Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

lunes, 20 de enero de 2014

UCRANIA: UN FACHITO DE TU CORAZON

Una parte nada desdeñable de la gente que ha estado creando disturbios en Kíev, capital ucraniana, proviene de Galitzia, región ubicada en el extremo occidente de Ucrania. En Kíev, a esa parte de quienes protestan se la conoce como "los de Galitzia". La parte occidental ucraniana -donde están ciudades como Lviv (Lvov), Ternopil e Ivano-Frankivsk- apoyó la llamada "Revolución Naranja" en el pasado. Algunos opositores al actual gobierno ucraniano de Viktor Yanukovich no dudan en alertar sobre el riesgo de una supuesta "guerra civil".
     La gente de Galitzia dependió por siglos de los polacos y los austríacos. Durante la Segunda Guerra Mundial, Galitzia apoyó a Hitler. Después de la guerra, quienes habían apoyado a los hitlerianos fueron reclutados por los servicios de inteligencia estadounidenses. Hubo una pequeña guerrilla en la región, hasta 1956. Por lo demás, habría que recordar que el "héroe" ucraniano Stepan Bandera, nacido cerca de Ivano-Frankivsk, encabezó -después de la última guerra mundial- la "resistencia" desde la ciudad alemana de Münich.
     En junio de 1941, cuando los alemanes invadieron la Unión Soviética, contaron con los nacionalistas ucranianos para masacrar a cerca de 6 mil judíos en Galitzia. Después fue creado en esa región un campo donde perdieron la vida 200 mil personas. Otros fueron deportados al campo de Belzec, cerca de la ciudad hoy ucraniana de Lviv. Belzec fue el primer campo de exterminio alemán (junto a judíos de Galitzia murieron ahí otros, de Cracovia y de Lublin).
     No hay que hurgar demasiado para ver quienes hacen hoy ruido en Kíev, incluso alegando que en Moscú gobierna una "mafia judía". Quienes alertaron sobre una supuesta "amenaza roji-parda" en la ex Unión Soviética tal vez estén ahora del lado de quienes arman disturbios en Kíev al amparo de Estados Unidos y la Unión Europea, a quienes una "sociedad" con antisemitas no les hace problema, como tampoco lo hay cuando cabe aliarse con extremistas musulmanes. No es exactamente asunto de fascismo. Es cosa de usar -como en el Báltico y como antes en Croacia- los restos del fascismo-nazismo de antaño para buscar que Ucrania entre "democráticamente" en alianza con Occidente. Así, estos grupúsculos sirven de grupos de choque callejeros para forzar al gobierno a reprimir y armar la batalla en otro terreno, el de la "opinión pública" que reacciona calculando sin pensar, más si hay miedo creado. Esta "opinión pública" mentirá sobre las declaraciones de Putin -en los apuntes post soviéticos-, pero no dirá nada sobre los antecedentes de "los de Galitzia".

miércoles, 15 de enero de 2014

URUGUAY: PEPE, EL AUTENTICO

La ganancia no es artificial. Es auténtica, muy natural. Al rico hoy le gusta presentarse como ecológico.
    "Pepe" Mujica, mandatario uruguayo, lo ha dicho en una entrevista a la cadena CNN: manda el sentimiento, aunque nos digamos "racionalistas", y la conciencia no hace más que justificar lo que ordena el corazón.
    Mujica lo ha hecho todo "de corazón". Sigue viviendo de corazón en una chacra, no tiene automóvil de lujo, no usa corbata y no gusta del protocolo. No es alguien de instituciones, las mismas que tampoco le agradan al rico si ponen impuestos, indican igualdad social o marcan límites. La institución es artificial, Mujica es "al natural", sin edulcorantes, sin endulzantes, nada: muy franco él, muy "de verdad". Tan obvio que, si no lo entienden, Mujica -hay que notarlo, monologa- se dirige al interlocutor con aire de: "sós un idiota, si no entendés". ¿Lo estamos entendiendo?. El tono es como para aficionados a Galeano, Benedetti o hasta Serrat. La cursilería del país de oficinistas.
    Mujica dió la vida misma como guerrillero tupa que fue. Sufrió, cárcel por ejemplo. Tiene el sabor del buen vino añejo y certificado de la casa. Lo que cualquier consumidor bien nacido quiere. Un toque de lujo en la marca. El lujo de lo auténtico. Algo paradisíaco. Mujica tiene cuerpo, intensidad, tueste y aroma.
    Así que "Pepe" gestiona para los consumidores de "small is beautiful": los que gustan de la mariguana, o del "matrimonio igualitario". Meterse lo que sea por donde sea es el ideal del consumidor empoderado, con derechos: por la boca o por cualquier otro orificio. "Pepe" repite el argumento del rico, que legalizar la mariguana es para cerrarle el paso al narcotráfico -en cuyo caso, seamos serios: hay que legalizar ya la cocaína, la heroína y otras drogas más. Al consumidor no se le puede prohibir, así que hay que legalizar lo que antes estaba prohibido (el matrimonio entre personas del mismo sexo). Poco tiene que ver todo ésto con la izquierda: al menos así lo ve Rafael Correa, presidente ecuatoriano, quien sostiene que una izquierda debe tener prioridades. Las de Mujica son otras: no se cansa de repetir que a principios del siglo XX el Uruguay legalizó la prostitución (otro derecho del consumidor, aunque no lo parezca).
    "Pepe", tan nuestro, está menos preocupado por el mundo del trabajo. Mujica no está tan inquieto por la devastación que provoca el boom de la soja en el Uruguay, y que orilla al pequeño productor a convertirse en prestador de servicios y rentista ante empresas no uruguayas. "Pepe" tampoco se inquieta demasiado por el "boom" del mineral de hierro en Aratirí, señal de que Uruguay está en el extractivismo. Si todo tiene que ser natural, el Uruguay debe vivir de ganancias "auténticas" con recursos "naturales". También se puede hacer extractivismo fuera de protocolo, en condiciones que de tan naturales parecen un poco "salvajes". ¿Lo estamos entendiendo?

martes, 14 de enero de 2014

YO TE ASEGURO QUE YO NO FUI

El sistema en el que vivimos es inocente, y además, vela por todos los inocentes del mundo, que son bastantes.
    -el animal, por ejemplo: no tiene culpa de nada y debe ser defendido de cualquier forma de maltrato. La causa de los animales es la de la defensa del inocente e indefenso que suele ser agredido por el ser humano, un depredador. El animalito es sagrado: diga "no" a la cacería y a la cantante Lucerito, una bestia que caza animales (tampoco vaya a conciertos de Thalía, que es igual de bestial).
     -vamos, la naturaleza: dicen que se está vengando de todo lo que le hemos hecho, por éso hay cambio climático. La naturaleza es inocente y como tal, sagrada: si hay un tsunami, de seguro es porque algo hicimos los humanos, pecadores. Defendamos a la Pachamama. Es hora de que volvamos a la naturaleza, y que le demos derechos (en Ecuador, los tiene, aunque el proyecto del Yasuní no lo defendió mucha gente a nivel internacional). Amigo, no espere más: vaya y abrace a un árbol.
     -usted lo sabe, y si no lo sabe, lo intuye: sí, la mujer es inocente y, como la naturaleza, da la vida. Promueva la causa de las mujeres y empodérelas, que ellas son la Vida. Suelen dárselas de Inmaculadas y son, además de inocentes, sagradas -empezando por mi madre y por la madre de mis hijos.
     -los indios: mire, ellos ya estaban aquí cuando usted llegó, y seguirán aquí para cuando usted se vaya, porque ellos, a los que usted llama "salvajes", son habitantes eternos de la Tierra que nos muestran la comunión (como su madrecita y la madrecita de sus hijos lo hacen comulgar con su familia, como Dios manda): ellos, los aborígenes o pueblos originarios, son parte de la naturaleza y, es más, los hay que a usted no quieren contactarlo porque el hombre blanco los aniquila. Los indios, además de "naturales", son sagrados y, ya lo habrá notado, inocentes. Llevamos más de 500 años violándolos en su sagrada comunión con la floresta.
    -y claro, ya era hora: a partir de abril, los niños (desde luego: inocentes y sagrados) podrán poner denuncias en la Organización de Naciones Unidas (ante el Comité de Derechos del Niño), de manera individual o en grupo, de acuerdo con un nuevo protocolo del organismo internacional.
    Toda esta lista tiene en común lo señalado y algo más, la pureza. Si usted es blanco y trabajador, lo más seguro es que usted contamina. Además de trabajar, pague la reparación del daño en el origen: adopte un árbol ("mi madre y yo lo plantamos", etcétera...), un niño, un indio o una india (déle voz en algún testimonio, como a Rigoberta), un animal y, desde luego, adopte a su señora. Empodérelos a todos y, sobre todo, termine de entender que, además de no ser culpables por lo que hacemos nosotros, pecadores, ni los animales, ni los árboles, ni los niños, ni los indios ni su Santa Madre ni la Madre de sus Hijos son responsables de nada. Son la vida más pura, como el mercado y el sistema en que vivimos, inocente, guiado por una mano que nadie ve ni puede ver, y que funciona como la Divina Providencia. Hay para todos (los que no están en pecado). El paraíso en la Tierra, se puede.

martes, 7 de enero de 2014

PANAMA: LO INHUMANO

Manuel Noriega, supuesto "dictador" panameño que termina hoy sus días en prisión en su país, repitió en varias ocasiones que desde mediados de los años'80 lo chantajeó Estados Unidos (en particular a través del alto funcionario John Poindexter), entre otras cosas -Noriega lo reafirmó luego, ya convertido en prisionero de guerra- para lograr que Washington tuviera presencia militar en el istmo después del año 2000.  En el año 2002, estando como presidenta de Panamá una mujer, Mireya Moscoso,  se firmó un Acuerdo (Salas-Becker) por el cual el gobierno panameño renunció a la soberanía sobre su mar territorial y su espacio aéreo, al otorgarle el derecho a patrullarlos al servicio de guardacostas estadounidense. De paso, Panamá renunció a sus 200 millas de mar territorial, reduciéndolas a 12 millas. Casi al mismo tiempo, la Autoridad del Canal panameño hizo "canjes de nota" con los estadounidenses -alegando incluso motivos "medioambientales"- para que guardacostas estadounidenses brinden servicios de "seguridad" en la vía interoceánica.
     Por lo demás, desde tiempo atrás, mediante un Pacto de Neutralidad, Estados Unidos se reservó el derecho de intervenir militarmente en asuntos panameños, incluidos los del Canal. Hoy, Washington tiene en Panamá alrededor de una decena de bases militares, y las cosas en política se arreglan a la vieja usanza, en actos como el "Pacto de la Embajada" y visitas como las de "Joe" Biden, por lo que los candidatos se eligen prácticamente fuera de Panamá. Noriega decía que Estados Unidos quería gobiernos títeres después del 2000, y el "dictador" no se equivocó.
     Por lo demás, al juicio a Noriega no se le dió seguimiento en América Latina, que en su ínfima capacidad para ser solidaria -salvo en el Divino Verbo  o cuando hay beneficio de por medio- no defendió a Panamá en 1989 y prefirió en cambio repetir acusaciones -muchas sin pruebas, aunque no todas- contra el "dictador" -ya se había probado con Guillermo Ford como mover a la opinión pública a una falsa indignación. Ni siquiera la rabiblanquera panameña tiene muchos argumentos -el curriculum del asesinado "opositor" Hugo Spadáfora no era muy brillante, y Moisés Giroldi había cometido él un delito No es argumento suficiente que Noriega no haya peleado en diciembre de 1989. Como decía José Martí, "ver un crimen en silencio es cometerlo". Como mínimo, las memorias de Noriega debían ser consideradas y analizadas como testimonio y potencial elemento de prueba.
     Noriega no se equivocó, puesto que Estados Unidos consiguió prolongar su presencia militar en Panamá más allá del 2000 y dispone de la capacidad para "abrir" o "cerrar" la llave interoceánica -creándole problemas a la región Asia-Pacífico y a unos cuantos latinoamericanos- sin que ningún ejército estorbe u ofrezca resistencia. No tener ejército, cuando se tiene un Canal, es debilidad y no fortaleza, a diferencia de lo que sucede en Costa Rica -la razón es sencilla, puesto que los ticos no tienen Canal que cuidar, ni están siendo invadidos reiteradamente.
    No habrá quien (h) se detenga en Noriega, como no hubo quien lo hiciera con Hussein, con Najibullah o con Milosevic. El de abajo o el intelectual son a veces los primeros en aprenderse con el de arriba que, como decía John F. Kennedy, "la victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana", así le demos condolencias al huérfano -lo que no es estudio ni verdad de nada, o casi nada. También cabe consolarse con que "caradepiña tiene su merecido", que es exactamente lo que cree la rabiblanquera. El Innombrable no merecía curiosidad humana, puesto que "nos dijeron" que el inhumano es él.
   

MEXICO: RIQUEZA PARA TODOS. AND I SAID RIGHT NOW, ¿OKAY?

La última creencia del Uruapan Mexican Son es que en México ya se puede lograr  la riqueza para todos. Es muy sencillo, ahora que todo el mundo anda metido a fabricarnos un "nuevo sentido común", aunque el mundo "que todos queremos" -según dice el político que se toma la atribución de hablar por todos- no pase de ser el mito de un Estado de Bienestar que nunca existió -entre otras cosas porque, desde un principio, subsidiaba ante todo a los empresarios y a los ricos. Vaya, ni en Suecia, ni en la Noruega que con un poco de mariguana se imagina el mandatario uruguayo "Pepe" Mujica.
     Si tomamos el PIB (Producto Interno, bruto) per cápita en México, a cada mexicano podrían tocarle 11 mil pesos mensuales, "salario" (sic, según el Uruapan Mexican Son) que incluiría a niños y personas mayores (why not?). Desde luego, este no es un salario, salvo que los niños y los adultos sean puestos a trabajar. El diccionario indica que alguien recibe un salario por un trabajo, así que Uruapan Mexican Son desconoce qué tipo de ingreso es éste y está pensando -como buen rico- que un salario es un subsidio, una "prestación social obligatoria". !Subsidio para todos, ya! Let's live in Puerto Rico.
     Tan es así que, "en principio, a cada mexicano le debería tocar una parte igual de la riqueza nacional". Es decir que, sea usted delincuente, empresario, electricista, telefonista, zapatero, policía de crucero, narcotraficante, político, profesor, bloguero, premiado universitario, tzotzil, mujer, gay, mesero, lanchero, regio, oaxaco, jarocho, taxista, trailero, activista, ecologista o aficionado a no hacer nada, salvo a irse de putas: !a usted le tocan con justicia 130 mil pesos al año o 10 mil dólares!. ¿Los quiere en efectivo o en food stamps? Como esto no tiene nada que ver con el trabajo, la propuesta consiste en convertir a cada mexicano en un émulo de un gringo que tiene derecho a un subsidio, que se puede convertir en renta o en consumo. Mientras tanto, en vez trabajo el gringo promedio tiene un "job" que se ha vuelto chatarra o que a lo sumo debe crear "some fun".
    Lo que dice esta propuesta, de apariencia Robin Wood, que en un curioso lapsus pide ser refutada con argumentos "de peso" (aunque el alegato es "de a peso"), es que México y el mundo entero deben convertirse en una inmensa clase media con algo de estilo puertorriqueño (food stamps incluidos), donde el ideal de vida consista en tener 11 mil pesos mensuales (o 10 mil dólares anuales)garantizados como prestación social -y por "justicia"- para ir por el mundo haciendo "lo que da la gana". Claro, lo de la "justicia" es otro error, porque es de suponer que justicia es "reconocer y dar a cada uno lo que le pertenece", y habría que empezar por explicar por qué al niño y al adulto debe tocarles por igual la suma de 10 mil dólares anuales.
      El mito del Welfare no ha terminado de hacer estragos. Aquí ya no es ni siquiera socialdemocracia, sino "redistribucion para todos" sin la menor idea del origen del dinero. Seguramente que el dinero nace del amor, como sucede en toda buena familia de ricos.

SE JODIO LA COSA...

Es una costumbre latinoamericana decir que tal o cual país "se jodió". Las cosas o los países "se joden" solitos porque también es una costumbre no decir nunca -ni lo mande Dios-algo así como "la jodimos", o que a tal o cual nación "la jodieron". No: un buen día, de improviso, las cosas amanecen "bien jodidas" sin que nadie sea responsable por ello. El niño no dice "mamita, rompí el juguete", sino que explica que "el juguete se rompió", seguramente que a la espera de la absolución.
    El escritor-ensayista español Mario Vargas Llosa puso de moda la frase en el Perú: ¿en qué momento se jodió el Perú?, se preguntaba alguna vez este virrey de las letras. Plinio Apuleyo Mendoza se preguntó lo mismo sobre Colombia: ¿en qué momento se jodió Colombia?. El político mexicano Roberto Madrazo también le entró con lo suyo en un libro publicado hace ya algún tiempo: ¿en qué momento se jodió México? Este tipo de preguntas no deja de recordar la moda que explica que nunca falta quien haya estado "en el lugar equivocado, en el momento equivocado". Es como el juguete del niño: el objeto estuvo "en el lugar equivocado, en el momento equivocado".
      Venía yo por la calle con mi amiga la soviética -que es como le decían a mi ex amiga la ex soviética- cuando "se desapareció".
      -¿cómo es que se desapareció?
      -No sé, se cayó o se derrumbó o algo así.
      -¿y usted no se dió cuenta de nada?
      -¿yo? Es que cuando voltié, la soviética ya no estaba.
      -¿pero no venía con usted?
      -¿Con quien, conmigo?
      -Sí, con usted...
      -Sí, íbamos para allá para Utopía...
      -¿Bueno, entonces qué fue lo que pasó?
      -Le digo, cuando voltié ya no estaba...
      -¿No notó nada extraño a su alrededor, o algo raro en su amiga?
      -¿yo? No. Le digo, cuando voltié ya no estaba.
      -¿Y que fue lo que hizo?
      -¿Ella o yo?
      -No. ¿qué hizo usted al percatarse del hecho?
      -No me percaté de nada. Le digo. Cuando voltié ya no estaba.
      -¿Y no le pareció extraño?
      -¿A ella o a mi? A ella pus la verdá no sé. Le digo. Cuando voltié ya no estaba.
      -¿Y entonces que hizo?
      -Me seguí para Utopía.
      -¿Así, sin más?
      -Es que tenía un jale en Utopía.
      -¿Y su amiga la soviética?
      -Oh, qué caray. Le digo, cuando voltié ya no estaba. ¿Qué no ve?
Un buen día, la Unión Soviética "se jodió". Y ahora nos salió el emir del Saber con que habría que preguntarse "en qué momento se jodió Europa". Solita, claro.

sábado, 4 de enero de 2014

CUBA: YA LLEGAMOS A DONDE IBAMOS...

Poca gente debe recordar que en los años '70, el líder cubano Fidel Castro prometió que el socialismo ya estaba a la vuelta, a unos 20 años de distancia en el futuro-es el plazo que puso el mismo Castro. Todavía en el año 2001, por ejemplo, Castro Ruz ponía a Cuba como ejemplo de socialismo.
     Un buen día, Fidel Castro declaró ante estudiantes cubanos: "(he aquí) una conclusión que he sacado al cabo de muchos años: entre los muchos errores que hemos cometido todos, el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo, o que alguien sabía de cómo se construye el socialismo". Resulta curioso que Castro haya involucrado a "todos" en el error. Es de suponer en todo caso que el grado de responsabilidad no es el mismo para "todos".
     Alguien se sube a un autobus que dice "Comunismo". Pregunta al chofer:
     -¿Pasa por "Socialismo"?
     -!Suba, suba, apúrese!
     -¿Cuánto es?
     -En el fondo hay lugar, pero apúrese que ya casi arrancamos...
     -¿Me avisa cuando estemos en "Socialismo"?
     -Siéntese donde agarre lugar...
Pasa el tiempo. El autobus no parece ir a "Socialismo" y agarra con rumbo desconocido.
     -¿Oiga, falta mucho para "Socialismo"?
     -¿Eh?
     -¿Me avisa cuando lleguemos a "Socialismo"?
     -¿A dónde dijo que va?
     -A "Socialismo".
     -¿Qué, lleva prisa?
     -¿Me avisa?
     -No se preocupe, nomás no se levante de su lugar.
Pasa el tiempo y empieza a oscurecer.
      -Disculpe, ¿falta mucho?
      -¿Para qué?
      -Es que yo voy a "Socialismo".
      -¿Eh?
      -Que si me avisa llegando a "Socialismo".
      -¿A cual qué?
      -Es que yo bajo en "Socialismo"
      -¿Y éso dónde es?, dice exasperado el chófer.
      -¿No pasa por "Socialismo"?
      -¿Eh?
      -¿No será que ya nos pasamos?
      -Uy no, todavía falta  mucho para donde usted va.
      -¿Me avisa?
      -¿Qué le avise qué?¿Para dónde va?
      -Que si me avisa ya cercas de "Socialismo".
      -Ps si aquí no es, dice de nuevo exasperado el chofer.
      -¿Ps que camión es éste?
      -¿Pos a dónde va usté?
      -¿Qué no le dije que a "Socialismo"?
      -¿Sí me dijo?
      -!Ps si le dije subiendo!
      -¿Y no le contesté? No me grite que ya la estoy oyendo.
      -¿Entonces falta mucho?
      -¿Eh?
      -Oiga, qué le pasa...¿a dónde va?
      -¿Otra vez?
      -¿Otra vez qué?
      -Oiga, ni que estuviera jugando.
      -Ni yo tampoco. ¿qué no ve que ahorita ando manejando?
      -¿Entonces no me va a decir?
      -¿Decir de qué o por qué?

     Digamos que la contada es la mejor solución.
       También existe otra, como la de Fidel,
       Si le preguntan a dónde va el autobus, el chofer, luego de desviarse para pasar a ver a la novia, puede contestar hecho todo un sinverguenza:
       ¿Coño, chico, y éso qué cosa é?