Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

jueves, 27 de febrero de 2014

ECUADOR: EL HERMANO MELANIO

El Melanio no piensa ponerse a discutir con un individuo, el Ramiro. Para el primero, ante todo están la democracia y el pueblo y, cree aquél, no ha pasado nada en el Ecuador: Alianza País está mejor que nunca, ya que es la primera fuerza política. La democracia y el pueblo son la primera prioridad.
     El Melanio no puede hablar con un individuo porque, la verdad, lo que cuenta es lo que trasciende, y las grandes causas trascienden a las pequeñas personas y a los muy humildes pecadores. Si el cura Melanio se presenta ante algún comandante, como fue el caso ante el hoy fallecido venezolano Hugo Chávez, tampoco lo hace a título individual, sino en nombre (en este orden) de Sandino, Alfaro, Martí, Pétion y Sucre. Que quede claro que estamos entre amigos, casi entre familiares, puesto que somos una gran familia (no hay límite entre lo privado y lo público), vivos y muertos incluidos. ¿Mi abuelito? Cayó en Berruecos. Si Nicolás es hijo de Hugo, Melanio lo es de Antonio José. En la familia, como es sabido, lo importante es la fachada de unidad, para que no aparezca como "rota", y cada quien debe sacrificarse y poner su parte de deber -y de provisiones- en aras de este interés superior, así liquide al individuo, cosa que no es tan rara.
    Este es el tipo de gente que no es sectaria (puesto que la unidad trasciende los conflictos individuales), que no discute con individuos (ya que las causas los trascienden) y que nos pone por delante la voluntad, el amor, la pasión y el fervor revolucionarios, como lo hace el Melanio, "siempre poeta", como le decía Hugo.
    Sigamos: el Melanio (quien muy temprano descubrió en Guayaquil el potencial del Huracán del Litoral, como llama al presidente, sin ver que suena a un apodo de futbolista), cuando se dirige a la juventud, tampoco lo hace en nombre propio, porque no lo tiene. Habla por el joven Che, el joven Bolívar y la joven Manuela.
     Vamos: este insignificante Melanio no es nadie, apenas el portavoz de Sandino, Alfaro, Martí, Pétion, Sucre, Bolívar y Manuela Sáenz.
     Dése cuenta, compañero Ramiro,con quién se está usted metiendo.
    

miércoles, 26 de febrero de 2014

ECUADOR: ¿CAMBIO DE EPOCA, O DE VELOCIDADES?

Frente a la derrota del oficialismo en Quito (capital) y en Cuenca (tercera ciudad del Ecuador), el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en vez de arremeter contra todo y contra todos, consideró -palabras más, palabras menos- que un poco de análisis no estaría mal. Alianza País, partido oficialista, no perdió en Guayaquil, añeja "capital económica" que lleva mucho tiempo en manos de la oligarquía. La candidata Viviana Bonilla obtuvo un muy buen resultado, alrededor del 40 % de los votos, aunque no ganó. Alianza País hubiera perdido en caso de tener el poder en la ciudad costeña.
      Correa consideró que su partido se ha estado durmiendo en sus laureles, y lamentó:
      -que Alianza País no haya sabido hacer alianzas, en particular con el partido Avanza (de centro-izquierda), ahora segunda fuerza electoral.
      -que Alianza País esté sufriendo de sectarismo.
      Juntos, Alianza País y Avanza siguen inclinando al Ecuador a la izquierda, por lo que la derecha no tiene mayor cosa que festejar.
      El problema del sectarismo es más complicado, ya que lo practican los mismos que se colocan a la "vanguardia" y desde ahí deciden quién sí y quién no, haciéndolo, es lo grave, en nombre de la unidad (de la nación, de la causa, de la patria grande y de la chica, de la revolución y de la familia revolucionaria, etcétera...). Habiendo aprendido los modos cubano y venezolano (o hasta sandinista), los sectarios suelen convocar a la unidad para asegurarse el inmovilismo y ese puesto que resulta de haber "trascendido la época". En suma, un sectario suele hablar desde el más allá (por algo es sectario: de una secta...), lo que lo vuelve fácilmente reconocible.  Ramiro González, líder de Avanza, dió muy en concreto los tres nombres de quienes, torpes en el mejor de los casos (González los ve como "acaparadores"), no tomaron en cuenta en Alianza País una posible alianza amplia de toda la izquierda.
     El triunfo de Mauricio Rodas (Suma-Vive) en Quito queda en la ambigüedad. El alcalde hizo propuestas que, por ser muy concretas (van desde el combate a una inseguridad realmente existente hasta una mejor planificación de una capital que se ha vuelto bastante caótica), cautivaron a una clase media también ambivalente. Rodas propuso bajar impuestos y, en décadas de crisis, ha aparecido en América Latina una clase media que cree al estilo estadounidense: no quiere política, quiere administración, y quiere el mejor servicio por el menor impuesto. Con tal de tener "lo que se le debe por haber pagado", este segmento de clase media está dispuesto a pasar por encima de todo lo que no sea comprable.
     Un delegado (!de izquierda!) de otra capital, la Ciudad de México, lo ejemplifica mejor, ya que promueve sus resultados en un cartel que le dice al ciudadano: "tu pagas, tu mandas". Solo que el delegado no fue comprado, fue electo, y no es lo mismo. Hay que tener la cabeza en inglés para creer que por pagar un impuesto alguien se ha comprado un gobierno (lo que además es bastante, bastante soberbio). Clasemedieros que lo creen no faltan, pero es igualmente grave que un servidor público considere que, por haber sido comprado, debe venderse (y por lo general, aún en nombre de la ciudadanía, estos "expertos" se venden a organismos internacionales). Es el problema -y la incógnita- del nuevo alcalde Rodas en una ciudad que no es la "conciencia" de nada, sino un añejo nido de señoritos (parasitarios, además) con derechos y sin obligaciones (yo mando, y pago lo menos): vaya, Rodas y los sectarios de Alianza País (que mandan desde el más allá) tienen algo en común, y no será fácil hacer con ellos.
     El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional salvadoreño -con un candidato popular, pero deformado por "la trascendencia de los hechos"-también puede aprender algo de lo sucedido en el Ecuador y buscar alianzas para la segunda vuelta, o arriesgarse a que entre discurso y discurso el país empiece a cabecear y dormitar.

lunes, 24 de febrero de 2014

¿NO SERA PUTIN?

El freudismo que le encanta a la izquierda "moderna" le da buenos servicios al gran capital.
     Amy Goodman, una activista estadounidense afamada por "Democracy Now" (algo así como "!dame mi democracia ahorita mismo!"), escribía hace poco en un portal izquierdista para arremeter contra Vladimir Putin, el presidente ruso. Terminaba diciendo Goodman: "como dijo Dave Zirin, si viviéramos en un mundo normal, Pussy Riot estaría tocando en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Sochi". Así que "lo personal es político", como les gusta repetir a las feministas. El problema es menos político de lo que parece: si el mundo aceptara que Pussy Riot toque en unos Juegos Olímpicos, querría decir que se ha perdido por completo la noción de lo que es la música, salvo que alguien demuestre que Pussy Riot toca música. Francamente: ¿no sería mejor un dueto entre Willie Nelson y Sheryl Crow para hacer más ameno el imperialismo (if it makes you happy)?¿Good morning, America, how are you?
    A la Goodman (en verdad, las vaqueritas de Dallas están mejor...) Rusia le parece "totalitaria" y Pussy Riot "valiente". Lo que las Pussy Riot -en especial la Tolokónnikova- han entendido es que el capital pone por delante no la ganancia, sino el deseo. ¿Algo de malo en el deseo? No. Pero no es todo, porque el mensaje es siempre otro: "mis deseos son órdenes", que es a lo que contribuye el freudismo "barato". Así, el que se oponga a mis deseos está en desacato y es legítimo -normal- emplear la violencia, como la emplea cualquier niño berrinchudo y malcriado que no tiene el juguete que quiere, en el momento que quiere, y para lo que lo quiere.
    Así, cualquiera que se oponga -o discrepe así sea mínimamente- a la "ley del deseo" o las "alas del deseo" es un sospechoso. ¿Putin?  "(...) es un chequista cerrado, opaco, con muchísimos temores. Le dan verdadero miedo muchas cosas". He aquí la enigmática manera de hablar de Nadezhda Tolokónnikova. ¿Por qué Rusia hizo las Olimpiadas de Sochi? Por "un tema de orgullo viril", declara la Tolokonnikova. Ya está: el presidente de Rusia es alguien que creyéndose muy viril, tiene muchos miedos.
    Lo que sigue no necesita de mucha explicación. !Putín, sácalo!!Sal del clóset! Si este reprimido no quiere liberarse, "nosotros", los "liberados", tenemos que ayudarlo, humanitariamente, a tener "rostro humano" y "mente abierta" (open-minded), aunque sea con peluca. Ya está servida la mesa para ir a arreglarle la vida, las opciones, las preferencias, el cabello, el vestido, los gustos y lo que sea -hasta el país- a quien ni siquiera ha sido consultado. No: simplemente, los deseos de las Pussy Riot -como el muy explícito de poner a un oligarca tipo Jodorkovski en la presidencia- son órdenes, como sucede cuando alguien se libera al fin ante Diván El Terrible. Vamos, suéltalo ya, Vlady.
    Más te vale, cabrón.

UCRANIA: HOY EN MI VENTANA BRILLA EL SOL...

Una de las cosas mejor logradas hoy por el gran capital ha consistido en arrebatarle una tras otra todas sus banderas a la izquierda, de tal modo que ese capital es la izquierda encarnada.
     Así, lo que acaba de suceder en Ucrania es una nueva "revolución", lo que, de por sí, engrandece a los pequeños provocadores de la plaza Maidán de Kíev, capital ucraniana.
     La recién liberada "reina del gas" o "princesa del gas", Yulia Timoshenko, se apareció en esa plaza para agradecer a los cinco mil ucranianos (sic) que lo lograron: "la dictadura ha caído", dijo Timoshenko, cuya trayectoria en el mundo de los negocios nunca ha sido del todo transparente. Desde luego, no había ninguna dictadura en Ucrania: tan es así que sin que se los reprimiera, sin estado de excepción, sin desaparecidos ni torturados, muy pacíficamente, los manifestantes de Kíev hicieron a su antojo. "Dictadura" no remite aquí a ningún significado, pero la palabra seduce.
    A un periodista español, los manifestantes de Kíev lo recibieron pintando en algunos cascos el lema "No pasarán", el de la izquierda española durante la Guerra Civil. Es el mismo lema que traía estampado en una camiseta (playera) Nadezhda Tolokónnikova, integrante clave del grupo punk ruso Pussy Riot: estos guiños "republicanos" están destinados a sugerir que el único cambio posible es el que hacen estas fuerzas que en otros tiempos hubieran sido llamadas "reaccionarias". Por lo demás, resulta bastante chistoso éso de meterse hasta la cocina de la casa del vecino al grito de "No pasarán".
     Otro de los logros es el de Washington, que ahora lleva una política resueltamente antiimperialista. Susan Rice, asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, advirtió en estos días que Rusia podía cometer un "grave error" si mandaba tropas a Ucrania. Rusia es retratada como el imperio y Rice hizo una declaración completamente fuera de lugar, sin significado ninguno, pero emocional. Rusia no movió un dedo en la crisis ucraniana, y no movió tampoco ni un soldado.
     Así que, veamos: son el gran capital (el interesado en que la Unión Europea se trague a la economía ucraniana, por ejemplo) y sus aliados de derecha (como el neonazi Svoboda en Ucrania) o de supuesta izquierda (como Miss "No Pasarán" en Rusia) quienes hacen lo siguiente: son revolucionarios, luchan contra las dictaduras y se oponen a los imperios. Encima, hacen creer que lo hacen democráticamente, desde abajo, en particular en la calle y en las barricadas.
     Esta presentación de los hechos funcionó con la "primavera árabe" y viene logrando buenos resultados en Europa del Este. Queda que la izquierda que pretende ser genuina se cree una tras otra estas presentaciones y, la verdad, es tal el grado de incultura, de ignorancia y al mismo tiempo de soberbia en el afán de protagonismo que ya no se sabe qué hacer: si fusilar o felicitar a tanto tonto útil.
   A la próxima, la Rice se soltará a cantar como Mercedes Sosa y Violeta Parra, solo que en alusión a los jóvenes de la Maidán: "me gustan los estudiantes...".
   

viernes, 21 de febrero de 2014

UCRANIA: DETENTE, EN NOMBRE DEL AMOR (BABY HANDS UP).

El presidente estadounidense, Barack Obama, parece tener afición por la línea: ya había amenazado a Siria para que ésta "no cruzara la línea", y ahora el de Washington advirtió contra el gobierno de Ucrania por si éste "cruza la línea". Obama, que está completamente desinformado o bien es un cínico completo, pidió al gobierno de Kíev, capital ucraniana, que trate a los manifestantes "de manera apropiada". Estos manifestantes, se entiende, son los opositores, que para Obama representan "el pueblo ucraniano". Tal vez sea simplemente que el presidente de Estados Unidos tiene una forma de humor muy sutil.
     El "pueblo ucraniano" o, más bien, los "opositores" habían conseguido, según la agencia Ria Novosti, que para el 20 de febrero se reportaran 130 policías heridos de bala; un total de 565 miembros de la policía ucraniana tuvieron que recibir algún tipo de ayuda médica y 410 policías fueron hospitalizados. 13 policías murieron. Desde luego, existe la posibilidad de que Ria Novosti esté inventando para culpar al muy pacífico "pueblo ucraniano". También puede ser que el gobierno ucraniano deba emprender, desde ya, una reforma de la policía, que en vez de disparar al "pueblo ucraniano", se disparó a sí misma -tal vez sea una forma de protesta antigubernamental, ésa de "meterse un tiro en el pié", como se dice a veces. Así, éso de dispararse a sí mismo no es tratar a los manifestantes "de manera apropiada".
      Si los tiros contra tantos policías no salieron de la policía, ya no se sabe ni de dónde salieron. Russia Today mostró un extraño video: el de francotiradores que disparan a la policía en Kíev. Claro, puede ser también que sean francotiradores gubernamentales que disparan contra la multitud o contra los policías. Que al fin y al cabo, a ésto se le llama río revuelto -y a lo que hacen los occidentales, debiera llamársele ganancia de pescadores. El 21 de febrero, después de un acuerdo político en Kíev, mientras la policía se retiraba en los alrededores de la plaza Maidán, incluso CNN reconoció que las fuerzas del orden, en plena retirada, fueron atacadas con bombas molotov por manifestantes que exigen que se los trate "de manera apropiada". O me tratas de manera apropiada o te rompo la cara: ¿okay?
     En la ciudad de Ivano-Frankivsk, los manifestantes asaltaron el depósito de armas de la policía local, llevándose -muy propios, es decir, "de manera apropiada"- 120 pistolas automáticas, 20 ametralladoras y unos 5 millones de cartuchos. Esta es la gente a la que, según Obama, hay que tratar de "manera apropiada", respetándole su derecho a "reunirse y manifestarse libremente para defender sus intereses sin miedo a la represión". En Lviv, miles de opositores asaltaron el cuartel militar local, que no ofreció resistencia, ni de la apropiada, ni de la inapropiada. Dicho sea de paso, Svoboda, uno de los partidos de oposición que protestan en Kíev, atacó y saqueó en el invierno de 2012 una iglesia ortodoxa en  la región de Pochaev, cerca deTernópil, al occidente ucraniano. "De manera apropiada", los fieles se limitaron a rezar ante esta agresión.
     En este plan sesentaiochero, frente a provocadores armados, francotiradores y asaltantes de cuarteles de policía, las fuerzas del orden ucranianas deben responder "de manera apropiada", seguramente que lanzando flores, abrazando a este "pueblo ucraniano" (como si fuera la Revolución de los Claveles en Portugal), tal vez sumándose a él o en todo caso agradeciendo encarecidamente este trato y aceptando hacer el amor con la opositora (el opositor) que lo proponga. Seamos Beatles: si la vida te tira limones, haz limonada. De hecho, al presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, ya consiguieron doblarle las manos, obligándolo a conducirse "de manera apropiada" con quienes lo acusaron de ilegítimo. Cualquier terapeuta cognitivo-conductual lo sabe, y además lo recomienda: si a usted lo están asaltando, resistirse no es comportarse "de manera apropiada".
     José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, declaró estar "anonadado y aturdido" por lo ocurrido en Kíev. Con el sentido del humor occidental, parece ser la única declaración solidaria con la policía ucraniana, también anonadada y aturdida, al menos según las cifras oficiales (y más de un vídeo muy claro sobre lo sucedido). Como sea, "la manera apropiada" consiste en repetir que la culpa de todo la tiene Putin. No sé por qué, ni de qué, ni qué o qué, pero es "la manera apropiada" de pensar. !Putin, go home!
   

lunes, 17 de febrero de 2014

LA GÜERA FRIA

Estados Unidos ha venido cometiendo un error de lo más extraño: siendo la mayor potencia del mundo, no ha hecho caso de los mejores politólogos del planeta, que son tercermundistas y, sobre todo, latinoamericanos. Según éstos, el rival a vencer, la economía de mayor peso y la potencia del mañana, a no dudarlo, es China. Hablar de Rusia no tiene sentido: lo hacen únicamente nostálgicos del pasado, necios estalinistas, machos trasnochados y autoritarios desembozados.
     Hace pocos días, llegó al puerto sureño español de Rota -que para el caso, es una base estadounidense- el buque destructor USS Donald Cook, equipado con el sistema de alta tecnología Aegis (balístico, de defensa antimisiles). No se sabe qué hace ese navío ahí, aunque lo cierto es que está programado que lleguen a Rota cuatro barcos de este tipo. Oficialmente, es parte del "escudo antimisiles" europeo. Y oficialmente también, este escudo es para proteger a Europa de la amenaza iraní. El buque anda perdido, tal vez: no ha pasado mucho desde que Irán renunció a toda amenaza nuclear, suponiendo que haya existido. Cuando hace algunas semanas se llegó a un arreglo con Irán, el canciller ruso, Serguei Lavrov, señaló que, si ya no hay "amenaza iraní", tampoco existe motivo para seguir con el escudo antimisiles europeo. Es tanto más raro cuanto que, al decir de nuestros politólogos, la Gran Amenaza de Hoy es la Gran China.
     William Engdahl, periodista estadounidense, sostuvo en estos días para Russia Today que el presidente estadounidense Barack Obama no ha renunciado a buscar para Washington la supremacía nuclear y el control militar absoluto del mundo (lo que el Pentágono llama Full Spectrum Dominance). Lo que se busca con maniobras como la de Rota es seguir rodeando a Rusia -único rival nuclear serio de Estados Unidos- para volver "pensable" (es decir, calculable) un primer golpe nuclear sin respuesta del enemigo. Lo que no era "pensable" en tiempos de la MAD (destrucción mutua asegurada) ahora sí lo es en la cabeza de los militares occidentales.
      Así que, luego de dejar supuestamente de lado el problema sirio, Occidente sigue metiendo las manos cerca de Rusia, desde España hasta Ucrania, a una distancia bastante considerable de China. Vaya personas despistadas, nuestros enemigos: al parecer, o no han mirado un mapa, o los estrategas del Pentágono no quieren saber de nuestros politólogos de vanguardia. Qué militares tan tontos. Hasta pareciera que no leen ni se informan.

jueves, 13 de febrero de 2014

UCRANIA: TE QUIERO ASI, AL NATURAL...

El guión se repite con insistencia. En las calles de Kíev, es el enojo supuestamente espontáneo de un pueblo bravío y enardecido (así, tipo canción ranchera) que se expresa con naturalidad y aborrece la represión, que siempre es artificial. Es, vaya, lo natural contra lo artificial, lo espontáneo contra lo fabricado, la calle contra la mole estalinista de palacio, la sociedad civil contra el Estado, la democracia contra el autoritarismo, la honda de David contra la mala onda de Goliath, etcétera...Y claro, la mano invisible de Occidente contra la brutalidad rusa.
     Alexander Duguin, estratega geopolítico durante mucho tiempo considerado cercano al Kremlin, lo ha dicho sin tapujos en el portal de Odnako: Rusia no tiene ningún aliado serio en Ucrania, ni siquiera en la persona del actual presidente ucraniano, Viktor Yanukovich. Es más, hace rato que, en su extravío, el Kremlin no ha tenido una "política ucraniana". Por su parte, los oligarcas ucranianos, supuestamente pro-Kremlin, buscan el equilibrio entre Occidente y Oriente, ya que temen la competencia de las grandes corporaciones rusas.
     Tal parece que la política ucraniana sí la tiene Occidente. La Voz de Rusia ha dado a conocer un dato importante:  hay jóvenes manifestantes en Kíev, de la Autodefensa Ucraniana (UNA-UNSO), que lejos de ser espontáneos en el ruedo Maidan - la céntrica plaza de Kíev- son gente que fue entrenada durante el año 2006 ni más ni menos que en una base de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Estonia, país del Báltico. En suma, en vez de espontaneidad hay una provocación calculada. Por lo demás, los manifestantes han recibido ayuda económica desde Occidente.
    A su vez, en su portal Dissonance, Alexandre Latsa da a conocer datos importantes. La plaza Maidan/de la Independencia, donde tiene lugar el grueso de la protesta, no puede albergar más de 300 mil manifestantes, y el número de participantes en las manifestaciones ha disminuido. El "problemita" es que Ucrania, lo recuerda Latsa, tiene 45 millones de habitantes. Como los manifestantes en Kíev no tienen ninguna representatividad, hay que darles esa aureola hippie de la naturaleza contra la "política estatal" pro-rusa del presidente Yanukovich, por lo demás electo en 2010 en elecciones que los mismos occidentales reconocieron como "transparentes y honestas".
    Según Duguin, un rumor recorre las calles de Kíev. Y es que Ucrania entrará a la Unión Europea (UE) luego de Turquía. ¿Cuando entrará Turquía? Nunca, dice la broma ucraniana. Entretanto, hay que aguantarse el show mediático de quienes en unas cuantas cuadras de Kíev conservan intacta -igual que "nuestros" indios- la memoria de varios siglos de opresión -!es una memoria de elefante!- y simplemente la están dejando hoy aflorar. Si el problema es ancestral, inmemorial, puede demorar en solucionarse lo mismo que Turquía en entrar a la UE.
   

miércoles, 12 de febrero de 2014

ELECCIONES EN COSTA RICA: ¿PURA VIDA?

Las elecciones recientes en Costa Rica pueden ser leídas de distintas maneras. Claro, es posible pensar, por los resultados, que el país centroamericano es uno más de los que participan en este "cambio de época" en el que Nosotros con "M" de Moi et mes amis estamos a la vanguardia. Después de todo, irá a la segunda vuelta un candidato "socialdemócrata" y tuvo resultados aceptables la izquierda del Frente Amplio, encabezada por José María Villalta. Sin embargo, los programas a la izquierda no son los mismos.
     Curiosamente, el programa más americanizado lo presentó el Frente Amplio, que calculó una redistribución de la riqueza, la defensa de las añejas garantías sociales ticas e incluyó, en este "país de oportunidades para todos y para todas" (algo muy "keynesiano"), los temas de moda:  pueblos originarios y afrodescendientes, derechos de las mujeres y equidad de género, personas con discapacidad y adultos mayores, diversidad sexual, juventud, niñez y adolescencia y, desde luego, una buena dosis de cultura. Estos temas se llevan buena parte de la propuesta escrita que presentó Villalta. Es una propuesta de "Estado de Bienestar"-kinder donde todos y todas puedan agarrar lo suyo y tener su juguete. Villalta tuvo cerca del 17 % de los votos: no está mal, pero tampoco es como para la euforia.
     Luis Guillermo Solís, académico del Partido Acción Ciudadana, tuvo un resultado mejor que el de Villalta: más del 30 %, suficiente para ir a la segunda vuelta contra Johnny Araya, de Liberación Nacional. En vez de cantar loas a la nosotrosidad, habría que considerar elementos concretos: el partido de Solís ganó ampliamente en el Valle Central costarricense, de poca herencia colonial y verdadera tradición liberal (San José, Alajuela, Heredia, parcialmente Cartago), mientras que el Partido Liberación Nacional, con su populismo pepefiguerista a cuestas, obtuvo sus mejores resultados en lugares atrasados, desde Nicoya y Guanacaste hasta la costa Caribe y parte de la sierra de Talamanca y Puntarenas. Aunque Solís tiene una formación cercana a Estados Unidos y a los organismos internacionales (también la tenía Rafael Correa en el Ecuador), presentó un programa menos americanizado que el chico Villalta,  "yo era muy pequeñito cuando cayó el Muro". En concreto, y más allá de temas comunes con Villalta (reducir la pobreza) o de temas obligados (recuperar el crecimiento), Solís presentó OTRO programa que el de la izquierda, y que consiste en luchar contra la corrupción, algo que NO está en el programa del Frente Amplio. ¿Por qué no está?
     En efecto, el primer punto del programa de Solís pone todas las baterías en volver a profesionalizar el servicio público para obligarlo a rendir cuentas, seleccionar los funcionarios por mérito y llevarlos a comportarse con ética. En suma, se trata de liquidar las prácticas clientelares -es un viejo asunto del pepefiguerismo y su modo de cooptar frente a Vanguardia Popular- y de fortalecer un servicio público que en Costa Rica, de todos modos, es bastante bueno desde alrededor de 1948 (a los pocos años del 48 se creó en Costa Rica el servic io civil de carrera). Todo el Valle Central costarricense votó contra la corrupción.
     Estas medidas de reforma en profundidad del Estado han sido tomadas también en el Ecuador -donde Correa fue el candidato ciudadano, no el de la izquierda- y en el Perú, e incomodan a una izquierda que en América Latina tiene con frecuencia hábitos corruptos y aborrece el mérito, por lo que crea rechazo en el electorado, que alguna memoria tiene. Pura vida, mae: Solís no propone felicidad, sino alegría, y no es lo mismo. ¿Quien no se alegra ante un buen funcionario público y el deber cumplido, lo que es distinto de ser feliz por haber agarrado parte del pastel o por estar en el cuarto de los juguetes? Costa Rica es un país, no un jardín de niños.