociales), podría ayudarse a los pobres -que siempre son un "sobrante" por atender- a que se ayuden a sí mismos, rascándose con sus pulgas. Tal vez se podría hacer algo con 50 millones de estadounidenses que viven en "inseguridad alimentaria" y con "food stamps" (y de los cuales, 17 millones pasan abiertamente hambre). Como el Pentágono, Wall Street y la clase media se merecen apoyo, millones de pobres en Estados Unidos se merecen que se les otorguen pulgas con las cuales rascarse. Un militar hace la guerra y debe ser apoyado (dándole una guerrita, por ejemplo); un especulador especula y debe ser apoyado (dándole instrumentos financieros y manteniéndole el mercado desregulado); un clasemediero consume y se merece todo el apoyo (otro shopping mall, que al fin y al cabo ya hay más en EU que escuelas...); muy bien, un pobre se rasca con sus pulgas y también se merece ayuda, del tipo "food stamps" para la adquisición de pulgas. Es más, con un programa como el descrito, Obama se merece la reelección, puesto que da a cada quien lo suyo, de tal forma que a cada quien le toca lo que le corresponde y todos se rigen por las mismas reglas, que consisten en que se satisfagan las necesidades de quien lo quiera. Viéndolo bien: ¿no había dicho alguien que había que darle a cada quien según sus necesidades?¿Y según sus capacidades? Al que es capaz de todo, hay que darle de todo, y al capaz de lo que sea, darle lo que sea. Ya vamos llegando a donde íbamos.
    Que Estados Unidos vote Obama: no queremos mediocres, y Estados Unidos es un país de triunfadores. Que además, es el triunfo que se parece tanto, tanto a la utopía con la que todas y todos soñamos en nuestra infancia de izquierda. Guau. I like to live in America.
     

jueves, 20 de septiembre de 2012

¿ON TOY?

Zbigniew Brzezinski, gran estratega antisoviético y hasta hoy contrario a Rusia, escribió al poco tiempo de que se desplomara la Unión Soviética que el propósito de Estados Unidos debía ser: "mantener a nuestros vasallos en un estado de dependencia, garantizar la docilidad y protección de nuestros súbditos e impedir que los bárbaros creen alianzas ofensivas". Pues bien, Estados Unidos, en buena medida, lo ha conseguido. Los vasallos no discuten sus propios problemas, sino los de Estados Unidos (¿nos conviene Obama o Romney?); los súbditos se hacen proteger por los mismos tecnócratas que los subyugan (como sucede en Europa); y los bárbaros...pues muchos trabajan -como los chinos- para mantener el estilo de vida imperial.
     Hace poco, algunos vasallos le hicieron decir al presidente Vladimir Putin lo que no dijo: el Kremlin no está autorizado a pronunciarse por un asunto interno de Estados Unidos. Entrevistado por Russia Today, Putin guardó las formas diplomáticas y dijo que Rusia trabajaría con cualquiera que gane la Casa Blanca.Si es un asunto interno de Estados Unidos, quiere decir que no lo es de Rusia. Así, Putin nunca dijo que prefería a Barack Obama, ni hizo campaña contra Mitt Romney, a diferencia de lo que ocurre en México, Cuba (donde Mariela Castro ha declarado que prefiere a Obama), parte del resto del Caribe y de Centroamérica (además de España, al menos en parte de la prensa). Cuando el candidato republicano Romney declaró que "Rusia es el enemigo número 1" de Estados Unidos, lo único que hizo Putin es prestar oído para confirmar que el escudo antimisiles en Europa sí tiene dedicatoria, aunque se oculte por parte de los demócratas. Romney es un loco, no un idiota. Obama es al revés (un idiota, no un loco), lo que lo vuelve simpático y aparentemente incapaz de hacer daño, algo muy propio de los idiotas. Tan es así que Putin tuvo un desliz y metió la pata al decir que Obama es una "persona genuina" y que "realmente quiere cambiar mucho, para mejor". Cierto: Obama ha dicho que "sí se puede", aunque no se sabe "qué" se puede (es lo de menos, salvo para elevar la deuda estadounidense a records históricos). Cierto, los idiotas siempre buscan mejorar, no quieren más que el bien y son muy auténticos, pero Putin no tiene razón para hacer declaraciones de vasallo, ya que Rusia no es ni vasallo ni súbdito, aunque más de un ruso ande perdido. Rusia sigue en el lugar de bárbaro cuya independencia, por relativa que sea, resulta molesta para quien cree que el mundo no es más que un lugar de dependientes, que existen únicamente para atender a la misma clase media que Obama quiere mantener en el profundo sueño americano.
     Como sea, al menos en Occidente y muy en particular en Estados Unidos hay libertad de elegir, a diferencia de países bárbaros tipo Rusia o China. Quien se sienta muy libre puede detenerse a pensar: ¿qué es mejor para la presidencia imperial, un loco o un idiota?

lunes, 17 de septiembre de 2012

PLEASE DO NOT DISTURB

Cuba, cuando triunfó la Revolución en 1959, puso de moda en América Latina el anticomunismo, así haya sido al precio de falsificar la Historia y de desviar la atención de los fracasos reiterados del guevarismo y del "socialismo ponle ganas" en la isla, de tal modo que hoy resulta necesario enmendar la plana para salvar lo mejor, que lo hay, pero no es el fidelismo.
     Las fuerzas prosoviéticas nunca fueron fuertes en América Latina, ni existió alguna teoría prosoviética partidaria de gobiernos "democrático revolucionarios". Los comunistas prosoviéticos muchas veces buscaron otra cosa, una "revolución democrático-burguesa", en el entendido de que América Latina seguía siendo bastante feudal en la primera mitad del siglo XX, y de que era necesaria una burguesía progresista, respetuosa de formas liberales mínimas. Nunca fue cosa de "socialismo a fuerza", ni de socialismo-ubre al estilo cubano, que no perdió ocasión de morder la mano soviética que le daba de comer.
    Cuando los comunistas actuaron en pro de revoluciones "democrático-burguesas", he aquí lo sucedido, más allá de la carnicería de 1932 en El Salvador. En Guatemala, antes de la Revolución Cubana, fracasaron las reformas de Jacobo Arbenz. Los comunistas del Partido Guatemalteco del Trabajo finalmente optaron por la clandestinidad, y luego por la lucha armada, aunque con divisiones. Entre 1972 y 1983, dos secretarios generales y ni más ni menos que 19 miembros del Comité Central de ese partido fueron asesinados.
    En Colombia, otro lugar con cierta fuerza comunista prosoviética, cuando miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, y comunistas formaron la Unión Patriótica, en los años '80, fueron reprimidos brutalmente. Cerca de 3,500 simpatizantes de esa Unión fueron asesinados. En 1987 fue ejecutado Jaime Pardo Leal, líder de la Unión, y en 1990 fue asesinado a su vez otro importante dirigente, Bernardo Jaramillo Ossa, de tal modo que la fuerza legal quedó descabezada, incapaz de postular candidatos a la presidencia.
     En Chile, el gobierno de González Videla promulgó en 1948 una "Ley Maldita" que dejó fuera de los registros electorales a 40 mil personas, por comunistas. Desde 1947 se abatía una brutal represión contra trabajadores partidarios del comunismo. El Partido Comunista de Chile fue brutalmente reprimido por el pinochetismo
     Fuera de estos casos, al triunfar la Revolución Cubana el comunismo latinoamericano (alguna vez fuerte en Brasil con Prestes, parcialmente en Costa Rica con Mora Valverde y en Cuba, antes, con el Partido Socialista Popular) languidecía, incluso en Bolivia, pese a la influencia en la Central Obrera Boliviana. Entre la aceleración armada y la negociación de todo (es decir, la revolución al modo "yo manejo como cafre"), el fidelismo contribuyó a liquidar lo que quedara de comunismo (Uruguay es una pequeña excepción), pero sin renunciar al anticomunismo como coartada para no mirar muchos de los errores en La Habana, y del fallecido "Barbarroja" Manuel Piñeiro en particular -un conspirador nato, y sin idea de nada que fuera política de verdad. El único líder comunista de importancia, el salvadoreño Schafick Jorge Handal, contribuyó a negociar la paz en El Salvador. Quienes superaron todos los errores de los luchadores sociales que pagaron con su vida la búsqueda de formas democráticas, y quienes ya han superado todo (hasta el capitalismo, la burguesía, el atraso y lo que sea) también podrían rendir cuentas. De vez en cuando.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

HABLAR EN CUBA

No es muy recta la actitud del occidental que, de visita en Cuba, critica la pobreza que no ve en su propio país y al mismo tiempo corrompe, aprovechándose de ella. La única culpable no es la jinetera cubana (prostituta). También lo es quien se asume como "chulo".
     Tampoco es positiva la actitud del que cree que la cultura en Cuba consiste en hacerse pasar por el portavoz de José Martí o el del "Che" Guevara en la Tierra, dando a entender entonces que, por este supuesto "ser", todo le es debido (al fin y al cabo, es el elegido de la Revolución).
     Así como Fidel Castro tuvo la valentía de reconocer, hace algunos años, que la Revolución puede autodestruirse, Raúl Castro ha venido hablando en los últimos tiempos, muy frontalmente, de los problemas que hasta hace poco, en nombre de la "felicidad socialista", no podían ser tocados. No son problemas menores. Ni muy diferentes de varios de Occidente, con la diferencia de que en Cuba se plantean porque hay dificultades (mientras que en Occidente se ocultan, porque se prefiere nadar en algo así como un sentimiento oceánico colectivo, el Todo Azul).
     La intelectual cubana Graziella Pogolotti (nacida en 1932) ha vuelto a plantear -en actitud muy constructiva- los problemas culturales de Cuba, que van desde el descuido del patrimonio y la desarticulación de la institución literaria hasta el abandono del libro y de la cultura comunitaria. Gran parte de estos problemas se debe a la propagación del ideal de consumo occidental, que se hace pasar por cultura. Es "el empleo de la cultura -dice Pogolotti- como instrumento apto para imponer un poder hegemónico mediante el uso de modelos de vidas, expectativas de futuro y de felicidad, así como generación de demandas de consumo". Así, "la manipulación de las conciencias, escribe Pogolotti, dirigida principalmente a jóvenes, consiste en convertir la realidad en espectáculo, diluir los valores de la alta cultura y de la cultura popular, estimular la aspiración a la uniformidad y socavar la sustancia de la Historia tanto como de la política a través de la exacerbación del individuo y del espíritu de competencia".
     Este desastre, igualmente visible en el Este de Europa y los países de la desaparecida Unión Soviética (al grado de que prolifera la prostitución social), es especialmente grave entre jóvenes y entre mujeres, a quienes Occidente quiere comprar. ¿Cómo ocurre en Cuba? Según Pogolotti, "se construye una falsa imagen de Cuba en torno a la mulata sensual con las consecuencias morales y políticas derivadas que han llegado a comprometer el comportamiento de las autoridades del país con un supuesto comercio sexual".
    Otro aspecto es el del uso de la religiosidad popular, también para fines de consumo: es la "mercantilización de la religiosidad cubana y de sus tradiciones folclóricas". ¿Qué es Cuba para el occidental? Irse a comprar mulatas y a dizque curarse con un santero.
    El problema es que más de un cubano ha terminado por créerselo, así que "se produce una pacotilla que se constituye en modelo de gusto para los nacionales", y se proyecta hacia el exterior, como si fuera "muy cubano", espectáculo de ínfima calidad.
     Las defensas son pocas. Pogolotti ha constatado que en Cuba escasea ya la vocación para el magisterio, y lo cierto es que sin educación, tampoco hay cultura. "En otros tiempos, escribe Pogolotti, a pesar de la modestia material de su condición, el maestro gozaba del respeto reverente de la comunidad (...) Ahora, otras profesiones tienen más brillo, mientras el profesor se convierte, entre los jóvenes y los familiares, en el gran culpable de las indisciplinas y los fracasos académicos, víctima a veces de hostilidad irracional". Y es que, en Cuba, como en Occidente, se ha propagado la percepción consumista de que, menos se piensa (y menos cultura y educación se tiene), más posibilidades hay de comulgar en la nueva religión del Todo Azul, en este sentimiento bonito donde cualquier conflicto es inmediatamente rechazado y cualquier principio de realidad visto cual estorbo al Placer en la Gran Pompeya Universal.

lunes, 10 de septiembre de 2012

EN EL BOSQUE DE LA CHINA

Al presidente ruso Vladimir Putin no le ha resultado su proyecto euroasiático. Una ínfima parte del comercio entre Europa y Asia pasa por Rusia: uno por ciento, casi nada. El 51 % del comercio exterior ruso se hace con Europa, mientras que 24 % corresponde a la región Asia Pacífico. Moscú quiere ahora reorientarse hacia el Pacífico, habida cuenta de la crisis en Europa Occidental y la inestabilidad del euro.
     Putin aprovechó el reciente Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, APEC, para recomendar la creación de múltiples monedas de reserva. La idea sería limitar el impacto desestabilizador de los derivados financieros, y el jefe del Kremlin considera, por lo demás, que "la existencia de una moneda de reserva global única supondría para su emisor la tentación permanente de usarla en beneficio propio". No es la primera vez que Putin sugiere pensar en alternativas al dólar, y China ha sido llamada a tomar parte en este proyecto. Sin embargo, Beijing no responde.
     Gran parte del problema está en el supuesto de que China tiene algún proyecto. No: China "navega", pero no ha articulado una idea similar al plan euroasiático que perfiló Moscú, y que Estados Unidos se ha encargado de sabotear de múltiples maneras. Una porción no desdeñable de la dirigencia china está en la disipación más completa, viviendo en lujos insolentes, en la inmoralidad y llevando la degradación hacia abajo, a una sociedad entre molesta e igualmente grosera. A muchos occidentales, indignados por el tren de vida de la oligarquía rusa y su mafia, no les incomoda la corrupción entre los dirigentes chinos, aunque no es un asunto menor. Hay indicios de que la dirigencia china es mucho más disipada que la rusa, donde hay con Putin límites a lo que los ricos pueden permitirse (lo que los ha llevado con frecuencia a la oposición). El hecho es que China coopera mucho más con Estados Unidos que con Rusia. Y China es, con mucho, un país más corrupto que Rusia.
     Parte del escudo antimisiles asiático, que incluye radares de alerta temprana, se desplegará en Japón y Filipinas (además de Sudcorea). No es nada más cosa de congelar a China en lo militar. Serguei Ryabkov, viceministro ruso de Relaciones Exteriores, declaró muy recientemente que Rusia responderá al escudo antimisiles estadounidense en Asia, y que tiene ramificaciones hasta Alaska. No es que China no cuente: es que nadie podría asegurar que China "tiene un plan".

miércoles, 5 de septiembre de 2012

PURO PAPA GALLO

"Psitacismo" es un síndome que consiste en usar palabras sin conocer su significado. "Psitacismo" viene del griego "psittakós", que quiere decir papagayo. Es casi regla general que el oficio de papagayo sea recompensado con mucha celebridad ("psittakós psikotikós") en la prensa, la radio y la televisión occidentales.
     Las damitas punk de Pussy Riot consideran que el juicio que se les hizo fue "de tipo estalinista". Sin embargo: nadie las mandó a un gulag, ni nadie las obligó a firmar confesiones fabricadas, ni se las acusó de agentes del imperialismo japonés o británico, ni se las torturó, ni se las fue a buscar de noche sin cateo, ni están en la Lubianka, ni las van a fusilar, ni ninguna autoridad ha firmado la orden de darles el equivalente de una muerte civil, ni se les cruzó Beria. Nadezhda Tolokonnikova, una de las tres integrantes del Pussy Riot, se considera heredera de los "disidentes" de los años '30 del siglo pasado, que fue el peor periodo del terror bajo Stalin, un declarado antipussy (de hecho, escribió un manual contra la pussyburguesía, y a favor del pussy proletario: "Consideraciones leninistas sobre el imperialismo pussylánime"). Es decir que, después de Zinoviev, Kamenev y Bujarin, sigue la damita Tolokonnikova, toda una política, autora de libros de marxismo, compañera más entrañable de Trotski, lo que sea; al menos que esos tres grandes condenados por el terror estalinista hayan sido los precursores del marxismo lila, rosa, malva o lo que se parezca. En Occidente, no ha faltado quien lamente que el actual presidente Vladimir Putin "reviva las prácticas del estalinismo" -lo mismo fue a decir un muy libertario punketo cubano. Por si fuera poco, Putin la emprendió contra Tom y Jerry y los Simpson, prohibiendo este tipo de programas entre los niños rusos. Ya es el colmo del estalinismo, un terror que, como todos sabemos, quiso atentar contra Bugs Bunny, el Tío Gamboín y Señorita Cometa. Hay que cercar a Rusia con un "cordón sanitario" -como en Europa del Este en los años '30- para que ese temible represor no termine atacando a Tom, Jerry y Bart -nuestro más importante sociólogo y próximo Emérito por su trayectoria de excelencia, trascendencia y pertinencia.
     Un escudo antimisiles, por favor: tenemos que protegernos. ¿Qué quiere decir estalinismo? Sangre, sudor y lágrimas. ¿Socialismo? Que no hay papel higiénico en el súper ni pornografía. Oh no, por favor, queremos libertad.
     ¿Qué quiere decir "estalinismo"? Represión. Nada más. A Putin le sembraron el caso Litvinenko: cuando se supo la verdad, Occidente no la difundió, ni difundió lo que se sabe sobre el asesinato de Anna Politkovskaya. Litvinenko fue mandado a matar por el magnate Boris Berezovski, inmiscuido en el caso Politkovskaya. Con las Pussy Riot, tampoco hay peor represión que en Occidente: en Francia, por ejemplo, la "degradación de un bien cultural expuesto en un lugar de culto" resulta en siete años de prisión y una multa de 100 mil euros. Basta una mala caricatura contra el Islam y Mahoma en un periódico danés para un linchamiento colectivo. Los partidarios de las Pussy Riot deberían saber por cierto que quienes las defienden legalmente en Rusia son gente cercana a Berezovski, un mafioso. Con tal de seguirle sin fin y por "sistema" a la palabrería contra Rusia, da igual ponerse del lado del mafioso causante de hechos sangrientos en Chechenia, asesino de nuestro adorado agente Litvinenko (otra película al estilo "oh Nikita, you will never know") y probable causante de la muerte de Politkovskaya. Además de libertad para profanar lugares de culto, exigimos, en nombre del antiestalinismo, libertad de asociarnos con el matón, el oligarca mafioso o el cártel que mejor nos plazca. Queremos ver libres a Tom y a Jerry, y que los Simpson no sean víctimas del bolchevismo, los rojos, los sangrientos bárbaros descendientes de Genghis Khan, las hordas de las estepas, los hunos, Atila, el autoritarismo, las Grandes Purgas, la KGB, las crueles y muy bellas (es el colmo) agentes como "Nikita" (sic), el sexo estilo Lyssenko, el oso que nos acecha desde su madriguera, el temible invierno, las Katiushas, el cosaco que baila con un cuchillo entre los dientes al ritmo demoníaco del "kazachov", el muy solvente (sic y supersic) zar Vlady, etcétera, etcétera, etcétera. ¿En qué canal vamos a salir?
     Una pausa y volvemos...Nos vamos a un mensaje de nuestros patrocinadores.
     Y al terminar, nuestro siguiente programa: What's your perversion?
     Te mostramos el estalinismo al desnudo. Como siempre lo quisiste ver. No te vayas.
     Transmitiendo las 24 horas en vivo desde Cuculandia.



jueves, 30 de agosto de 2012

MATARILI AL NIÑO BASHAR

Hay gente que cree que hay que estar con el poder porque es el poder, y el poder, pues es para poder. ¿No?
     A esta gente no se le ocurre que el poder pueda equivocarse. Occidente está sin embargo auto-destruyéndose. No fue nada más asunto de liquidar al comunismo. Ahora se trata de liquidar todo lo que sea institución y lo que sea república, "cosa pública". ¿Acaso no fue el terror el resultado de la Revolución Francesa? También se trata de acabar con la laicidad: para este fin están los Hermanitos Musulmanes en las "Primaveras Arabes".
    ¿Suena raro? Ni tanto. Una institución marca qué se puede hacer y qué no. La diplomacia, producto del Estado-nación, señala, como arte que es, cosas prohibidas y que requieren de prudencia (prudencia es una virtud, no el nombre de la sirvienta). Un presidente de un país X no puede pararse en una asamblea internacional y gritarle a quien no le caiga bien: "te voy a tirar un misil, cabrón. ¿sí me oíste?". Cuando en una reunión internacional el líder soviético, Nikita Jrushov, se sacó el zapato y al golpear con él en la mesa dijo "los enterraremos", faltó a la diplomacia. Siempre fue motivo de burla: un campesino ucraniano que no sabía ni de diplomacia...!Puf! Estos marxistas de aldea no entienden más que de base económica y de número de tractores producidos al año...!Qué poca (espiritualidad)!
     Laurent Fabius es el ministro francés de Asuntos Exteriores. Acaba de declarar: "hay que acabar con el régimen sirio, y rápidamente". Ya es un exceso. Fabius fue más lejos al decir: "Bashar Al Assad no merece seguir ya en esta Tierra". ¿Ah, ya no? ¿Gorbachov era la Doctrina Sinatra? Fabius es la Doctrina José Alfredo: "te vas porque yo quiero que te vayas, Bashar" !eh!. Y Fabius remató: "soy consciente de la fuerza de mis palabras". Uy, uy, uy: qué machote. De lo que no está conciente Fabius es de que los cargos diplomáticos no son para andar por el mundo decidiendo de la vida de tal o cual mandatario. Si la diplomacia fuera tal, no un "puesto", Fabius estaría diciendo algo así como: "soy consciente de que no tengo ni idea de qué es la diplomacia, ni nunca he leído un libro de derecho internacional, ni sé qué es la Carta de Naciones Unidas, y me las doy de muy muy. ¿Cómo la ven desde ahí?". En síntesis: este señor Fabius es un ignorante que, de lo que es el gobierno, no sabe, ni ha aprendido. Ni le interesa.
     Obama tampoco. Un buen día se para y declara que "cambiará sus cálculos" si Siria usa armas químicas. ¿El presidente estadounidense calcula o piensa? Lo primero, sin lo segundo. Le gusta el dólar. Dólares. Muertos sirios, es tanto. De nuestro lado, por mercenarios, es tanto. Por ciudadano gringo, tanto. En temporada electoral, tanto. En otra coyuntura, tanto. Con nuestros aliados, tanto. Solitos, tanto. Con la Hillary, tanto. Con Panetta, tanto. Qué bien: en vez de un vaquero golpeador al estilo George W.Bush, ahora hay en Washington un kit de calculadora de la Texas Instrument (que en caso extremo nos saldrá en una conferencia de prensa con mueca de "Bashar: suck me"). La Hillary, igual: "Rusia y China -declaró antes de que Obama anunciara sus 'cálculos'- pagarán un precio por apoyar a Siria". Si Bashar no se deja comprar, tanto. Si resiste, tanto. Por uso de helicópteros rusos (supuestamente), tanto. Por número de "civiles inocentes" muertos, tanto. Por estorbar, tanto (multa: ya quítate, ¿no? Nomás estorbas...!move!). Vaya: esta gente cree (cree, no piensa) que el dinero lo puede todo, y no cree en nada más. ¿Instituciones? Es tanto. ¿Elecciones?How much, amigou? Puede que tengan poder por tener dinero: no significa que piensen, ni, por ende, que sepan qué están haciendo (subastarlo todo, por ejemplo, y otros, venderse al mejor postor). Allá el ciudadano occidental que crea que el dinero entiende de razones. El dinero tiene sus razones que la razón no entiende... oh, can't you see?
     ¿El presidente egipcio? Es tanto. Ya se vendió, perdón, ya ofreció sus servicios, o buenos oficios, si se prefiere: "Todos -dijo- tenemos que anunciar nuestra solidaridad completa con la lucha de quienes buscan libertad y justicia en Siria y traducir esta solidaridad en una visión clara que apoye una transición pacífica a un sistema democrático de reglas que refleje las demandas de libertad del pueblo sirio". Por hablar como egresado de Ciencias Políticas, es tanto. Tanto, por tonto.
      La moda con el pelo lo dice todo: es corte tipo avestruz, en el entendido de que, en el mundo del dinero,  no hay que dar la cara pero hay que sacar la cola. ¿O qué no te quedó claro, Bashar?

domingo, 26 de agosto de 2012

LO QUE PASA ES QUE...

Al poco tiempo del atentado del llamado "11/S" de 2001 en Nueva York, Estados Unidos ocupó Afganistán, en grande, y el entonces presidente estadounidense George W. Bush juró capturar a Osama Bin Laden y hacer pedazos a los talibanes.
     Según lo indagó el investigador independiente Paul Thompson, y lo muestra ahora un documental estadounidense muy sencillo, "9-11 Press for Truth", en noviembre de 2001 los talibanes estaban cercados en Kabul, capital afgana. Sin embargo, un convoy tan grande que era imposible que no lo viera la vigilancia estadounidense (integraban ese convoy cerca de mil coches y camiones), salió de Kabul con todo y talibanes, además de asesores de Bin Laden. Nadie los incomodó.
     En Jalalabad, según se supo, se había integrado Bin Laden al convoy. Unas mil personas fueron a buscar refugio en las montañas de Tora Bora -rumbo a Paquistán-. Cerca de 1 600 hombres, Bin Laden incluido, fueron rodeados, pero no se taparon todas las salidas de la zona montañosa. Entre el 15 de noviembre de 2001 y el 17 de noviembre de 2001, Bin Laden salió de Tora Bora sin ser molestado y pasó a Paquistán. Gary Berntsen, agente de la Central de Inteligencia Americana, escribió tiempo después, consternado, que en Tora Bora no se hizo nunca lo debido para capturar a Bin Laden.
    Hubo otro escándalo. Mediante un corredor aéreo, jefes de Al-Qaeda y talibanes pudieron pasar de la ciudad afgana de Kunduz a Paquistán. El corredor no parece haber sido detectado por los estadounidenses. O más bien: todo los indicios recogidos por Thompson indican que a Bin Laden, los cabecillas de Al-Qaeda y del talibán se les facilitó la huida a Paquistán. En vez de capturar a los "presuntos terroristas", los estadounidenses se condujeron como "presuntos perseguidores".
     Lo revelado en el documental se suma a la información de que Al-Qaeda, cuando existió, operó en la antigua Yugoslavia contra los serbios y al amparo de los aliados musulmano-bosnios de Estados Unidos. Son veteranos de Al-Qaeda quienes contribuyeron a la caída de Kadafi en Libia, y también ex de Al-Qaeda y de Afganistán que se han metido a delinquir en Siria. Lo que el vaquero hacía en lo oscurito, Obama lo hace a plena luz del día. !Con transparencia! Tanta que ni se nota que EU promueve terroristas por doquier. Seamos cínicos del modo más transparente posible. Nuestros clientes nos lo agradecerán.


jueves, 23 de agosto de 2012

ALADEEN, ALADEEN, ALADEEN, !BOMBA!

Para creerse el número uno, para convencerse hipnóticamente de ser el número uno, hay que aniquilar cualquier punto de comparación, de referencia. Es decir que conviene promover la ignorancia. Entre ignorantes, cualquiera puede hacer creer que es la reina de Inglaterra (se decía: en el reino de los ciegos, el tuerto es rey). Lo que sea parece muy freak, aunque no pase de ser algo junk. No: es freak, muy freak. Super freak. Si es en The Top of The World.
     El mundo lo gobiernan las conferencias -freak, super freak- de Michael Jackson (reloaded en versión Presidente). Top of the Word, también.
     Lo mejor es sacar provecho de la creencia de ser el número uno, la ganancia de ser "de marca". Y vender al mismo tiempo ignorancia como diversión, algo que también deja dinero. Hacer dinero con la prepotencia, la suficiencia, y hacer dinero con la ignorancia.
     El asunto vino de atrás. Occidente nunca quiso reconocer que existía la Unión Soviética (desde 1922), ni que sus habitantes eran soviéticos. No: Occidente se empeñó en decir "Rusia" y "los rusos". Si no es mi espejo, no existe. "Ruso" es bárbaro. "Soviético" era reconocer que algo nuevo existía.
     Cuando en 1991 desapareció la Unión Soviética, los brillantes escolares occidentales se pusieron a la magia. Se referían a la Unión Soviética de antaño -la que existió- como la "ex Unión Soviética". Por ejemplo: "En la ex Unión Soviética en los años '30 no había libertad de expresión...". Cierto, no puede haber libertad de expresión- ni puede no haberla, tampoco-  en un lugar que no existe. Porque, en los años '30 del siglo XX, no era la "ex Unión Soviética", puesto que existía, sino la Unión Soviética, salvo que haya que llegar a decir que nunca existió. ¿La lógica? No estamos hablando de lógica, sino de magia.
     Los lorocutores de televisión no lo hacían mejor. Cuando hubo guerra en los Balcanes, no faltó quien informara de hostilidades en el Báltico. ¿Viaja a México? Salúdeme a un amigo que tengo en Bolivia, por favor...
      ¿La culpa? De los odios ancestrales. Ni qué decir sobre el hecho de que, en 1991, el occidental promedio no tenía ni idea de que hubiera musulmanes en la Unión Soviética y en la Federación Rusa. Es que, además, nada tiene relación con nada: el escudo antimisiles polaco es contra Irán y vas a ganar más por el "trabajito" de creértelo que por el trabajo de mirar un mapa. Conviene. Es no querer saber. Ser ignorante es muy freak. Ignorante prepotente, megatonto, híperbruto, súperidiota, estamos contando cantidad, no considerando la "cualidad" ¿ok?.
     Cuando gane el equipo de Norcorea en las Olimpiadas, subamos la bandera de Sudcorea. Y cuando haya balazos en los Balcanes, anunciemos hostilidades en el Báltico. El espectador, el que nos oye, paga por estar seguro de que los balazos son lejos, muy lejos, por ejemplo en la república de "Dondestán". Donde sea, menos en la comodidad del hogar. Aquí preferimos ridiculizar al prójimo con "Borat", otra de las burlas de Baron Cohen.
       Resultado: para que un idiota estadounidense promedio pueda divertirse viendo a Sacha Baron Cohen en "El dictador" y coma megapalomitas con súpercoca-cola (en un hípercine), hay que liquidar a un país entero, causar decenas de miles de muertes (¿cual es el motivo de ocultar el número de muertos provocados por Occidente en la guerra de Libia, muertos que no tienen derecho ni a ser contados y que están por ende completamente desaparecidos y condenados?) y un caos interminable. Que el mundo entero se caiga, se pudra o se destruya mientras nada perturbe el gag que divierte, sí, al más indiferente y más freak de los seres que hayan aparecido sobre la Tierra. Es el voyeur occidental, que se cree "lo mejor" ("best seller", "Best Western", "The Best of...", etcétera...), porque no necesita saber de nada en su ignorancia voluntaria. Ni necesita enterarse en su permanencia voluntaria en el show que se lo promete, se lo firma y se lo cumple: vas a ganar más por tu ignorancia.
     Leer te hace infeliz, dijo el otro.
     El dictador de Wadiya es lo de menos. La risita es del narcisista que sabe muy bien que está ante su último juguete, "KJ", la puesta en escena en espejo de una mezcla de arrogancia e ignorancia a la que difícilmente podrá sobrevivir el mundo, como lo ha sugerido Paul Craig Roberts, . "El dictador" no es sobre un árabe peligroso: es el reiterado onanismo estadounidense con la risita adolescente -de estado californiano mochilero- de Sacha Baron Cohen y su Generation Me. "Los necios que gobiernan a los borregos estadounidenses no sólo son estúpidos y ciegos, también son sordos", ha escrito el ex subsecretario estadounidense del Tesoro, el mismo Paul Craig Roberts. Exactamente igual que el dictadorcito de Wadiya cuando le preguntan por las armas nucleares.
¿La vida sobre la Tierra? Un gag.
Take a chill pill.
Calmarízate.

domingo, 19 de agosto de 2012

LAST NIGHT, I LOST MY UNDERWEAR

Es un excelente jefe de familia. Lleva el dinero a casa y obedece a la esposa y los hijos. El viernes por la noche, se distrae con muchachonas -de preferencia extranjeras- que se agarran de un tubo y bailan cerca de la mesa. Lo que no hace en casa, lo exige a gritos en el table dance: !que viva la libertad de expresión, cómo de que no!
     El "pussy" es casi asunto de seguridad nacional. Cuando se supo de la condena al grupo ruso Pussy Riot, la vocera del Departamento de Estado estadounidense, Victoria Nuland, pidió revisar el caso, o más bien, "urgió" -se entiende- a la revisión. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se dijo harto preocupado, y Amnistía Internacional consideró el juicio como "una farsa".
     Nadezhda Tolokonnikova, Maria Aliojina y Yekaterina Samutsevich, las tres del grupo, habían hecho un espectáculo en la Catedral ortodoxa de Moscú, cantando entre otras cosas "Virgen María, echa a Putin".          Entre otras cosas, puesto que también cantaron "mierda, mierda, mierda al Señor". No fueron juzgadas como disidentes, sino por gamberrismo. Por cierto: la Iglesia Ortodoxa rusa finalmente pidió clemencia para el trío, y en cuanto al presidente ruso, Vladimir Putin, solicitó una pena que no fuera dura. Los jueces no exageraron, tomando en cuenta que algunas de las acusadas son madres de familia.
     Sin embargo, no es lo único que fue ocultado en Occidente. Según lo dió a conocer Alexandre Latsa en su blog (Dissonance), Pussy Riot es parte del grupo anarquista Voiná (La Guerra), que se dedica a:
-organizar orgías sexuales en museos (sic), con mujeres embarazadas desnudas, y fotografiarlas.
-masturbarse con huesos de pollo a la salida de tiendas de comestibles
-dibujar penes gigantes en puentes
-atacar con orina a policías
-destruir con coctéles molotov vehículos de policía, quemándolos
     Morbo aparte, habría que saber si atacar de este modo a la policía es libertad de expresión.
¿O qué defendió la canciller alemana Angela Merkel al haber dicho que la sentencia a las Pussy Riot "no es compatible con los valores europeos"?. Ciertamente, la orgía de mujeres embarazadas desnudas fotografiada por Voiná (las mujeres están en posición de "coito a tergo", o "de perrito", para los amigos) tuvo lugar en un museo, y los museos son parte del legado universal de la Gran Europa . Europa, oh sinfonía Coitus More Ferarum. !El baile del perrito, el baile del perrito, el baile del perrito! !Pas, pas, pas!
     Sting, Madonna, Paul McCartney, Patty Smith y Danny de Vito pidieron la libertad de las tres de Pussy Riot. El disidente ruso Garry Kasparov, a su vez, cuando estuvo a punto de ser arrestado por la policía al protestar en favor de las punketas, decidió resistirse dándole una mordida -literalmente, no "alla messicana"- al oficial (uf, otro en alardes caninos: algo pasa en Moscú...). En cuanto al Ministro sueco de Relaciones Exteriores, Carl Bildt, pidió ya entrado en gastos que la sentencia se la apelen. Bien fino él.
      En 1977, cuando el grupo punk de rock Sex Pistols se mofó de la reina de Inglaterra en un espectáculo público, se encontró con sus conciertos mal vistos, pero además...unos gamberros le rompieron la nariz y una pierna a uno de los integrantes del grupo, a otro lo agredieron con una hoja de afeitar, y a uno más le fracturaron un brazo con secuelas de por vida. Los agresores nunca fueron encontrados, pero vaya que los Sex Pistols fueron advertidos -por gamberros- de que con la Reina no se juega.
     Así que lo que no se hace en casa es bien visto en la calle y en la acera del vecino, lugar para delinquir. Putin resulta siniestro, aunque en Occidente gobierne una pornocracia. La revista Playboy se apresuró a pedirle a Tolokonnikova que tan pronto salga libre pose para la revista (al grito de "¿no posarán?"), conocida como "La Gaceta de Occidente".
     Por favor, que las chicas nos hagan un show el viernes por la tarde, ya que para éso está el inferior, para venderse y amenizarnos nuestra "night fever".
     Es tan normal que un funcionario ruso, Dmitri Rogozin, le dijo en twitter "vieja puta" a Madonna, pero el oficio de la cantante no es mal visto en Occidente. ¿Tolokonnikova? !Que cante, que cante, que cante!
     Amor es: nunca tener que pedir perdón. Ay.