Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

martes, 29 de octubre de 2013

ESTADOS UNIDOS PELEARA SU SOBREVIVENCIA

Para contrarrestar cualquier influencia exterior rusa y china, Estados Unidos alienta desde hace algún tiempo dos iniciativas, la de la Asociación Transpacífico (Transpacific Partnership, TPP), y el Gran Mercado Transatlántico, o GMT. El TPP en el Pacífico no incluye a China, pero si a un grupo de países latinoamericanos como México, Perú y Chile, al lado de Canadá, Australia, Nueva Zelanda y asiáticos como Brunei, Malasia, Singapur y Vietnam. China fue excluida bajo pretexto de que el yuan no es convertible. En cuanto a los europeos, Estados Unidos no ha fracasado en satelizarlos, como lo prueba lo ocurrido después de la crisis de 2008 y el destino de España, Italia y Grecia. El halcón estadounidense Zbigniew Brzezinski preveía ir absorbiendo a Ucrania y no está excluido que se logre: si Kíev opta por la Unión Europea, lo que es probable, se irá alejando de la Unión Aduanera que promueve Moscú, y el presidente ruso, Vladimir Putin, ha advertido desde ya que los ucranianos no pueden jugar en todos los tableros a la vez. Los analistas rusos consideran que Ucrania corre sus riesgos, los de verse inundada de mercancías europeas que terminarían de quebrar la economía ucraniana.
    Estas alianzas son entre países que se asumen como "modelos ricos", o que aspiran a serlo como sea, según lo prueba México. Es el caso de países como Nueva Zelanda o Singapur, el tipo de lugares asépticos -casi de tarjeta postal- con los que sueñan los ambiciosos sociales y quienes sueñan con la Inmaculada Ganancia. Brunei es algo parecido. Chile pretendió durante muchos años ser el país rico de América Latina, el país modelo de lo que se ha dado en llamar "neoliberalismo". Sucede como si alguien hubiera ordenado: "ricos del mundo, uníos", el mismo tipo de orden que ha conseguido que coincidan bien Arabia Saudita e Israel en su política hacia Oriente Medio e incluso en países como Azerbaidján, en pleno Caúcaso ex soviético.
    El periodista Alberto Rabilotta sugiere que estos acuerdos son los de un "imperio en decadencia queriendo vivir de rentas". En efecto, no son los paraísos de la producción, salvo Vietnam y parcialmente Perú. Debiera llamar la atención que estas alianzas en América Latina asocian -como ha estado cerca de suceder con Colombia, cuyo presidente Juan Manuel Santos sugirió un acuerdo con la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN- todas las formas de renta, incluida la que le dejan  a países como México los negocios ilícitos que abarcan gran parte de la economía, hasta el 80 % según algunos cálculos como los de Babette Stern (a este grupo Pacífico podría agregarse Panamá, pero la ampliación del Canal cambia un poco las cosas).
     En todo caso, si alguien piensa que Estados Unidos se retirará amablemente de la escena internacional, lo más probable es que esté equivocado. El rico se guía por la ganancia y es cuando la tiene que se vuelve amable. Si no, la sigue buscando, sin importar que otros -los amigos incluidos-pierdan.

sábado, 26 de octubre de 2013

CHINA, RUSIA Y "ZBIG"

Zbigniew Brzezinski, el halcón estadounidense de origen polaco que es partidario de reventar a Rusia en tres, según lo hizo público desde finales de los años '90, no ha parado de apostarle desde entonces a China, antes que a Japón. El asunto es viejo, puesto que desde la presidencia de Richard Nixon, a principios de los '70, Washington se acercó a Beijing para alejar de Moscú a los chinos . George Bush padre era un buen conocedor y amigo de China, y Henry Kissinger también lo ha sido, a su modo. ¿Qué hace China? No queda claro, en geopolítica, si una política marítima o una terrestre.
     "Zbig" Brzezinski -el mismo que ideó la trampa afgana contra los soviéticos- es el artífice de lo que algunos llaman la "Operación Barbarossa II" (es lo que parece, en cámara lenta al menos...), el Escudo Antimisiles en Europa Oriental al que Estados Unidos no ha renunciado. Entre Europa y China, Brzezinski quiera encajonar a Rusia y a la Organización para la Cooperación de Shangai. Tampoco es un secreto: el libro de Brzezinski, "El gran tablero mundial", nunca negó en los 90 que Eurasia debiera ser el premio a Estados Unidos al final de la Guerra Fría. Mark Brzezinski, hijo de "Zbig", ha colaborado en estos planes y ambos son considerados el poder detrás de la política internacional del mandatario Barack Obama.
     ¿Qué quiere "Zbig"? Un "condominio" sino-estadounidense en la región Asia-Pacífico, si es necesario relegando a segundo plano a Japón. Tampoco estaba ocultado en "El gran tablero mundial". Es la misma idea de ex funcionarios del Departamento de Estado y banqueros como Stephen Harner. Lo anterior no impide amedrentar de vez en cuando a los chinos, pero no demasiado.
     La "idea" es que el Lejano Oriente y la Siberia rusos se llenen de inmigrantes chinos y que, por cierto, los chinos se lleven lo que puedan de la rica naturaleza rusa en este inmenso territorio. Lo que es visible -y lo confirmó hace poco la entrevista entre Obama y Xi Jinping- es que no hay tensión excesiva entre Beijing y Washington.
     En América Latina, el condominio sino-estadounidense lo comparten las señoras Rousseff (Brasil) y de Kirchner (Argentina), a lo que podría sumarse la señora Bachelet, y lo hacen a diferencia de Perú, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Cuba, que han ido mejorando de modo significativo las relaciones con Rusia (salvo en la empresa transoceánica nicaraguense, en veremos con los chinos). Es el condominio soyero en el cono sur. Y ahí están los cercanos a Obama, pese a los recientes escándalos de espionaje "entre amigos".

lunes, 21 de octubre de 2013

RUSIA: LA PROVOCACION ISLAMICA

La idea de "reventar" a la Federación Rusa en tres ya la había expuesto desde finales de los años '90 el halcón estadounidense Zbigniew Brzezinski. La carta musulmana fue considerada parte de esta estrategia, y la otra carta es la de China.
     Hay musulmanes dentro de la Federación Rusa, desde el Caúcaso hasta Tatarstán, en las orillas del río Volga, y algunos otros lugares. Acaba de tener lugar un pequeño atentado en Volgogrado, al parecer orquestado desde Daguestán (Caúcaso). Días antes, un asesinato perpetrado en el sur de Moscú por un inmigrante, de origen azerí al parecer, enardeció a una multitud de rusos (con todo, Moscú no está llena de inmigrantes, ya que más del 90 % de los habitantes de esta capital son rusos; la mayoría de inmigrantes es de Uzbekistán).     
      El Islam es la segunda religión de Rusia. Asimismo, Rusia es el segundo polo de inmigración en el mundo, después de Estados Unidos. Hay unos 11 millones de inmigrantes en Rusia, pero, según la agencia rusa Ria Novosti, solo 720 mil tienen residencia fija y unos tres millones son ilegales. Por lo pronto, según Serguei Smirnov, director adjunto del Servicio Federal de Seguridad ruso, entre los 300 a 400 mercenarios rusos que pelean en Siria contra el régimen, algunos son de Tatarstán, y no nada más de Chechenia. Por lo demás, hace rato que Arabia Saudita mete su petrodinero en el mundo musulmán ex soviético, entre otras cosas para construir mezquitas y vender coranes.
     La tensión entre rusos e inmigrantes musulmanes existe, y ambos tienden por momentos a caer en lo que es una provocación. Los inmigrantes no siempre se integran bien: quieren algún beneficio económico, pero no aceptan ser parte de la cultura local, aunque no sean rechazados violentamente (no hay en Rusia racismo comparable al estadounidense). Hasta ahora, Estados Unidos ha jugado bastante bien la "carta" musulmana contra Europa y Rusia, desde Libia y Kosovo hasta Iraq y Afganistán, pasando por Somalia. Siria, con todo, es hoy un escollo para Occidente y una situación virtualmente empatada.
     De igual forma, algunas personas en Rusia creen que no pasaría "nada" si las regiones siberianas se fueran, en alguna forma de asociación con China. Lo expresó incluso y muy sorprendentemente una locutora rusa de radio ("Eco de Moscú"), Evgenia Albats. El pretexto es que las regiones rusas más prósperas están hacia Europa (región de Moscú, San Petersburgo), y que las pobres podrían arreglárselas por cuenta propia. Como principio de "yugoslavización", no está mal, aunque no está para nada dicho que prospere.

viernes, 18 de octubre de 2013

SIRIA: LA CONEXION BOSNIA

El portal de la Voz de Rusia acaba de dar a conocer que en los Balcanes siguen entrenándose fanáticos musulmanes que luego van a combatir a Siria. Uno de los lugares de entrenamiento es Sandzak, al sur de Serbia, y otro es Kacanik, en una parte de Macedonia controlada por albaneses musulmanes. Algunas actividades similares se habrían localizado en Novi Sad y hasta en Belgrado, en Serbia. La estimación del número de "rebeldes" que van a Siria desde los Balcanes oscila entre varias decenas y cerca de 500 hombres, que llegan a ser asesorados por terroristas veteranos del Ejército de Liberación de Kosovo. La red cuenta con apoyos en Sarajevo y se extiende hasta el Caúcaso ruso: Turquía es la pieza clave que une a estas dos regiones, la balcánica y la caucásica. Los fanáticos llegados de los Balcanes combaten en Alepo, ciudad siria cercana a la frontera turca.
    El fanatismo musulmán en Bosnia no es novedad. Entre 1992 y 1995, Osama Bin Laden -el mismo- recibió pasaporte bosnio y se entrevistó con el más alto dirigente musulmán de Bosnia, Alija Izetbegovic, alguien que durante la época yugoslava de Tito fue encarcelado en varias ocasiones por propaganda a la vez religiosa y anticomunista (por lo demás, los musulmanes de Bosnia fueron aliados de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial). Uno de los acusados por los atentados del 11/S en Nueva York es también un saudiárabe que recibió nacionalidad bosnia, y los vínculos llegan a Viena, considerada la capital europea del wahabismo. Lo dicho significa que el apoyo saudiárabe al fanatismo musulmán data de antes del 11/S. Actualmente, hay gente de dinero saudiárabe que patrocina esta filial que va de los Balcanes a Siria y al Cáucaso ruso. El mismo portal de la Voz de Rusia informa que, en un movimiento de pinza, muchos terroristas son entrenados directamente por estadounidenses en Jordania. Unos tres mil terroristas debían lanzar una ofensiva contra Damasco -capital siria- que falló.
    Desde los Balcanes se organiza el tráfico de droga a Europa, via Zurich, entre otros lugares de tránsito. Kosovo juega un papel clave. Desde los restos de Libia se ha organizado otra filial de entrada de droga al continente europeo, y la tercera está en Afganistán. Tal vez haya interesados en abrir alguna nueva sucursal -en esta empresa destinada a podrir a europeos y rusos- en Oriente Medio.

lunes, 14 de octubre de 2013

SON AQUELLAS PEQUEÑAS COSAS...

No faltaron en el Tercer Mundo y en Estados Unidos analistas -o más bien dicho, comentaristas- que sugirieron que la guerra anunciada de Occidente contra Siria se detuvo por un arreglo entre grandes. Es nostalgia por una versión de la "crisis de los misiles" en 1962 donde, se supone, los grandes -Estados Unidos y la Unión Soviética- pactaron sin considerar a La Habana. Es también el modo de interpretar que le gustaba al maoísmo:  "cuando los elefantes luchan, la hierba es la que sufre" (la versión hippie sostenía que los elefantes hacían el amor, pero que igual la hierba sufría -y se movía). El león cree que todos son de su condición, así que, para quien todo en política es conspirar, Rusia y Estados Unidos conspiraron sobre Siria.
    En una versión un poco más al estilo latino, pareciera que el presidente ruso, Vladimir Putin, hubiera tomado el teléfono para hablar con su homólogo estadounidense, Barack Obama, y lanzarle sin mucho preámbulo:
    -"¿cómo ves?"
O que Putin hubiera encontrado a Obama en San Petersburgo (en el G-20) y le hubiera dicho:
    -"¿te parece si comemos la próxima semana?"
    O que el ruso le hubiera dicho al oído al estadounidense:
    -"¿oye, sí te dije que vi a Michelle en el súper hoy?"
    Estas frases hubieran bastado, según ésto, para detener pueblerinamente la Gran Tercera Guerra Mundial (si el jefe de una potencia amenaza con tirarle a su país una bomba nuclear, llévese a aquél a desayunar).
Ghaleb Kandil, periodista del New Orient News libanés, sugiere en un artículo reciente reproducido por el portal de Red Voltaire que no hubo nada de arreglo a espaldas de Siria. No lo hubo "en lo oscurito", ni fue un asunto que se anduviera "cocinando". Moscú quería la paz y se las ingenió para lograrla, al menos en el corto plazo. Rusia e Irán, sugiere Kandil, tenían detectados el día y la hora en que planeaba atacar Occidente, que no blofeaba. No se trató de salvarle la cara a Obama porque es política internacional, no teatro del Siglo de Oro español. Desde el supuesto "pacto", Estados Unidos, indica Kandil, sigue esquivando todo compromiso, como Occidente persiste en negar la información rusa que indica incluso que a los terroristas sirios se los adiestra en Afganistán en el manejo de armas químicas. Es lo que afirmó recientemente Seguei Lavrov, jefe de la diplomacia rusa.
     Tan no hubo trato que Estados Unidos no renunció al apoyo para los terroristas en Siria, cada vez más extremistas. Como sucediera alguna vez en la antigua Yugoslavia (en particular entre facciones de los musulmanes de Bosnia), los terroristas en Siria le han puesto más "picante" al caso matándose entre sí, en una franja que según Kandil se extiende desde la frontera sirio-turca hasta la sirio-iraquí. El cuadro no se ha simplificado. No existe garantía absoluta de que Siria no vaya a terminar convertida en un Estado fallido más de los que a Estados Unidos y sus aliados les gusta.
   

domingo, 13 de octubre de 2013

HELL NO (I AM NOT ALRIGHT)

No faltó quien se revolcara de risa en el piso cuando el ensayista y escritor Morris Berman, estadounidense radicado en México, afirmó que el movimiento Ocuppy Wall Street no tenía ninguna ideología coherente, ni organización, y que el pueblo de Estados Unidos es incapaz de proponer alguna forma de cambio social positivo. Berman dijo algo más fuerte aún: el "99%" quería en realidad entrar en el "1%".
     De todos modos, Occupy Wall Street fue festejado como si se tratara de un gran movimiento "antisistémico", como ocurrió con el seudozapatismo mexicano (que en 2006 hizo hasta lo imposible por rivalizar con López Obrador) y seis años más tarde con el movimiento YoSoy132 (que le hizo al mismo López Obrador otro de los flacos favores a los que acostumbra la clase media con pretensiones intelectuales).
     Las pancartas de Occupy Wall Street eran efectivamente ambiguas. "Wall Street is our street", decían (Wall Street es nuestra calle). Si alguien de bajos recursos tiene conciencia de clase, no aspira a pasearse entre los ricos sugiriendo subliminalmente que él también es "parte de". Una pancarta más propia hubiera rezado: "Wall Street is NOT our street". Otra pancarta sostenía con grandilocuencia: "No freedom without equality" (No hay libertad sin igualdad). Normalmente, alguien de bajos recursos con conciencia de clase NO quiere ser igual a un rico que cree que tiene todas las libertades y puede hacer realidad todos sus fantasmas. El problema es más complicado: ¿qué igualdad? Nadie propuso darle al 1 % una rebajadita para que esté como el 99 %. La pancarta era ambivalente: ¿querían igualdad los de Occupy Wall Street para gozar de todas las libertades que sin duda tiene el 1 %?
     La incoherencia llega a sugerir que, si un CEO (un alto ejecutivo) estadounidense gana 350 veces más que un obrero, hay que subirle a éste el sueldo 350 veces. Sigue siendo el sueño del comunismo tosco, la abundancia para todos. Es muy de Obama, cuyo primer mandato, luego de la crisis de 2008, se rigió casi por el lema "por el bien de todos, primero los ricos". Lo que Occupy Wall Street se quedó esperando es el "bien de todos", lo mismo que dice Berman: que el 99 % por ciento sea empujado en masa hacia arriba para parecerse aunque sea un poco al 1 %. !Todos tenemos derecho a ser ricos! De hecho, Obama arrancó su segundo mandato prometiendo la derrama en ese 99 % que es, en la cabeza de un estadounidense, una gigantesca clase media, que además, como el rico, quiere erradicar el hambre en Zimbabue para que allá también haya clase media y luego ricos. El progreso de la Humanidad consiste en el enriquecimiento progresivo. Aburguesaos los unos a los otros. El rico también lo cree.

viernes, 11 de octubre de 2013

!DI NO AL MALTRATO, ANIMAL!

     En este lugar, cuando un animalito se enoja, ruge, casi como el león de la Metro: "gatito, ni madres", dice con cara de pocos amigos -aunque de muchos fans, ya que hace rato que el felino está en los negocios, en el Who's Who y en el Hit Parade de Mente Quo Discovery y los 21 cerebritos-emprendedores que forjarán el futuro antes de que nos alcance. Es el primer lugar de un país emergente que ha hecho realidad la invitación del muy insigne Mahatma Gandhi, quien dijo premonitoriamente: "un país, una civilización se pueden juzgar por la forma en que tratan a sus animales". Pues bien, en este lugar cualquiera que sea o que se sienta animal es intocable -aunque casta arriba, no casta abajo-, y cualquiera que tenga algo de humano resulta potencialmente amenazante y "agresivo" para la integridad -siempre frágil- de las especies (en plural, ya que la biodiversidad del lugar es increíble y se le llama pluralismo a esta proliferación de animalejos). Es más, hay gringos avezados, similares o genéricos que en el lugar ofrecen una casa de reposo -Banfield, cuyo amor "no se detiene"- para los huéspedes, y terapia cognitivo-conductual para cualquiera que no sepa tratar con la fauna local. En Banfield, los animalitos son parte de la familia y reciben su ración de Pedigree ("quiérelo como él a tí"), además de tener derecho a botanas -botanearse es ciertamente lo que más gustan hacer los animales de este lugar. Ocasionalmente, el visitante puede departir con los animalitos galletitas y café, que nunca faltan.
     Desde hace tiempo, en este lugar es sabido que, igual que en la India que parió a Gandhi, las vacas son sagradas, y convertirse en una de ellas es la aspiración de muchos. Una vaca sagrada se le puede atravesar a cualquier peatón y no pasa nada: el de a pié tendrá que esperar, todo el tiempo que sea necesario, a que este animal se digne moverse. El tiempo puede parecer eterno si la lechera en cuestión no piensa irse jamás, ni quitarse la actitud de "ni los veo ni los oigo". Al fin y al cabo, es resistente: para 1992, según afirma la ciencia, esta especie sagrada ya llevaba 500 años de aguante, por lo que sabiéndolo siempre amenaza con otros tantos de resistencia si siente que la importunan.
    Las crías en este lugar que ha conservado algo del esplendor del paisaje salvaje -ganándole al Africam Safari- muy pronto entienden que deben saber ordeñar a la mencionada en el párrafo anterior. De hecho, hay becerritos y terneros que se sueltan durante minutos u horas a ordeñar, por así decirlo -delante de un público entusiasta, hipnotizado como si estuvieran dando una conferencia la ballena Keiko o el osito Panda- cualquier vaca sagrada "de reconocido prestigio". Es muy bonito ver el espectáculo de estas crías ordeñando vacas Benjamin, vacas "Bolívar" (nunca se sabe si esta raza es la de los espejuelos o la de la espada, o cruce de ambas), vacas de importación Big Braudel, vacas Wallerstein y otras de excelencia, pertinencia y consistencia, muchas ellas de leche Krítica, la leche de mayor venta en la izquierda. Este chupeteo-ordeña le permite a la cría ir adentrándose en los secretos de la sagrada que la parió para ser algún día como ella, exactamente como en el anuncio del niño que quería ser como el Tigre Toño y creía que lo lograría con solo comer Sucarita (sic) de Kellog's.
    Gracias a la investigación genética, se han logrado en esta aula-jaula del Fauna Loa incluso híbridos de especies únicas en el mundo: por ejemplo, hay becerros que rebuznan, cerdos que mugen, alacranes que babean y burros que ladran. Para los seres humanos, hay que admitirlo, a veces es un poco difícil -sin conocimiento científico- adentrarse en estos milagros: no cualquiera entiende que un asno tenga lengua de víbora, o que un camaleón muerda. Es altamente recomendable saber de los secretos de cada híbrido y visitar el lugar, de preferencia, con un guía iniciado en los humores de estos adorables animalitos.
    En este zoo-lógico (por aquello de que es científico), donde más de uno pone cara de "adóptame", todos recuerdan también lo que decía a través del pseudónimo de George Eliot la novelista britanica Mary Ann Evans, fallecida en 1880: "los animales son muy buenos amigos, no hacen preguntas ni critican". Así, no hay nada más apreciado en el lugar que no hacerse ninguna pregunta y quedarse mudo -aunque se vale aullar, siempre y cuando sea inentendible. Esta felicidad donde el animal amaestra (ah, maestro) al Hombre es síntoma inequívoco de que, ya lejos de la violencia humana, se ha llegado a ser parte de "la especie". !Es un privilegio, un honor y un orgullo!
     Qué viva la no-violencia, o sea, que te calles.

lunes, 7 de octubre de 2013

THE KILLING PIRULES

Por motivos inexplicables, hay expertos-comentaristas que reciben premios universitarios cuando debería dárseles un Oscar, o varios. Lo que algún intelectual llamó "narrativa" ha terminado en concurso por el mejor libreto de Historia de México, sin que importe si es verdadera o falsa. Al fin y al cabo, las mejores historias, hoy, las cuentan en Hollywood. El mismo que se inventa un libreto anda por la vida criticando al que hace supuestamente ideología.
     Así, México -el escenario donde se está rodando (en cosas de cine y en otras, México es puro rodar y rodar...)- ha vivido un siglo entero padeciendo a unos "khmers tricolores" de la política. Madero, Carranza, Obregón, Calles, Alemán, Díaz Ordaz, López Portillo y de ahí p'al real, hasta Paulina Peña, son todos poco menos que una bola -así, de a montón- de traidores que no han hecho más que engañar a nuestro eterno Calzonzín Inspector y a nuestra India María, la favorita del Sub. Las dos únicas excepciones son Lázaro Cárdenas, una "bocanada de aire fresco", y yo,  Sydney Schanberg (estelarizado por mi, Sam Waterston), que en esta transición a la Democracia estoy al tanto del trasfondo de todo -lo informo a la televisión y la prensa estadounidenses- gracias a lo que me sopla mi siempre anónimo héroe, la lancherita acapulqueña que para el caso la hace de Dith Pran (protagonizado en la Otra Campaña por Hain S. Nghor).
     En fin, que estamos en este estelar, y Hollywood es Hollywood. Cuando escribo un artículo, la verdad es que a mi lector deberían darle la posibilidad de que me lea en 3D o en BlueRay, para que crea que mis palabras son de alta definición, o que de perdis sienta algún tipo de vibración en modo sensurround cada vez que menciono la palabra "autoritarismo" o "neoliberal" ("!eh tu, neoliberal, soy yo, el sheriff del condado, arriba las manos!..."), exactamente de la misma manera en que en los noticieros ponen musiquita de suspense en cada noticia grave del día, sea por inundación o por bombardeo. Con efectos especiales, de ésos que más de un malinchista adora si el que habla tiene pelo rubio, ojos rubios y dientecitos rubios, hasta puedo hacer creer que Miguel de la Madrid fue el continuador del "proyecto original de Carranza, Calles y Alemán" (la verdad, por qué no, puesto que quien esto escribe es el continuador de Benjamín Argumedo o de quien sea que tenga algún patrimonio histórico o como mínimo una entrada al Parque Temático Revolucionario -PTR, por sus siglas en español). Lo que debe leerse es -gracias al efecto especial- que la familia Cárdenas ya tiene un nuevo miembro: soy Yo, El Continuador.
     Una de las partes más emocionantes tal vez sea cuando mi Dith Pran en versión mi chica de Pie de la Cuesta (¿o era La Quebrada?) y yo, bajo un nombre falso ("Narciso"), salimos apresurados de Casa Lamm y huimos en Van -con nuestros niños y entre gritos desesperados de nuestros fans- a la embajada estadounidense, rodeada por turbas enardecidas de la CNOP, la CTM y la CNC, con rifles de asalto, machetes, tubos, chacos, tortas, monederos electrónicos, vales de despensa y playeras con el retrato de un copete siniestro y el lema ése estampado, que "te lo firmo y te lo cumplo" (en el libreto original, se oyen voces de fondo a la salida de Casa Lamm: "John, Bombón, te quiero en mi colchón, John, Bombón"...). Acelerando y abriéndonos paso luego a codazos entre la turba, logramos filtrarnos por una reja del Hotel Sheraton, subir pisos interminables en la humareda, y saltar por la azotea a la embajada donde ya nos espera el helicóptero que nos llevará a casa, a la libertad; en ése momento, por cierto, hay un close-up donde nuestros niños color mollete con queso ven con tristeza y angustia en qué se ha convertido este hermoso trópico al cabo de cien años de puras tropelías.
      La verdad, teníamos también planeado otro episodio. Es parecido, solo que de Casa Lamm al Sheraton nos debían perseguir en varios automóviles y a toda máquina -tipo Monster Truck- el Mochomo, el Barbas y el H, con la cámara en gran zoom; debía haber un pequeño corte donde aparecía Lipe Calderón (la "Fe" se la perdimos, no...) dando la orden con su mecha corta: "atrapen al gringo". Yo debía salir sin barbita rala, cosa de parecerme en algo a Mel Gibson. Este guión no cuajó porque se acabó el sexenio, nos movieron los reflectores y hubo que modificar algunos personajes en el libreto. Tal vez fuera mejor si no nos anduvieran moviendo al villano cada seis años y encima cambiándole los colores -déjenos porfis a éste de ahorita para por lo menos doce años y muy larga vida de las redes sociales- . Se equivoca quien crea que es sencillo ser el Johnny Depp de la sociedad civil mexicana y tener que actuar en las ruinas de esta republiquita que, aquí entre nos, más se cae, y más encuentra quien por cinco minutos o incluso unos pocos más de fama esté dispuesto a hacer leña del árbol caído. You are my hero. See you around.

domingo, 6 de octubre de 2013

!NO SOY NECIO, NO, NO, NO Y NO!

De manera inexplicable, el Movimiento de Regeneración Nacional, de izquierda mexicana, rechazó en bloque la reforma hacendaria propuesta por el gobierno en turno de México. Simplemente, el muy "virgen" Morena ha decidido meterse en la onda sesentayochera que consiste en llevar la contra a todo, en creer que la mejor etapa de la vida es la edad del No, en afirmar que es lo mismo un gobierno blanquiazul que uno tricolor (Acción Nacional fue en realidad el primer partido en poner peros a la reforma hacendaria), y en atrincherarse en la ignorancia que justifica el activismo. Lo grave es que la izquierda coincide así con la visión estadounidense de que cualquier impuesto es malo, por definición, lo que se agrava en México porque es "pagarle a ladrones", como Raúl Salinas o Arturo Montiel. La coincidencia grave está en que, en Estados Unidos, el rico es el primero en no querer pagar impuestos.
    El portal oficial del gobierno de la República en México muestra en qué consiste la reforma. No exenta a los ricos, por lo que la Iniciativa Privada mexicana -disfrazada de clase media, también al estilo estadounidense- se apresuró a gritonear: la reforma propone impuestos a los dividendos y ganancias en la Bolsa de Valores, busca un pago progresivo del ISR (Impuesto sobre la Renta), limitando -textualmente- las deducciones y exenciones, propone incrementar la tasa máxima del ISR para las personas de mayores ingresos, incentiva el empleo formal, emprende la creación de una red de protección social (por limitada que sea, con pensión universal y seguro de desempleo), y reduce algunos gastos discrecionales en el gobierno (adquisición de vehículos, por ejemplo).
     La reacción de los ricos y la clase media es la de siempre, al grado que no aceptó impuestos a las colegiaturas, aunque, según lo demostró José Woldenberg en un periódico mexicano, quienes pagan colegiaturas seguramente están en el 10 % de privilegiados mexicanos que, a diferencia del 90% restante, no tiene a sus vástagos en escuelas públicas. Los blanquiazules seguramente llegan a considerar ofensivo el impuesto a la insolencia (la de mascarle al vecino chicle en la cara, la nueva moda global) o a la agresividad (el impuesto al alimento de la mascota que suele ser un perro, si faldero mejor, lo que dice mucho).
    Así que, para los de la sierra Morena, habría que seguir en una imitación subdesarrollada de Estados Unidos, donde: el rico no paga impuestos porque no tiene ninguna obligación social; el clasemediero tampoco paga, ya que el impuesto le impide ser rico (superarse en la vida y ser alguien, dice muy modesto); el marginal menos, aunque no sea raro verlo mover sumas de dinero que no son desdeñables. En suma, al negocio no se le pone ningún impuesto, en la creencia de que no se lo toca ni con el pétalo de un formulario, puesto que dependemos de su derrama. ¿Por qué hay que cobrarle al negocio si vivimos de él? En este tenor, tampoco hay nada que cobrarle a la izquierda, puesto que no solo de pan vive el Hombre; la labia en nombre de la Gran Causa también otorga el privilegio de estar exento de críticas y de otras obligaciones muy "impositivas".

¿OLIGARCAS? MAS DE LO QUE SE IMAGINAN/SE ESTAN PORTANDO MAL Y LES FASCINA...

Ollanta Humala, presidente peruano, importa poco en los círculos de izquierda. Sin embargo, con Humala han existido progresos en la función pública del Perú. La Procuraduría Anticorrupción ha realizado más de 500 denuncias contra funcionarios públicos, sin miramientos, ya que también hay algunos familiares del presidente en la mira (Alexis Humala y Antauro Humala). En el Ecuador ha sucedido algo similar con un hermano incómodo de Rafael Correa.
    En el Perú, las denuncias han demostrado la frecuente corrupción de los gobiernos populistas: hay varios apristas involucrados, incluso en "narcoindultos", y el ex mandatario Alan García no escapa a las sospechas. El silencio en algunos medios de izquierda -a diferencia por ejemplo de La Voz de Rusia, los portales cubanos no informan nada sobre Humala- debiera llamar la atención: después de todo, en los años '80 García era por su discurso contrario a la deuda externa un amigo más de La Habana. Es el mismo tipo de silencio que se guarda hoy sobre Brasil y Argentina.
    También está bajo sospecha el ex presidente Alejandro Toledo, en su momento algo así como un "héroe" de los llamados "neoliberales" por las tasas de crecimiento económico que alcanzó el Perú. Si se suma Alberto Fujimori, es fácil comprender que la corrupción es un mal grave y endémico en la función pública. La Procuraduría Anticorrupción ha procedido a embargos preventivos y ha obtenido también reparaciones civiles.
    La oligarquía sigue en lo suyo, tratando de armar una telenovela (el "culebrón") con la pareja presidencial, para remplazar la política por las "noticias de las páginas sociales". La esposa de Humala, Nadine Heredia, ya ha descartado un interés inmediato por la presidencia y, como no se trata de populismo, no parece que Heredia quiera ser la Evita de la prensa o la televisión. Humala, preguntado sobre el tema, no contestó algo así como "si es fierecilla escondida, es mi mujer". Nada de éso: si Heredia aspirara alguna vez a ser mandataria, Humala ha dicho que "está preparada para gobernar" no por su linda cara (que la tiene), sino por ser un "cuadro político brillante". Interesa la vocación de servicio y Heredia, como Correa y como García-Linera, tiene un buen curriculum académico, distinto por cierto del que posee la hija de Fujimori, Keiko, y que es asunto de negocios. Hay en el gobierno de Humala una rara sobriedad republicana, vocación de servicio y, tratándose de Nadine Heredia, una valiosa formación académica y no tecnocrática. Lo suficiente para que el político profesional e ignorante -que igual puede ser de izquierda- no repare en lo que sí cuenta, la república.

sábado, 5 de octubre de 2013

RAFAEL CORREA SOBRE OBAMA

El presidente estadounidense, Barack Obama, volvió a insistir en la reciente Asamblea General de Naciones Unidas en que Estados Unidos es un "país excepcional".
    Rafael Correa, mandatario ecuatoriano, acaba de pronunciarse en entrevista con Russia Today sobre lo dicho por Obama. Para Correa, Obama es una "buena persona" y una "persona inteligente". Puede ser, aunque Obama muestra a veces cierta dificultad para pensar e ir más allá de esa mezcla de marketing y religión que termina invariablemente en reality show. Parece tragedia, pero por momentos hay también algo de payasada, y ya la había con Bush. Jr.
    Con todo, Correa advirtió que éso del "país excepcional" recuerda de algún modo lo que decían los nazis antes y durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los alemanes creían ser la "raza superior" y "elegida". "Son ideas y discursos tremendamente peligrosos", argumentó el ecuatoriano. Es lo mismo que pocas semanas antes escribió Vladimir Putin, presidente ruso, en The New York Times.
    Correa no ha dicho que Obama sea nazi. Tampoco está en el estilo de Correa lanzarse a cada momento contra Estados Unidos -país en que estudió el mandatario del Ecuador, y que según él mismo es admirable, por ejemplo, por su sentido de la legalidad.
    La diferencia está en que Estados Unidos no se cree excepcional -superior, entonces- por la raza. Se trata de otra cosa, algo así como "por mi dólar hablará el espíritu". Después de todo, Obama no encontró nada mejor que defender lo excepcional de su país por la "sangre y el dinero" que ha costado (por cierto, la sangre suelen ponerla los demás). Obama pudo haber dicho: "hemos invertido mucha sangre y mucho dinero en ser un país excepcional". Se dice fácil, pero seguramente requiere de un gran esfuerzo.
    En suma, la excepcionalidad está dada - dicho a la manera de Correa- por la plata. Desde esta victoria estadounidense, más de una democracia se sostiene en una alianza de masas que tiene en la cúspide a un puñado de ricos cada vez más ricos; en el medio, a buena parte de la clase media cuya filosofía parece obvia ("ser rico es bien rico", tal vez el próximo best-seller de Kiyosaki), aunque sea a crédito o a costa de triquiñuelas con el Estado; y abajo, a un lumpen -a veces numeroso- que ve la riqueza con otra lógica, que en idioma chilorio reza que "más valen unos años como rey, que toda una vida de buey". Esta alianza ha adoptado creencias del rico: de los problemas, entre ricos, no se habla, menos en público. El resultado es toda una masa de arriba abajo que considera que cualquier problema es un costo, por lo que debe ser minimizado o incluso negado. Ya no hay posibilidad de hablar, sino que únicamente está la invitación a que el globo asista a este monólogo sobre tu DF (derecho a la felicidad) y lo excepcional que es cualquiera que alcanza el éxito -material, y por los medios que sean. No está excluído que a buena parte del planeta le suceda lo que al personaje de Dostoievski que fue sumergido por largo tiempo en la felicidad (se ahogó en ella y no quedaron más que burbujas en la superficie).
    Cierto, es peligroso y algo intuyen Correa o Putin. Es algo que ha sido poco pensado, éste asunto de una plutocracia (gobierno de los ricos, no el de Pluto ni tribilinocracia) que consigue una hegemonía que para algunos es cultural, y que muestra que los recursos a disposición del circo y de sus dueños son muchos -lo son. Otros consideran que es, como en la canción de Sabina, "una de romanos", y bastante decadente -como Sabina. La Alemania nazi estaba boyante; Estados Unidos siempre tiene a medio mundo al borde de otra cosa muy excepcional: la Gran Quiebra.

martes, 1 de octubre de 2013

PROZAIC

Fiodor Tiutchev, un poeta ruso del siglo XIX, está en el origen de esta visión algo frecuente: "a Rusia no se la puede entender con la razón". Ciertamente, cuando se trata de Rusia, razonar no es fácil. Lo curioso es que esta visión es exactamente la misma que se tiene con frecuencia sobre la mujer, por lo que Rusia sería "femenina" -seguramente que emocional o sentimental, pero no muy dada a "entrar en razón" o a "entender de razones". Es lo mismo que suele pensar el mero machín latinoamericano sobre la mujer: "hay que amarla, no comprenderla". Suena seductor.
    Es el mismo tipo de "argumento" que el machín emplea en Francia, país que no es tampoco el de la razón, sino el de "l'amour" (!oui, oui!) -el hombre francés está demasiado ocupado de Inspector Clouseau. De visita en París, el machín sin señora seguramente empezará por la tarde con una pieza de oratoria sobre la Piaf y la vida en rosa, muy dispuesto al arte de amar. Solo que, después, es probable que ante la "fría europea" -puede ser francesa, pero podría ser también una rusa-, el mero machín decida destrabar la situación yéndose al french can-can, es decir, al Folies Bergéres o mejor, al Lido. El "élan" amoroso -en busca de Charlotte la Sensualité, ya algo subidito el tono- seguramente se prolongue hasta la madrugada, cuando nuestro machín, tal vez en un cuartucho de Montmartre y con unas copas encima, llegue a otra de sus conclusiones: yaaaaa, lo que espera toda mujer es sentir mariposas en el vientre, para no decirlo de modo ofensivo (aunque al machín, las copas suelen quitarle lo galante). Que al fin y al cabo, "esas" son muy "fáciles" para "aquellito". Es la misma enfermiza "idea" chewing-gum con la que llegaron los soldados estadounidenses a violar francesas en 1944, anotándose unas tres mil quinientas en nombre de "l'amour" y provocando protestas oficiales de alcaldes en pueblos del norte francés. Es el tipo de conducta del mero machín que pasará fácilmente  del muy alto vuelo lírico al muy bajo comentario o la conducta procaces.
     El rastacuer con vocación oculta de Prosper -padrote o proxeneta, el chéri de Ivanovo y sus alrededores- es legendario y también lo podría ser en Rusia, aún con procedencia del "valle manta". No es distinto de la prensa que escudada en Pussy Riot persiste en que Rusia no necesita de razones, sino de sexo. Claro, no está dicho así, sino en el nombre del amor que pregonaban cuatro grandes clásicos de la filosofía en nuestra Antiguedad de oro: John, Paul, George y Ringo. Nuestro machín, si Rusia resiste aunque sea un poco a Occidente, seguramente creerá sin hacerse preguntas que, después de todo, Vladimir Putín está histérica.