Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 31 de octubre de 2012

MOLDOVA: ROLL BACK

Occidente ha logrado uno que otro punto más en el cerco contra Rusia. Aunque Moldova, un pequeño país fronterizo con Rumania (que albergará parte del escudo antimisiles estadounidense), es legalmente neutral, las autoridades actuales han estado pensando en acercarse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN. La idea es que esta organización ofensiva occidental pueda tener una base militar en suelo moldavo, en la localidad de Bulboaca, entre la capital Chisinau y Tiraspol (capital de la autónoma Transdnistria, habitada mayoritariamente por rusos). Moldova se ha estado fortaleciendo militarmente con ayuda de Rumania y Estados Unidos. Especialistas de estos países entrenan a fuerzas del Ministerio del Interior moldavo y a la Seguridad local. El primer ministro de Moldova, Vladimir Filat, ha insistido en que su país debe ser parte de la OTAN. Rumania es miembro de la OTAN desde hace 8 años.
     Rusia se va quedando en desventaja en el flanco occidental. Como lo prueban las recientes elecciones ucranianas, Occidente no duda ni siquiera en apoyarse en antiguos colaboradores del nazismo, reivindicados por el partido "Svoboda", de Ucrania.
     En el Caúcaso, donde Georgia se rearmó, a Rusia le queda la base de Gyumri (antigua Alexandropol y Leninabad), en Armenia. En esa base militar están oficialmente unos tres mil soldados, aunque el contingente ha aumentado. Occidente cabildea para que los europeos condicionen la ayuda a los armenios a cambio de la retirada de la base, y para acercar a Turquía y Armenia.
     Occidente ha conseguido un gigantesco proceso de "roll back" (reversión), bastante en profundidad, dentro del territorio de la ex Unión Soviética, desde el Báltico y Moldova hasta el Caúcaso y buena parte de Asia Central. Entretanto, la secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, acaba de insistir en la incorporación de Kosovo y Bosnia a la OTAN, para terminar casi de apretar todas las tuercas en los Balcanes. No parece que la OTAN quiera detenerse.
     El número de dispositivos militares rusos en el cordón del territorio ruso es muy limitado. La presencia occidental ha ganado mucho jugando al nacionalismo, o más bien dicho, al chovinismo, y metiendo a Moscú en esta dinámica.

lunes, 29 de octubre de 2012

OTRO MONJE QUE VENDIO SU FERRARI

Mario Monje, fundador del Partido Comunista de Bolivia, dio hace poco su versión de lo que ocurrió en 1967 en el país andino, donde en octubre de ese año cayó  en combate el "Che" Guevara. Monje, quien vive desde hace mucho en Moscú, concedió una entrevista al periodista Víctor Sújov, de radio La Voz de Rusia.
    Monje describe al "Che" como alguien impaciente, fácilmente desesperado, que ansiaba la gloria y era dado a las "jugadas". El "Che" y Fidel buscaban convencer a Monje de que apoyara la guerrilla diciéndole al comunista boliviano: "van a poner tu nombre en las escuelas, en las calles". Con adulación (la misma que le encantaba recibir), parte de la dirección cubana sugería: "llénenle la cabeza de gloria a Monje, pero no cedan en lo estratégico". Esa fue muchas veces la "política" cubana: la adulación por delante y la jugada por detrás, nunca dicha abiertamente, ni consultada, ni sujeta a examen, nada. La mañita. El manoseo.
     Monje creía en la política, y el "Che" fundamentalmente en las armas. "Mira, pongo mis huevos en la mesa, y que me los corten", decía el "Che" ante Monje, "si es que triunfa Allende en las elecciones de Chile". Monje contestaba: "pongo mis huevos en la mesa, y que me los corten, si la guerrilla venezolana triunfa".
     Monje fue culpado de haber dejado al "Che" a su suerte en Ñancahuazu. Después de todo, la jugada no admite críticas. Si falla, es por los prosoviéticos, por la traición de Debray, por el imperialismo y Gary Prado, pero lo demás es lo de menos: la jugada es infalible, nunca se equivoca, y a Monje se le asignó así el lugar de Judas (poco importa: lo que cuenta es que el "Che" sea el precursor de Jesucristo Superestrella de izquierda). La versión que da Monje del último diálogo con el "Che" es otra: "aceptas mis condiciones", dijo el argentino-cubano que quería ser el líder indiscutido, "y si no, te vas". Monje se fue (a informar de lo ocurrido y del peligro que corría el "Che", por cierto, algo que llegó a oídos de La Habana y Moscú).
     O Monje miente, o estamos, como en el caso de la crisis de los misiles de 1962, ante versiones cubanas y occidentales incompletas, con omisiones más o menos deliberadas: buscan, si existen, lo mismo que el "Che", la gloria a costa de la verdad, y hacerse del mito que perpetúe privilegios, puesto que al mártir y quienes lo rodean (hoy, mañana y siempre) todo les es debido. Lo que sea, menos sacar alguna lección y pararle a las "jugadas" con la vida propia y, peor, con la ajena.

miércoles, 24 de octubre de 2012

I LOVE THE BOMB

Hace un par de años, mediante filtraciones de Wikileaks se supo que existen armas nucleares tácticas en Turquía.
     Estas armas forman parte de un arsenal de 180 bombas de este tipo (BF-61) diseminadas en Bélgica, Holanda, Italia y Alemania, además del territorio turco. Gracias a estas bombas, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, podría proponerse alcanzar territorio ruso. En vez de retirar las bombas, Estados Unidos ha estado planeando modernizarlas, mediante un gasto importante que beneficiaría a la empresa de armamento Lockheed Martin.
     Siria ha denunciado recientemente que hay 70 bombas atómicas en la base turco-estadounidense de Incirlik. Hace dos años, se aventuró que el total de bombas tipo B-61 en Turquía podía llegar a 90. Como sea, la presencia de estas armas hace que Turquía viole el Tratado de No Proliferación nuclear, aunque al presidente estadounidense Barack Obama pareció importarle más que haya armas químicas en Siria. Turquía firmó un protocolo en Ginebra en 1925 que prohíbe tener armas como las que Estados Unidos tiene en suelo turco.
     Así como no hay quien le diga nada a Israel, tampoco se reprueba a Turquía. Estas armas nucleares tácticas son un factor de desestabilización. Hay que recordar que, durante la primera guerra del Golfo Pérsico, una lorocutora de televisión pidió casi a gritos que Israel contestara con armas nucleares a los Scud iraquíes. También, el militar estadounidense Colin Powell -el mismo que mintió sobre "armas de destrucción masiva" en Iraq- amenazó en 1991 con un ataque nuclear contra el régimen de Saddam Hussein, si a éste se le ocurría defenderse en exceso.
     Desde la base turca de Incirlik, el embajador estadounidense supervisa la agresión terrorista contra Siria.

martes, 23 de octubre de 2012

¿PATRIA O MUERTE?

En algo coincidieron Kennedy y Castro durante la crisis de los misiles en octubre de 1962. Tomaron la responsabilidad soviética por síntoma de imbecilidad. Y a pesar de que los hechos, no los discursos, prueban que la irresponsabilidad no estaba en la "casta gobernante soviética" (aunque Nikita Jrushov no fuera de lo más inteligente), y que Moscú no utilizó a La Habana como peón.
     Primer cuento: el mundo estuvo al borde del holocausto nuclear por la "amenaza soviética".
     Cronológicamente, esta percepción no corresponde a los hechos. Era Estados Unidos que llevaba una política agresiva contra la Unión Soviética, puesto que, antes de la crisis de octubre de 1962, había misiles en Turquía y órdenes de agredir desde Turquía a la misma Unión Soviética. Turquía -al menos que los mapamundis sean invención de la KGB- está cerca de Moscú, muy cerca. Y muy lejos de Estados Unidos y Cuba. ¿No se valían misiles soviéticos en Cuba, pero hasta hoy en Occidente no se le reclama a Washington sus misiles en Turquía? Claro, yo quiero madrear sin ser madreado.
     Asimismo, Estados Unidos había agredido a Cuba en 1961, en Playa Girón, con mercenarios. En vez de pararla, Washington se preparaba para una invasión directa, con el ejército estadounidense (Kennedy movilizaba a miles de reservistas y la inteligencia soviética alertaba de los planes). Además, Washington agredía con los bloqueos y sabotajes de la Operación Mangosta. El apoyo soviético fue para la defensa de Cuba, no para amenazar a nadie. La historiografía cubana reconoce hoy que Moscú no planeaba agredir a Washington. El desenlace es conocido: la Unión Soviética se llevó sus misiles de regreso y Estados Unidos se comprometió a no invadir Cuba y a retirar los misiles Júpiter de Turquía. Era blofeo: eran misiles algo obsoletos y Estados Unidos prefería cambiarlos por  submarinos Polaris, nucleares.
     Segundo cuento: los fríos burócratas soviéticos utilizaron como peón a Cuba.
     Las investigaciones de la académica rusa Svetlana Savranskaya demuestran lo siguiente, que los anticomunistas latinoamericanos omiten con el jesuitismo de siempre (por ejemplo, sacando de contexto informativo y mutilando las conversaciones Mikoyan-Castro, mientras Fidel omite o no recuerda cuando no le conviene). La Unión Soviética estaba dispuesta, nótese bien, después de octubre de 1962, a mantener armas nucleares tácticas en Cuba.
     Anastas Mikoyan, viceprimer ministro soviético, cambió de opinión cuando Cuba escaló la crisis en noviembre, en vez de enfriarla. Noviembre está después de octubre. Cuba podía defenderse y disuadir sin problema a Washington.
     Esto dijo Fidel Castro, enojado con los soviéticos: "nosotros estábamos dispuestos a morir por la revolución en una guerra nuclear. ¿Quienes creen que somos?¿Un cero a la izquierda?". Al parecer, a Mikoyan le faltó humor, ya que no contestó: "bueno, si usted lo dice, comandante".
     ¿Y qué dijo Ernesto, el Che Pillín? Que en Cuba estaba el ejemplo "de un pueblo dispuesto a inmolarse atómicamente para que sus cenizas sirvan de cimiento a una sociedad nueva". ¿El "Che" no conocía el humor popular? Debió hacer un referéndum entre el heroico público: ¿están ustedes dispuestos a desaparecer de la faz de la Tierra para construir el Hombre Nuevo? !Venga la sentencia!
     Viendo que el asunto era de machismo, "Nikojones" Mikoyan (ya Nikita era mariquita, porque lo que se da no se quita) prefirió retirar en diciembre las armas nucleares tácticas. Fidel Castro hacía caso omiso de los acuerdos, ya que se le pedía nada más una cosa: que se callara. Las armas debían permanecer en secreto. Pero Castro ya estaba peleado a muerte con el silencio.
     Markus Wolf, un espía de Alemania Oriental, cuando alguna vez vió cómo se estila conducir automóviles en Cuba (le faltaba conocer el estilo nica) y oyó decir al chófer "Patria o muerte, chico", respondió desde de la parte trasera del automóvil: "Patria, gracias".
     En fin, si la intelectualidad morena de izquierda prefiere a demócratas estadounidenses (a contrapelo de algunas pruebas históricas) y cuentos por encima de las pruebas (pero qué tal para dárselas de importante)...que les hagan la República de los Bachoco, que es donde parecen tener los idiales (sic). Como los tenía el "Bachoco's" F. Kennedy, un presidente "hot", según cuentan sus biógrafos. !Pero qué guapo era! !Johnny, la gente está muy loca!

viernes, 19 de octubre de 2012

INTERESES RUSOS EN ASIA CENTRAL

Rusia ha seguido perdiendo posiciones en el cordón de la ex Unión Soviética. Hacia la frontera rumana, Moldova se ha estado acercando a la Organización para el Tratado del Atlántico Norte, la OTAN. En el Caúcaso, los cambios políticos recientes no han alterado la decisión georgiana de integrarse a la OTAN, y la única amistad que mantiene Moscú es con Armenia. Occidente ha tenido la habilidad de explotar cada nacionalismo contra Rusia. En Asia Central, Uzbequistán se alejó del esquema de seguridad colectiva, Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, u OTSC.
     Por momentos, pareció que Moscú iba a perder sus bases en Tadzhiquistán, pero finalmente se quedarán: están en Dushanbé, Kuliab y Kurgan-Tiubé. El gobierno de ese país no es muy fiable y está presidido por un mafioso, Emomalí Rajmón. La región de Gorno-Badajshán (45 % del territorio de Tadzhiquistán) sigue albergando a unos 300 paramilitares, y Rajmón decidió intervenir militarmente en julio pasado. El asunto es sencillo: entre Tadzhiquistán y Afganistán hay poco más de mil 200 kilómetros de frontera. Operan el narcotráfico y el contrabando de tabaco y gemas. La región del Pamir es montañosa, de acceso difícil, y separada del territorio afgano por el río Pianzh.
    Kirguistán alberga otra base rusa, en Kant. Es otro país afectado por bandas mafiosas, lo que fue evidenciado en 2010 por disturbios en la localidad de Osh. Aquí, Occidente había promovido la "revolución de los tulipanes" que festejara George Bush Jr, llevando a Moscú a retroceder.
     Mientras Afganistán siga siendo punta de lanza para desestabilizar a Rusia, será importante para ésta conservar posiciones en Asia Central. Uzbequistán es una pérdida, y Moscú no estuvo lejos de verse en mayores dificultades por el amago de chantaje de Tadzhiquistán. Si de lo que se trataba era de "reventar" con mafias al Asia Central ex soviética, ha funcionado bastante bien

jueves, 18 de octubre de 2012

ES QUE NOS MIRO FEO...

Los ataques en Occidente contra el presidente ruso Vladimir Putin son realizados en nombre del bien. Putin, entonces, pasa a ser el mal.
     Como parte de esta campaña, se acusó a Putin de estar detrás de la muerte del ex agente Alexander Litvinenko, aunque luego quedó probado que la pista de la autoría intelectual no conducía al Kremlin. Occidente no se tomó la molestia de reconocer que había un error. Ni siquiera parece haber importado. El asunto consiste en sacar tajada de la campaña contra Putin y no asumir ningún costo. Si el error aparece como costo, no se lo reconoce, aunque ello implica no enmendar -y ser entonces in-co-rre-gi-ble.
     En estos días, se ha resuelto el caso de la periodista Anna Politkovskaya, asesinada en el año 2006: hay cinco indiciados y serán juzgados. La pista de la autoría intelectual vuelve a conducir -como con Litvinenko- al oligarca mafioso ruso Boris Berezovski, quien vive en Londres, y a separatistas chechenos, en particular Ajmed Zakaev (vive en Londres, vaya casualidad).
     Es perfectamente entendible que se lamenten las muertes de Litvinenko y Politkovskaya. Atribuirlas a Putin sin pruebas contundentes es, sin embargo, ir a hacerle el juego al asesino, que está en Gran Bretaña. Berezovski carga con acusaciones de fraude, desfalco y lavado de dinero. En rigor, cargarle a Putin los muertos del oligarca Berezovski es hacer campaña contra Rusia mediante un discurso que es una tomadura de pelo a la opinión pública -si la hay. Algo similar ocurre en el caso del oligarca Mijaíl Jodorkovski, acusado de lavado de dinero (su sentencia no es demasiado larga, por cierto).
     El 99 % se da así el lujo de seguirle el juego al 1 % al que rechaza. ¿Coherencia? Ninguna: al grado que en nombre del bien se recompensa al asesino, lo que quiere decir que no hay más bien que el que deja ganancia. Con tal de caerle encima a Putin, la izquierda sesentaiochera en su ignorancia se traga el queso de los oligarcas mafiosos. Son los mismos -lo ha hecho por Internet míster Berezovski- que llaman a resistir el "autoritarismo" de Putin, si es necesario con protestas callejeras (otro magnate, Mijaíl Projorov, salió a la calle en Rusia sin mucho éxito ni seguidores). Es del mismo orden que el festejo de las  "revoluciones" árabes, que supuestamente son el bien aunque se siga el juego de los ricos y puritanos de Qatar y Arabia Saudita. "Por principio" quiere decir en Occidente "por principio de cuentas":  el bien es lo que me rinde y el mal cualquier costo, que se niega.
     No hay prueba de que Putin reprima. Ni siquiera es así en el caso de las Pussy Riot: una de ellas ya fue soltada (es Yekaterina Samutsevich, quien se apresuró a seguir en declaraciones contra el Kremlin) y las otras dos no tienen sentencias tan duras. Como no hay pruebas, el asunto podría terminar en que Putin se nos quedó mirando feo, lo cual amerita seguirle al (viejo, por cierto) discurso contra el "autoritarismo", en nombre de la democracia y los derechos humanos. Es decir, en nombre del bien. Peor que los soviéticos está este asunto de hacer el mal -siguiendo a criminales y a vándalos- en nombre del bien. !Qué bien!

jueves, 11 de octubre de 2012

LAS MANITAS DE PLATA

Occidente sigue en su política de hacer lo contrario de lo declarado. Se dice luchar contra el terrorismo, pero se lo apoya. Hay mejor, todavía: para proteger a tantos civiles inocentes de la represión (los funcionarios están indignados), pues...que los maten los nuestros. La oposición armada siria -son los nuestros, conste: nadie en Occidente los ha condenado- ha matado a cientos de civiles en la ciudad de Alepo, que acaba de presenciar duros combates. Existen vídeos, transmitidos por Russia Today, que muestran a las claras a los barbudos islámicos asesinando a civiles sirios, por el solo hecho de ser simpatizantes del régimen de Damasco.
    Al fin y al cabo...¿Alguien condenó en Occidente los atentados que el terrorismo checheno cometía en Rusia, en trenes, teatros, escuelas o en el metro? No. Fue condenada la reacción del gobierno de Putin, actual presidente ruso.
     Pues bien, aunque pocos, según Alexei Malashenko, del Centro Carnegie de Moscú, sí hay terroristas chechenos en Siria. Hace poco, justamente durante los combates en Alepo, fue abatido Rustán Gulaiev, hijo de un conocido terrorista checheno (los extremistas chechenos, como Shamil Basaiev, adoptaron la causa del wahhabismo: otra vez la pista saudita). Rustán Gulaiev había estado antes en Georgia, Bélgica y Egipto. Asimismo, en el vecindario de Ziraha, en la ciudad siria de Qusseir, fueron abatidos varios mercenarios chechenos.
     En Siria hay una comunidad norcaucásica de unas 100 mil o hasta 150 mil personas, según Ria Novosti. Hay comunidades chechenas en Jordania y Turquía. La pista de los mercenarios lleva sin embargo al terrorismo checheno. Y a las manitas con plata -mucha plata- de los petrodólares del Golfo: la pista llega a Libia y Afganistán, pero también a Chechenia y los Balcanes. En Siria, los terroristas usan coches-bomba y se lanzan contra otras religiones, contra el Islam moderado y contra sitios históricos, para que quede bien claro que los nuestros lo son por democráticos: somos tolerantes, incluso con el vandalismo. Qué bien.
   

martes, 9 de octubre de 2012

AY QUE BONITO ES VOLAR...

Sobre todo, volar con los ricos, que desde hace algunas décadas suelen estar en el Golfo Pérsico. Estos ricos fomentan el turismo en lugares extraterresres (Fly Emirates) y el viaje a una economía del conocimiento (Qatar Foundation), que pasa por el conocimiento del balón, a saber por qué (Barcelona).
     Siria ha acusado a Qatar -entre otros países- de suministrar armas y dinero a la oposición armada, que practica el terrorismo. Qatar, por su parte, ha pedido que la Liga Arabe intervenga militarmente en Siria.
     Qatar, país fanático (wahhabita), sede de la mayor base aérea estadounidense en la región, es un importante productor de gas natural (tercer productor en el mundo). Qatar tiene la idea de llevar gas a Europa vía Arabia Saudita, Jordania, Turquía...vaya casualidad, se atraviesa Siria. Vía Jordania, se podría sacar el gas al golfo de Aqaba y a Suez, para llegar al Mediterráneo. O unirse hacia el norte al gasoducto Nabucco, con sede en Turquía, y llevar el gas vía Bulgaria, Rumania y Hungría hasta Austria, punto de distribución en el corazón europeo. En la extracción de recursos naturales en Qatar es clave la empresa estadounidense Exxon Mobil, así que el asunto es menos exclusivo de Qatar de lo que parece. Se trata de mantener a Europa dependiente de suministros energéticos bajo control (así sea indirecto) estadounidense.
     ¿Qué tal otra "primavera árabe", en Jordania? Ya se trabaja en ello, con los Hermanos Musulmanes a quienes Qatar y otros quisieran ver en el poder también en Siria.
     El proyecto Nabucco es el rival directo del Gazprom-Eni South Stream, proyecto ruso de suministro de gas a Europa, vía el Mar Negro. En breve: se trata de sacar a los rusos de la jugada. Un plus -!sí, un plus!- si Siria cae y Al Assad es derrocado.
     La cadena Al-Yazira, promotora de tanta "revolución", está en Qatar. Algún motivo debe haber para que la izquierda sesentaiochera occidental, además de adorar a Obama, aplauda los desmanes de los petroricachones, el puritanismo islámico e incluso el terrorismo, sin siquiera informarse de lo que está en juego, más allá, como siempre, de las buenas conciencias occidentales y su compasión por los condenados de la Tierra. Vaya: siguiendo a Ban Ki-moon, para acabar con este estado inaceptable de cosas y terminar con el "sufrimiento insoportable" de la población siria, hay que hacerle soportable la vida al emir de Qatar y a sus amigotes estadounidenses. Que no sufran los ricos, que también lloran.

miércoles, 3 de octubre de 2012

INTERESES RUSOS EN SIRIA

Si Siria cae en manos de Occidente, Rusia perderá al último aliado que le queda en el mundo árabe.
     En Siria, Rusia dispone de la base naval de Tartus, sobre el Mediterráneo. Es la última base que existe fuera del territorio de la ex Unión Soviética, donde los intereses de Moscú también están en retroceso. Actualmente hay en Siria unos 1 250 asesores militares y civiles rusos, y por cierto que los matrimonios mixtos ruso-sirios ascienden a 55 mil. Unos 100 mil rusos viven en Siria. La oposición armada siria ha sembrado el rumor de que los rusos estarían yéndose de Tartus. Por su parte, Hillary Clinton, secretaria estadounidense de Estado, no ha dudado en meterse con Moscú, con el argumento de que los rusos apoyan al régimen sirio y, también, alegando que le venden a Damasco helicópteros de combate. El Ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, ha acusado a su vez a Estados Unidos de armar a la oposición extremista siria.
     Cuando el Frente Islámico de Salvación trató de hacerse con el poder en Argelia, asesinó a varios asesores originarios del Este europeo (incluidos yugoslavos). Rusia perdió a su aliado en Iraq, y no está de más recordar cómo, poco antes de los ataques de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN), se retiraron de Libia algunas personas del Este europeo (ucranianas en particular) que estaban en el entorno de Kadhafi. En todos los casos, Occidente ha jugado la carta religiosa contra la laicidad. Vladimir Putin, presidente ruso, declaró hace poco: "nuestros socios no pueden detenerse. Ya han creado caos en varios territorios y siguen la misma política en otros territorios, especialmente en Siria".
     Estados Unidos y Arabia Saudita han pactado el envío de unos 5000 combatientes extremistas musulmanes, ex miembros de Al Qaeda, a combatir en Siria. Esos combatientes serían reclutados en el sur de Yemen, en particular en Zinjibar y Ja'ar. Occidente utilizó a Al-Qaeda en Bosnia-Herzegovina, durante la guerra en Yugoslavia, y se apoyó en ex miembros de Al-Qaeda para derrocar a Kadhafi en Libia.
     Al igual que en Libia, en Siria los fanáticos musulmanes (salafistas) la emprenden contra islamistas moderados y contra otras religiones. En Siria, los extremistas secuestran por ejemplo a cristianos (como ocurrió con decenas de ellos en el poblado de Rabla) para chantajear al régimen de Damasco.
     Estados Unidos ha utilizado a los fanáticos talibanes en Afganistán. En la reciente Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, el presidente afgano, Hamid Karzai, gran favorito de los estadounidenses, pidió que se levanten sanciones a los talibanes, para incorporarlos al gobierno de Kabul. En concreto, Karzai abogó por retirar de una lista negra del comité de Sanciones de Naciones Unidas a los líderes talibanes, para así poder entablar con ellos "conversaciones directas". Karzai quiere reunirse con los talibanes en Arabia Saudita. En Afganistán, hay talibanes que son pagados directamente por Estados Unidos, a través de un primo de Karzai,  Ahmed Rate Popal, que entre otros negocios mete heroína a Occidente (igual que Rashid Popal). Los negocios se llevan a cabo con contratistas (Watan Group y NCL Holdings), en un sistema similar al instaurado en Iraq, y los talibanes se llevan mediante extorsiones su parte del presupuesto estadounidense.