Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

jueves, 30 de abril de 2015

PODEMOS, LA SYRIZA DEL PASTEL

Crecieron con el consumismo a crédito (foráneo) de la socialdemocracia y creyeron que sería para siempre. Al menos según Takis Fotopoulos (cuya opinión ha sido reproducida por Pravda.ru), eso es en buena medida Syriza en Grecia: los hijos clasemedieros de ese boom, y que, como tales, son los verdaderos nostálgicos de hoy. Quisieran seguir en ese Estado de Bienestar nunca definido, salvo por la apariencia de abundancia, y creyendo, de nuevo según Fotopoulos, que después de todo el neoliberalismo es un "error ideológico" o una "mala política" corregible sin cambios de fondo, es decir, dentro del capitalismo. Yanis Varoufakis, ministro de Finanzas griego, se definió como "marxista libertario", aunque algunos de sus estudios - como The global minotaur-no demuestran mayor formación marxista. Lo de "libertario" es esa moda de agregarle al Estado de Bienestar la "libertad", de lo que sea.
     Así que Varoufakis se tomó la libertad de no cumplir con lo prometido y de negociar con la misma Europa transnacional -que según Fotopoulos hundió al pueblo griego- la prolongación de medidas de "austeridad", sin cancelación ninguna de deuda. Varoufakis, en las negociaciones sobre Grecia con la Unión Europea (UE), no puso reparos en seguir con privatizaciones, con la flexibilización del mercado laboral y medidas similares. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, perdió a su vez una ocasión de oro de salir de la UE y aliarse con Rusia, que le tendió la mano (como lo hizo Moscú con Chipre en el pasado). A lo sumo, Syriza es, en su aspecto dominante, algo seudokeynesiano, según Fotopoulos.
      Mediante la emigración y la quiebra del aparato productivo interno, tanto agrícola como industrial, desde los años '80, bajo el socialdemócrata Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), las clases populares se vieron arrumbadas, pero ello coincidió con el auge del consumismo del que se benefició la clase media, al igual que en España con el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) español. Ahí están los hijos de este fenómeno extorsionando a la UE - los hijos extorsionando a los padres- sin ningún radicalismo. ¿Qué tal un Estado de Bienestar con "libertades", es decir, hacer lo que venga en gana sin pagar nada porque todo está subsidiado, sobre todo en tratándose de pérdidas? Los españoles, al parecer, no quisieron este nuevo vicio completo y siguen votando a un PSOE corrupto no muy distinto del PASOK. La idea de tener una "regalada gana" no ha perdido adeptos, por lo que se ve. Creen algunos que todos queremos, y que si es así, todos podemos. Lo que queda de las clases populares puede irse si quiere a votar por la ultraderecha. Difícilmente asoma un cambio de visión en Syriza.

EU: EL PLACER DE LA ESTAFA

Lo que dice llamarse la "opinión pública" occidental le da al gran poder un placer a cambio de nada, es decir, a cambio de ser estafada. ¿O es que alguien ha seguido la supuesta campaña occidental de bombardeos contra el Estado Islámico de Iraq y Levante, el EIIL?
     Del mismo modo en que Estados Unidos no se ha ido de Afganistán (hasta fines de 2015, por lo menos, cerca de 10 mil hombres armados de EU permanecerán en este país, y luego se negociará el número de los que permanecerán en 2016), tampoco lo ha hecho de Iraq, cualquiera sea la "cosa" que quiera decir este nombre (si Iraq todavía existe). Aprovechando los desmanes del EIIL, Estados Unidos decidió construir una base militar en el Kurdistán iraquí (Harir), a 50 kilómetros de la ciudad de Erbil. EU ya había utilizado el aeródromo de Harir en 2003 durante el ataque contra el régimen que encabezara Saddam Hussein. Ya no hay tal régimen ni Hussein, pero los estadounidenses siguen ahí.
     Según denuncias reiteradas de Bagdad y de Teherán, EU arma al EIIL. Lo habían denunciado funcionarios iraquíes, pero acaban de reiterarlo en abril miembros de las fuerzas armadas de Irán, en particular, el general Hasán Firuzabad, citado por la agencia rusa TASS. Para el suministro de armas, EU utiliza aeropuertos controlados por el EIIL, donde son descargados igualmente dinero y alimentos para estos fanáticos que decapitan, violan y siembran el caos donde pueden, incluyendo el territorio sirio.
     El placer que recibe la "opinión pública" es la reiterada sensación de una seguridad comprada contra todo mal, todo riesgo o todo lo que se parezca a la consecuencia que cueste, a cambio de ser estafada, lo que ha terminado por hacer recordar el famoso "miénteme más, que tus mentiras me hacen feliz", mientras los analistas y los estudiantes de relaciones internacionales se solazan repitiendo el guión del "choque de civilizaciones" y cualquier otro que sea dictado por un "se dice" que destruyó toda posibilidad de reconstituir en las carreras universitarias lo que sucede en el orbe.
   

AFGANISTAN: AL QUE MADRUGA...

Dice el dicho que al que madruga, Dios le ayuda, y según las Memorias del "halcón" estadounidense Zbigniew Brzezinski, Estados Unidos llegó antes que la Unión Soviética a territorio afgano. La intervención soviética tuvo lugar el 24 de diciembre de 1979. Sin embargo, según lo reconoció Brzezinski, la Central de Inteligencia Americana empezó a darle apoyo a la oposición fanática islamista (los "mujaidines") desde 6 meses antes, alrededor del 3 de julio de ese mismo año. La idea del "halcón" era desprestigiar a la Unión Soviética, y funcionó. En entrevista con Le Nouvel Observateur, Brzezinski reconoció alguna vez haber instruido al entonces presidente estadounidense, James Carter, para darle "su Guerra de Vietnam" a los soviéticos, algo que también funcionó, propagandísticamente al menos (el grandote se estaba metiendo con un pobrecito tercermundista, así que el infantilismo izquierdista también debía caer en la provocación y proporcionar el discurso adecuado, algo que funcionó).
    Brzezinski reconoció que el objetivo era la "desmoralización" del enemigo y siempre le pareció una "excelente idea" tratar con fanáticos religiosos. "Nosotros -declaró Brzezinski- no empujamos a los soviéticos a intervenir,, pero incrementamos la posibilidad de que lo hicieran". En estas condiciones, y además por tratarse de un país soberano -aunque el pedido de ayuda a Moscú fue oficializado desde Kabul, capital afgana-, lo que hizo la Unión Soviética fue caer al morder el anzuelo. Lo que no parece haber sido tan notorio es que Estados Unidos creó el precedente del apoyo al islamismo más radical contra gobiernos laicos. Han pasado más de cuatro décadas, la Unión Soviética se retiró de Afganistán (para dejar en 1991 de existir), y ni siquiera se ha hecho mención de que el gran protegido de Brzezinski, Barack Obama, el actual mandatario estadounidense, nunca optó por salir realmente del país centroasiático, donde se quedarán estacionados miles de soldados occidentales en los años venideros (noticia que tal vez alcance a salir en la sección de deportes de algún diario de la tarde, si queda un espacio...).

CHECHENIA, SEGUN PUTIN...Y SEGUN EU

De acuerdo con un documental reciente de la televisión rusa (Rusia 1), Estados Unidos estuvo apoyando años atrás a los "rebeldes" chechenos contra Moscú. Esto lo sostuvo el mandatario ruso, Vladimir Putin, en el documental en cuestión, agregando que el apoyo estadounidense a esos "rebeldes" provenía desde Azerbaidján, no muy lejos del Caúcaso.
      Cuando se descubrió el hecho, Putin telefoneó al entonces presidente estadounidense George W. Bush, quien prometió "hacer algo al respecto", pero finalmente los servicios de inteligencia rusa recibieron una extraña carta de su contraparte estadounidense, que aseguró reservarse el derecho a brindar apoyo "a todas las fuerzas de oposición en Rusia". Como llega a suceder, algunos en la izquierda creyeron ver en Chechenia la lucha del pulgarcito checheno contra el gigante imperio ruso, pero, de ser cierta la versión de Putin, simplemente se estaba atizando el fuego del separatismo en una injerencia apenas disimulada -a nombre de supuestos "odios ancestrales" o de derechos "antiimperiales" -para sembrar caos dentro del territorio de la Federación Rusa, que en algunas regiones incluye a un buen número de musulmanes.
     Los "rebeldes" chechenos no dudaron en atacar a civiles, tomados como rehenes en varias ocasiones:  sucedió en Beslán, en una escuela del Caúcaso (en el año 2004), en el teatro Dubrovka de Moscú (2002), y en explosiones en el Metro moscovita (2010), sin que en ningún momento existiera una condena internacional para lo que sucedió después del 11 de septiembre de 2001, y que era terrorismo puro, no "rebeldía" (de la misma manera en que hubo gente como Susan Sontag para encontrarle alguna gracia a lo sucedido en las Torres Gemelas neoyorquinas). El apoyo estadounidense al terrorismo islámico -como antes en Afganistán y después en la hoy extinta Yugoslavia, tanto en Kosovo (Ejército de Liberación de Kosovo) como en Bosnia- siempre fue un secreto a voces. Seguramente debía serlo también que el asunto no trataba exactamente de un supuesto "despertar de los pueblos" ni nada por el estilo, pero resulta un tanto penoso -si Putin está en lo correcto- que numerosos analistas internacionales dieran un aspecto de "izquierda" (el pequeño contra el grande, el pueblo contra el imperio, el oprimido contra el opresor, la víctima contra el victimario, el "rebelde" contra el "autoritario") al conflicto en Chechenia. La habilidad estadounidense para recuperar para sí el discurso del otro no ha dejado de ser sorprendente.

sábado, 25 de abril de 2015

ARGENTINA-RUSIA: ...Y UN POCO DE HUMOR

Seguramente que más de uno se sorprendió cuando a Cristina Fernández, mandataria argentina, Vladimir Putin, su homólogo ruso, le ofreció servirle agua. Y se la sirvió, estando ella de visita oficial en Rusia.
     Putin, pasado este gesto de caballerosidad, señaló que hay algunos problemas en las relaciones comerciales entre Argentina y Rusia, y es que el país sudamericano, por lo pronto, es muy latinoamericano: como prometer no empobrece, promete en grande, pero no cumple demasiado, algo que la presidente sudamericana -visiblemente conmovida por la gentileza de Putin- se ofreció a enmendar. El principal interés de la Federación Rusa es invertir en energía en Argentina y comprarle a este país alimentos. El desorden, casi que "a la cubana", parece ser tal que no hubo acuerdo previo ni en las estadísticas, ya que para Argentina el intercambio con Rusia es deficitario, mientras que Moscú no lo registra así. Es más, después de 11 años de crecimiento, el año pasado el comercio bilateral se estancó.
     Cristina Fernández se embarcó en condenas a las sanciones contra Rusia, se deshizo en elogios al Ejército Rojo de antaño, y los argentinos presentes ofrecieron  "estudiar negocios" y "evaluar inversiones" a futuro, mientras la mandataria sudamericana, recientemente afectada por un ataque especulativo contra el país sudamericano, condenó a quienes pretenden tener el "monopolio de la amistad". Para Rusia, es muy probable que Argentina siga siendo un socio prioritario en toda América Latina, desde el punto de vista económico, como Cuba lo es en lo político, pero no más. Queda demostrado de nuevo que la prioridad para Moscú no es la retórica antiimperialista  que incendie alguna pradera, por si estuviera seca, y que ningún alto funcionario ruso ha hecho gala de presencia en Caracas. Lo único que ha sucedido es que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al mirar al retrato del "camarada Stalin", se ha atrevido a comentar: "!el bigote, se parece a mi!", sin que nadie -menos en el entorno- le haya hecho notar al del Palacio de Miraflores que, perdón, es él quien tal vez se parece al difunto (!pero vaya manera de creerse el centro del mundo!).
     ¿Pragmatismo, el de Putin? No exactamente. Sucede que lo cortés no quita lo valiente y que Putin, luego de servirle agua a Cristina, como la llaman confundidos algunos (como si fuera la Saralegui, digamos), le lanzó un balde de agua fría. Por si la señora iba ante todo a maniobrar, siguiendo la costumbre del Sur que, vaya, también existe, e insiste (demasiado).
      
     

SUDAMERICA: IZQUIERDAS EN DIFICULTADES

Desde el año pasado, cuando el gobernante Alianza País en el Ecuador se vió en aprietos, el actual mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, lo había advertido: su movimiento se había visto presa de sectarismos y no supo hacer alianzas. No parece que el tema se haya debatido y los hay que están más ocupados cantándole loas a Correa. Con todo, la alerta no fue menor: Alianza País, que no gobierna Guayaquil (capital económica del Ecuador), perdió el año pasado Quito (capital política) y Cuenca (capital cultural), por lo que el movimiento gobernante prácticamente no tiene consigo a las importantes mayorías urbanas y de clase media.
     Hace poco, fue el turno del Movimiento al Socialismo (MAS) en Bolivia, que en las elecciones locales perdió la capital política (La Paz), incluyendo el bastión de El Alto, que pasó a manos de Soledad Chapetón, una indígena representante de la "clase media aymará" y alteña, que en el pasado coqueteó con la demagogia del empresario Samuel Doria (Unidad Nacional) y de Conciencia de Patria,, además de querer un rápido Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. El mandatario boliviano, Evo Morales, tampoco ocultó los errores y consideró que la debacle del MAS se debió en buena medida a la corrupción de varios de sus líderes y a su enfrascamiento en antiguas prácticas corporativas. El MAS no obtuvo más de 4 de las nueve  gobernaciones bolivianas (Cochabamba, Oruro, Potosí y Sucre) y perdió siete de las nueve ciudades capitales (ganó en Potosí y Sucre). Como en el Ecuador, sectores de la población de clase media y urbanos no parecen querer el tipo de gobierno que ha llevado el MAS, y despunta la desvinculación con el mundo campesino (Felipa Huanca, campesina, no pudo ni siquiera hacer una buena campaña en La Paz y se vió involucrada en escándalos de corrupción). Algunos han planteado que existe un fenómeno similar en Brasil: la nueva clase media, surgida al calor del desarrollismo gobernante, está lista para deshacerse de él si considera que es lo conveniente. Parte del problema es que la izquierda dentro de Alianza País o del MAS no está toda dispuesta a la humildad de la autocrítica y, además, faltan cuadros (lo que está llevando en el Ecuador a Correa a la reelección por un tiempo que puede resultar demasiado largo).
     En Chile, la mandataria chilena, Michelle Bachelet, reconoció: "no siempre supimos ni supe -dijo- condenar con fuerza y a tiempo los modos éticamente imprudentes de hacer negocios que hemos conocido".
     No todos los gobernantes son deshonestos ni dicen una cosa para hacer otra, a diferencia de lo que sucede en la boconería oligárquica: Bachelet, por ejemplo (considera que "Chile no es un país corrupto"), ya se apresuró a buscar leyes efectivas contra la corrupción. Parte del problema está en la falta de cuadros preparados para gobernar -más allá de la capacidad de tal o cual- y en la presión de sociedades civiles que no son de fiar, como lo ha demostrado el caso brasileño. No hay seguridad ninguna -y esto Correa lo dijo alguna vez- de que el "cambio de época" sea irreversible.

viernes, 24 de abril de 2015

ANTICORRUPCION EN MEXICO: ¿PUEDE HACERSE VALER?

En México, parte del problema para hacer valer leyes -lo que en Estados Unidos se llama enforcement, una "entrada en vigor"- está en la creencia de que la corrupción es algo así como un "acto cultural", parte de usos y costumbres que no pueden cuestionarse. A esto contribuye la creencia de que el país entero es corrupto y que todos creen, también, que "no hay de otra".
    Sí hay de otra, desde México, puesto que alguien debió decirle al periodista de Univisión que pidió la renuncia del mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto- pedido en el que concuerda el izquierdismo infantil- que los presidentes se quitan y se ponen mediante el sufragio, no mediante quienes creen que están imbuidos -como los izquierdistas- de "la voluntad de las masas" (las masas siempre son mayoritarias  y, supuestamente, siempre tienen razón).
     A diferencia del pasado blanquiazul, cuando casi desapareció la Secretaría de la Función Pública (SFP), en 2008, el priísmo actual mexicano volvió a darle vida, aún con límites. Si durante los sexenios blanquiazules no se hizo nada, en los dos últimos años subieron notoriamente las multas y  hubo castigos para unos 101 funcionarios de 11 instituciones públicas federales, al menos según lo recogió el periódico español de mayor venta en el mundo. El problema es que los funcionarios encontrados culpables no pagaron, por lo que un combate integral -entiéndase que verdadero- sigue siendo necesario. Constituiría un principio de límite a la creencia generalizada de que no hay mérito que valga, sino que lo valioso es el poder de "relacionarse" y "mover influencias", traficando favores y dándole "servicios" al poder. Como sea, la reanimación de la SFP es buen indicio de que el actual gobierno mexicano ha retomado el asunto -que no compete a los medios de comunicación masiva extranjeros ni a medios locales, sino a las instituciones, salvo que el gobierno sea el de una fantasmagórica sociedad civil cuyos líderes son los periodistas y sus plurales mayestáticos. En otros términos, los medios no pueden sustituir una fiscalización institucional.
     Llama la atención que el periódico español esté incluso denostando a gobiernos de lo más "tibios", como los actuales de Chile y de Brasil, sin divulgar las acciones que han buscado tomar para por lo menos limitar la corrupción. La mandataria brasileña Dilma Rousseff no ha recibido una atención mediática que en este punto seguramente merecía. De todos modos, es desde los usos y costumbres que la oligarquía -la mayor fuente de corrupción- suele dar lecciones de moral que en su soberbia califican y descalifican, certifican o no certifican, una nueva moda "escolar" del dinero y de organismos internacionales que "colocan" todo en movimientos especulativos.

lunes, 20 de abril de 2015

LA BUENA CONCIENCIA, O DE LA AUDACIA DE EU

No son pocas las causas opositoras que han sido recuperadas por el sistema imperante, que todo lo compra y lo vende. Adquirir un membrete de izquierda es, a veces, comprarse una conciencia pura o inmaculada, aunque se trate de una contradicción, puesto que la misma conciencia ha sido colocada a la venta por quienes ofrecen "consumo auténtico" y "revolucionario". Como sea, es otro modo más de ser especial en un mundo donde muchos quieren alguna forma de excepción a la regla de los simples mortales, a partir del estatus, la competencia favorita del estadounidense. Aquí cuenta "lo especial" de tal causa -su carácter de excepción- y no contenido ninguno. La causa no cuenta por su contenido, sino por su marca. Tener un presidente negro o una mandataria mujer cuenta no por el programa, sino por la marca "negro" o la de "mujer", para los que ya estén soñando con un Estados Unidos que sea Totalmente Palacio (y no solo Casa Blanca).
      Radicado en México, el escritor estadounidense Morris Berman, en su blog (Dark Ages America), ha llamado a retirarse de un mundo como el de Estados Unidos que, citando a una novela de Lionel Shriver, supone que "hay algo especialmente terrible en que te digan una y otra vez que tienes la vida más maravillosa que existe en la Tierra (....) aunque sea una venta. Puedo tener cuarenta diferentes contraseñas diferentes para el banco y el teléfono y la tarjeta de crédito y las cuentas de Internet, y cuarenta diferentes números de cuenta, y los sumas y esa es nuestra vida. Y todo es feo. Los centros comerciales...losKmarts y Wal-Marts y Home Depots...puro plástico y cromo (....) y todo el mundo en alguna prisa, pero ¿para qué?". En la novela se lee que Estados Unidos sabe todo de lo inanimado, desde el teléfono hasta la fibra óptica, pero al precio de la ineptitud humana -ineptitud para hacer con lo animado. "A esta gente -escribe Shriver- nunca se le ha dicho como comportarse en una relación, en todo un aspecto de la vida".
      Es libre quien así lo quiera de creerse que con Obama o con Hillary Clinton -la que lanzó la idea de levantarle el bloqueo a Cuba- el capitalismo tendrá por fin el tan deseado "rostro humano" -el tipo de jeta "vamos a redistribuir" que el mandatario estadounidense, Barack Obama, fue a poner en la reciente Cumbre de las Américas en Ciudad de Panamá. La gente se lo cree y pocos reparan en el mensaje subliminal que está detrás de lo que el estadounidense se aparece a venderle a una América Latina menos radical de lo que se "piensa".
   
   

domingo, 19 de abril de 2015

HILLARY Y LA CLASE MEDIA: VAYA CON DIOS, MY DARLING

Es oficial, Hillary Clinton, ex primera dama (aunque al parecer en la Casa Blanca se coló alguna vez una segunda), quiere ser presidenta. Y lo quiere, según ella, porque "cada día los estadounidenses necesitan un luchador", y pues ella, dice, "quiere ser esa luchadora". Hillary quiere dirigirse ante todo a la clase media. Ha dicho la luchadora que "el sistema sigue favoreciendo a aquellos que están en lo más alto".
     El actual presidente estadounidense, Barack Obama, también dice gobernar para la clase media, y lo que es más, a los gobiernos latinos les recomendó en la reciente Cumbre de las Américas en Panamá gobernar no solo para los más ricos, sino también para las clases media y baja. En fin, que no hay estadounidense que no sepa que un millonario es un clasemediero de éxito y un pobre, un clasemediero en aprietos, ya lo hemos dicho. Habría que tener cierto cuidado con el discurso que quiere a los pobres por ser tales, pero también con algunos discursos que parecieran no querer a los  ricos, o querer en todo caso que "no sean nada más ellos".
     Lo que la Gran Clase Media Universal quiere son derechos y libertades. De preferencia, es deseable tener acceso a todos los derechos imaginables, incluso en algunos casos por encima de la ley, o creando leyes ad hoc (el sadomasoquismo ya no cuenta como perversión en el DSM-V), para derechos como los de fumarse un joint o casarse con alguien del mismo sexo (hasta derechos como el de subir en calzones al Metro, tener circos sin animales y hacer leyes especiales para los animales no humanos, entre otras simpáticas extravagancias). Legalizar transgresiones (hasta esas que consisten en deambular por la calle con peinados tipo Eddie Monster, pero al revés) es una buena manera de tener derecho a una ganancia suplementaria, "un plus" (plus de droga, de sexo, de animales o "plus" de derechos sobre el cuerpo y de exhibicionismo, por ejemplo).
      La libertad es la de pagar lo menos posible (no pago porque tengo libertad de no hacerlo, del tipo no pagar tarjetas de crédito o hipotecas, o de buscar deducibles de impuestos hasta en las colegiaturas), de enterarse lo menos posible de lo que sucede fuera -puras catástrofes-, de llevarse la vida cool y light (el trabajo es para los chinos) y de no hacer nada por nadie, porque no hay razón para la menor empatía por un prójimo al que Hobbes dió por naturalmente sospechoso. El mínimo impuesto -el menor aporte al bien común- es la máxima libertad. Bien vistas, estas libertades suelen ser las de pagar el menor costo ("costo marginal cero", que diría Jeremy Rifkin, un engendro de la administración Clinton en los '90) y de actuar por pura conveniencia, siguiendo la "libertad de elegir" a la Milton Friedman. En resumen: el derecho de andar "agarrando" como un bebé (¿Hillary se lanzará a regalar mamilas, en honor al estadounidense promedio?), que no tiene nada que pagar, ni consecuencias que asumir. Tal vez ya sea hora de volver a la simbiosis total con esa potencia que sueña con el paraíso: la ganancia sin ningún costo, es decir, la conveniencia perfecta  y un entorno que permita este nuevo sentimiento oceánico, el del puro extasis.

AMERICA LATINA: NOSAMA

Sí, El te ama.
     Barack Obama, el actual presidente de Estados Unidos, no se presentó a la reciente Cumbre de las Américas en Panamá como estadista, sino, en lo fundamental, como predicador -anunciando la Buena Nueva - y como negociante.
     Obama se apresuró a expresar sus pensamientos -los confunde con creencias- y a transmitir sus plegarias al pueblo de Chile, porque éste acababa de pasar un momento muy difícil.
      Cuando logró un acuerdo nuclear con Irán, poco antes de la Cumbre aludida, Obama dijo: "es un buen negocio". Por algo lo habrá dicho.
      Luego, en Panamá, el mandatario estadounidense remató así, y no hay que ser demasiado ducho para entender: "la Guerra Fría llegó a su fin hace mucho tiempo, afirmó. A mi no me interesa que sigan batallas que francamente empezaron antes de que naciera, lo que me interesa es resolver problemas", y prosiguió con que "es lo que interesa a Estados Unidos, es por eso que hemos invertido tanto en nuestras relaciones bilaterales y es por ello que vamos a seguir invirtiendo en la creación del espíritu de alianza...". Si se sigue el orden de lo expuesto por Obama, "resolver problemas" es "invertir en algo". No tiene nada de malo, solo que tal vez quepa señalar que la de Panamá no era la reunión de Davós ni una del Fondo Monetario Internacional.
      Como predicador y negociante a la vez, Obama llamó a no tener la fe equivocada, sino a seguir el camino pragmático, el favorito del dinero y del elegido por la Gracia para el éxito, entiéndase que material. ¿Qué es lo que necesitan los niños hambrientos y "analfabetas", como los llamó el alfa y beta Obama?¿Pues dinero para comprarse comida, no? Dijo Obama: "el punto final (!uy!) es que los EU miran hacia el futuro. Nosotros no queremos estar atrapados en la ideología. Por lo menos yo no lo estoy. Me interesan los resultados, no me interesan las argumentaciones teóricas. Me interesa el poder proporcionar efectos tangibles para las personas". La ideología no se come, por si alguien no se ha dado cuenta. Ni nadie come teorías. Punto final. Nadie discute tampoco obviedades.
     Obama quiere ser transparente, lo que supone total congruencia entre lo que se dice y se hace. Quiere decir que, si Obama es totalmente transparente, no hay distancia ninguna entre lo que cree, lo que dice y lo que hace, y si no existe esa distancia, quiere decir que el mandatario estadounidense simplemente no piensa lo que dice, como el predicador no piensa lo que recita. Por lo demás, él, Obama, lo reconoce, puesto que no anda de humor para teorías ni ideologías. Recibamos como en misa este cálido llamado a deshacernos -nosotros, los animales humanos- del cerebro, salvo de la conexión neuronal que -como el discurso de Obama en Panamá, párrafo tras párrafo- dicta la conveniencia y la evaluación costo-beneficio.
      Pensar, la verdad, sale ya muy caro, muy costoso. Ni se diga actuar en consecuencia.

martes, 14 de abril de 2015

AMERICA LATINA: LA IZQUIERDA PROCUBANA A LA DERIVA

La izquierda procubana en América Latina siempre tuvo un inconveniente: nutrida de clases medias, lo era de un "grupo social" que nunca abandonó del todo gustos oligárquicos, los de más arriba (así se vistiera de huipil), ni asumió la modernidad capitalista, a la que rechazó como "imposición imperialista". Como la oligarquía, esta izquierda supo guerrear -en la Revolución Cubana- y catequizar, pero no debatir ideas. Ya se ha dicho: se combate y no se debate. Hoy esta izquierda no tiene muchas ideas -aunque tenga muchos cojones y grandes sentimientos- frente a una potencia, Estados Unidos, que trae consigo mañas y recursos, cañonazos de inversiones extranjeras que muy pocos aguantan sin caer en la gran corrupción.
      Esta izquierda no estudia, no analiza, no indaga, no se detiene, no se calla nunca, no para en la retórica para "trascender", interés de todo religioso. Además, es una izquierda que descalifica fácilmente al hereje, aunque ya no tenga ni dogma: del socialismo del siglo XXI no parece acordarse nadie en este momento, ni del socialismo del siglo XX, ni del socialismo del XIX. El imperturbable Fidel está más interesado en Frei Betto, como siempre, para condenar, sermonear, profetizar, hacer caridad y pedir inmensos sacrificios. Por todo lo dicho, esta izquierda prefiere como la oligarquía al "trascendente" intelectual ante el "aburrido" académico. Y el intelectual es el obispo de turno, el que bendice, concilia, el Gran Bergoglio.
       Para muestra dos botones. Durante el diferendo entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y el cantautor panameño Rubén Blades, este fue descalificado con todas las astucias de Tío Conejo, con letanías e incantaciones en un video, pero las ideas las tuvo Blades de su lado:¿se equivocó el panameño al advertirle a Maduro contra ese izquierdismo que es una "enfermedad infantil del comunismo"? Puede que Blades supiera más del tema -del librito, en todo caso- que Maduro, pero éste prefirió -religión, otra vez- excomulgar a Blades (pese a la zalamera invitación) e irle a twittear cariñitos a Ricky Martin, como lo haría un Barack Obama. Blades había dado en el clavo  en su blog (rubenblades.com) el 20 de febrero de 2014: las oportunidades se dan sin pedir servidumbre a cambio. No es seguro que Venezuela no pida, por lo que le da al pueblo, que éste lo sea de feligreses que no cesan de comulgar. "Capilla" es el nombre ecuatoriano de la pequeña clientela.
      El otro botón: Enrique Krauze dijo alguna vez del sempiterno candidato izquierdista de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que era algo así como un "mesías tropical". Sonaba mal en ese momento, años atrás. Pero quien oiga hoy a López Obrador en sus spots no podrá no ver que AMLO se convirtió en su personaje, hasta que le quedó el saco. Puede que Krauze no tenga la razón en todo o que se equivoque (!a AMLO también le sucede!), pero no era necesario ni repetir al infinito apellidos (argumentos ad hominem) ni despacharse al mismo Krauze "al infierno" con descalificaciones y sin el menor debate. Krauze escribió: "era difícil que un hombre sin mundo entendiera el mundo y el lugar de su país en el mundo". AMLO no tiene ni la más remota idea de lo que sucede fuera del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, movimiento con un nombre hecho para "trascender", suponiendo que AMLO entienda qué le está pasando a Morena.
     Al diablo: fueron los que denostaban al sectario -lo hacían en Cuba todos los "funcionarios de lo Sagrado" en la cultura y la política- quienes convirtieron a toda una parte de la izquierda en una Iglesia que pide comuniones y se reserva excomuniones sin dialogar jamás con nadie -al igual que la oligarquía.

LIQUIDACION DE LOS ESTUDIOS INTERNACIONALES

En algunos lugares de América Latina prácticamente ya no existe el estudio de las relaciones internacionales, reducido en realidad a la especulación improductiva -porque las decisiones son de facto y desde lugares ajenos al debate- sobre lo que hará o dejará de hacer Estados Unidos en la coyuntura. El supuesto es que la hegemonía estadounidense durará todavía alrededor de medio siglo -lo que por lo demás no es de descartar-, aunque no cabe ninguna pregunta sobre qué tipo de sociedad es la de Estados Unidos. Se estudia cantidad, no calidad. Como sea, lo que alguna vez fue visto como externo ahora está interiorizado: como sucede en la gran potencia, el resto del mundo no importa y no es cosa que incumba al estudioso salvo para ver "cómo le afecta". A ésto bien se le puede llamar ombliguismo.
     México tuvo, junto a la mejor tradición diplomática de América Latina, estudios importantes sobre el Tercer Mundo como un todo, pero se han ido perdiendo, al igual que esa tradición. Incluso a la izquierda los hay que no pueden "pensar" -como ocurre en la casa Meyer & Meyer- si la última referencia estadounidense no les dicta cómo hacerlo y cómo ostentarse. El estilo de estudiar es de una cafetería de campus estadounidense y el de argumentar, el equivalente de hilvanar unas cuantas referencias de autores de Estados Unidos, desconociendo todo del resto del mundo, o casi (salvo cuando se menciona de pasada a China). No queda gran cosa del interés de antaño por Asia y Africa, ni hay interés por una cercana América Latina, y cada vez menos se estudia a Europa, Rusia o Japón. Más "globales" quieren ser, y más provincianos se vuelven estos estudios que, como en Estados Unidos, consideran en resumidas cuentas: "el mundo soy yo". No es algo que suceda nada más en México: es notoria desde hace varios años la reorientación de importantes publicaciones cubanas, incluidas revistas de circulación internacional, que han abandonado toda referencia al "resto del mundo" para centrarse en lo que dicta la agenda estadounidense. A fin de cuentas, ahora resulta que "lo internacional" es Estados Unidos. como garantía de estatus, y que lo demás puede verse a lo sumo con el lente de los medios y los estudios estadounidenses (no todos son malos, por lo demás). La batalla por los "valores blandos" a la que alguna vez se refiriera Joseph Nye la ha ganado ya  Estados Unidos en "su" Mediterráneo, y la potencia va por más, como lo ha reconocido hace poco el mismo Nye. Sin disparar un tiro.

lunes, 13 de abril de 2015

INVESTIGACION DE FRONTERA EN LAS CIENCIAS SOCIALES

En un principio fue la interdisciplina, el contacto entre distintas disciplinas, pero respetando el lugar de cada una, y hablando desde este lugar.
     De la mano llegó la multidisciplina, con un análisis desde distintas disciplinas, aunque sin cruzarse, a diferencia de la interdisciplina, donde pueden existir espacios comunes.
     Una variante es la pluridisciplina, que subraya el carácter abierto de cada disciplina, su disposición a considerar a otras disciplinas.
      Y finalmente está la transdisciplina, que atraviesa varias disciplinas, sin sujetarse forzosamente a ninguna, sino ateniéndose al tema.
       Esta es la variante universitaria de lo que, según algunos rusos, era la manera que tenía el ahora ex líder soviético Mijaíl Gorbachov de zafarse ante preguntas que lo ponían en aprietos cuando no sabía qué decir, ni conocía la respuesta: contestaba que el tema debía ser considerado en "toda su complejidad".
       Ciertamente, afirmar que "todo es muy complejo", además de invitación a cuanto especialista de lo que sea se preste, es una buena manera de no admitir la ignorancia dándose al mismo tiempo aires de Nobel. Esto se merece una Fundación.

miércoles, 8 de abril de 2015

PARA SAQUEAR UNA UNIVERSIDAD PUBLICA

Es más sencillo de lo que parece.
      -Hable en nombre de las mujeres y opóngase al falocentrismo. Juéguele la culpa al que otorga los fondos, quien seguramente al llegar a casa por alguna razón se siente mal (llega cansado, de mal humor, espera que lo sirvan o es manipulado por la muñeca que escogió para esposa) y además probablemente confunde todo (amante, esposa y madre).
      -Hágase víctima del Hombre -ese eterno culpable- y llegue de camuflaje a pedir fondos para el medio ambiente. Si usted es limpio y el que otorga fondos no los suelta, el cochino sera éste último y la culpa le caerá desde las montañas, los ríos, los valles, las llanuras, los lagos, los animales y las piedras. Pocos resisten una presión tan fuerte como la de la Madre Tierra entera.
       -Déselas de primitivo y deje en claro que ya son más de 500 años que el indio en América Latina aguanta su negativa a dar fondos. Si el peso de la Madre Tierra -por madre (fémina) y por tierra- es inmenso, el de la Historia (sobre todo a la izquierda) es durísimo. Si el otorgante no afloja la beca o lo que corresponda, puede soñar que se le vienen encima todas las pirámides del mundo y pasar un muy mal rato.
        -Proponga el estudio de la obra de algún muerto ilustre. Nadie quiere sentirse culpable de negarse a darle fondos a quien no puede defenderse.
        -Búsquese la obra de un disidente: si lo persiguen y a usted le niegan los fondos, es que también lo están persiguiendo y es contrario a los Derechos Humanos, lo que ningún otorgante de dinero quiere ser en democracia.
        -Apuéstele a una minoría sexual. Puede que el funcionario tenga hijos adolescentes o que todavía no haya descubierto que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Si se niega a otorgar fondos el fulano, entérelo de que todos tenemos de todo y de que es un reprimido: preferirá soltar antes que cargar con otra culpa.
        Haga de la extorsión un modo de agenciarse un lugar en la universidad pública de su preferencia y en los campus santos.

UCRANIA: EL DELIRIO, FASE SUPERIOR DEL IMPERIALISMO

De visita en Alemania hace poco, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, declaró varias cosas interesantes: que Rusia quiere eliminar a Ucrania como Estado independiente, o que hay 30 mil terroristas (sic) conducidos por Rusia -y con tropas regulares rusas- en suelo ucraniano.
     No fue lo mejor. Yatseniuk declaró que "nadie tiene derecho a reescribir la Historia", acusando a Putin de hacerlo, y, en adelante, se puso a decir cosas extravagantes: en entrevista con la cadena ARD, Yatseniuk declaró que la Unión Soviética invadió Alemania durante la segunda Guerra Mundial. Como fue "durante", Yatseniuk quiso decir que la Unión Soviética invadió a la Alemania nazi. "Todos recuerdan -dijo textualmente el primer ministro de Kíev- la intervención de la URSS en Alemania y Ucrania". Digamos que el asunto es tan disparatado que incluso el ministro germano de Exteriores, Martin Schaefer, se apresuró a decir que su país no comparte este tipo de "enfoque".
     En lo personal, este bloguero no recuerda haber sabido de una invasión soviética en Alemania en tiempos nazis, pero a lo mejor sucedió sin que este mismo bloguero se percatara. Lo cierto es que la Alemania nazi entró en territorio soviético en junio de 1941, y si la Unión Soviética llegó a suelo alemán, fue al final de la guerra, casi al mismo tiempo que los estadounidenses y sus aliados, cuando ya no quedaba prácticamente nada del nazismo. Ambas Alemanias quedaron ocupadas -Berlín incluido y finalmente dividido en cuatro- y la República Democrática Alemana llevó a cabo una importante desnazificación.
      Cuando las tropas soviéticas llegaron a Berlín, Ucrania formaba parte de la Unión Soviética, por lo que tampoco fue invadida durante la última guerra mundial, salvo que los ucranianos hayan invadido Ucrania (de hecho, la libertad de expresión está justamente para que cada quien diga lo que quiera, según se apresuró a declarar Schaefer). Lo único que quiso decir Yatseniuk es Rusia=terror=amenaza, aunque este primer ministro no tiene mayor idea de lo que declara (del tipo "Ucrania era un país ocupado por ucranianos"...). No parece importar, puesto que el mensaje subliminal cuenta más que cualquier hecho y Ucrania, como Estados Unidos, es la chispa de la vida.

martes, 7 de abril de 2015

LETONIA: RUSIA ES UN NAZISMO

Edgars Rinkevics, ministro de Relaciones Exteriores de Letonia, tiene muchos méritos: es el primer político de muy alto rango en los países del mar Báltico que reconoce oficialmente -lo hizo en twitter- que es gay, y a "mucho orgullo".
      No es el único mérito. Rinkevics entendió muy bien lo que esperan de él sus "partners" occidentales. Según el canciller letón, siempre en twitter, "más sigue lo que pasa en Rusia, más llega a la conclusión de que terminará como el Reich alemán tanto después de la primera Guerra Mundial como después de la segunda". Es el mismo tipo de tesis implícita en quienes preveían una reacción "roji-parda" en Rusia, por una supuesta revancha contra Occidente: tarde o temprano, la Federación Rusa debía salir del clóset.
      La primer ministro de Letonia, Laimdota Straujuma, dijo no entender por qué Rinkevics se expresó así en twitter, mientras que Rusia acusó al canciller de profanación. Straujuma se limitó a decir que Rinkevics habló a nombre personal. La Cancillería rusa agregó que la declaración de Rinkevics "denota un diagnóstico médico". De todos modos, Letonia tolera desfiles anuales de veteranos letones nazis (Waffen SS) en Riga, la capital, tal vez porque ser nazi es un gusto como cualquier otro (que ni siquiera debe aparecer en el DSM-V), mientras que ser ruso=ser nazi. Metidos todos a las casas de todos, parece que ha llegado la hora de abrir clósets: o Putin es un Hitler de clóset, o Rinkevics tiene más de un mérito. Donde las toman, las dan.

lunes, 6 de abril de 2015

AUSCHWITZ: EL TEATRO DEL ESTE

A finales de enero se conmemoró en Auschwitz -llamado curiosamente "antro" por un periodista de izquierda- el llamado "Holocausto". Algunos ucranianos se pusieron a reescribir la Historia, ayudados por gente de otros países del Este. El objetivo siempre ha parecido ser, a fin de cuentas, el que denunciara Michael Parenti: no es que el fascismo sea un comunismo, es que el comunismo es un fascismo y hay que liquidarlo como sea, incluso si no existe.
     A la ceremonia en el "antro" fue invitado Petro Poroshenko, presidente actual de Ucrania, quien afirmó que los acontecimientos de hoy se parecen a los de los años '30 y agregó: "no hay duda de que las ambiciones y el apetito del agresor van mucho más allá de Ucrania", dijo, por lo que "debemos oponernos a la nueva locura imperial y a las nuevas pretensiones de dominio en Europa". ¿Qué tal, el vestido de camuflaje? Poroshenko se refería a Rusia.
     El mandatario ucraniano olvidó la colaboración frecuente de ucranianos con los nazis y los dos mil o tres mil ucranianos que tomaron parte activa en las labores voluntarias en el "antro". Otros ucranianos, los banderovski, también colaboraron con el régimen nazi y hoy quienes quieren emularlos tienen lugar en el gobierno de Kíev. No faltaron en el occidente ucraniano quienes combatieran a judíos y polacos (incluyendo la lucha contra la resistencia polaca de la Armia Krajowa) y luego al Ejército Rojo (soviético). Pues bien, este año en Auschwitz se recordó ese tiempo invitando a un amigo de quienes reivindican el exterminio de judíos, comunistas y otros enemigos. Con todo rigor lógico, este amigo convocó a evitar la repetición de los hechos.
      Algún funcionario del Este, presente en el "antro" al que estaban asistiendo también el mandatario francés Francois Hollande y el alemán, Joachim Gauk, no tuvo empacho en decir que Auschwitz fue liberado por "ucranianos" y no por el Ejército Rojo. Resulta que quien liberó al campo de exterminio fue el llamado "Primer Frente Ucraniano", pero que pertenecía al Ejército Rojo por razones geográficas (y antes se llamaba Frente de Briansk y Frente de Voronezh). Auschwitz fue liberado por soviéticos- de distintas nacionalidades, ucranianos y rusos incluidos-, y no nada más por ucranianos. La verdad, todo lo dicho es lo de menos, porque no hay ninguna transparencia: hay que empujar hasta llegar, primero, a comunismo=fascismo y luego a ruso=comunista=fascista, o algo tenebroso parecido. Si es necesario, se puede pasar por encima de cualquier evidencia y seguir con el síndrome de Munchausen, el del barón que se jalaba del pelo y se quejaba al mismo tiempo de empezar a elevarse por los aires (!un protofascista se para en Auschwitz para alertar contra el regreso del pasado!).

miércoles, 1 de abril de 2015

COMO CONVERTIR EN CHATARRA A CUALQUIER CIENCIA SOCIAL

                                              Abre tu Kit
Adentro encontrarás:
                                 -una globalización
                                 -una gobernabilidad
                                  -un género
                                  -un juego de etnias
Lee cuidadosamente el instructivo   anexo. Puedes preparar por ejemplo:
        -La gobernabilidad en la globalización: una perspectiva de género
        -Etnias y gobernabilidad: ¿hacia una perspectiva global?
         -Género y etnias en la globalización: cómo lograr la gobernabilidad
          -La gobernabilidad étnica globalizada: testimonios de género
 En sobres aparte encontrarás tus toppings: derechos humanos, legitimidad, empoderamiento, transparencia, credibilidad, sustentabilidad, narrativa, oralidad, escritura, democracia y otros más.
        Combínalos a tu gusto (te damos un ejemplo):
        -derechos humanos de las etnias y de género: haciendo sustentable la credibilidad en la gobernabilidad global
        Por cada topping que agregues comprándolo, recibes una estampita para concursar con DIEZ juegos de narrativas en el sorteo de un viaje al Coloquio Impensar las ciencias sociales. Por cada diez estampitas que juntes te regalamos también un monedero electrónico que te bonifica tus compras de narrativas en cada uno de nuestros eventos académicos previos al Gran Coloquio.
                   Atención al cliente: 01 800 IMPENSAR (LADRA SIN COSTO)
                                     All rights reserved
        -

UCRANIA: AND ANOTHER ONE GONE, AND ANOTHER ONE GONE...ANOTHER ONE BITES THE DUST!...

No parece Rusia la interesada en "balcanizar"a Ucrania. Una intervención militar rusa en el Donbás seguramente provocaría la inmediata división de Ucrania entre "rusófilos" y "occidentalofilos", pero no ha sucedido y en Moscú los primeros fueron hechos a un lado. Se habla menos de "Novorossia", la "Nueva Rusia" del Este y el sur ucranianos.
     Entretanto, Ucrania sigue camino a la quiebra con un ritual viejo de varios años: un oligarca combate a otro en nombre de la lucha contra la corrupción, mientras se va descubriendo que todos los oligarcas son en mayor o en menor medida corruptos. A estas alturas, como ya no hay mucho qué saquear (la región más rica era la industrial del Donbás), los demás están tratando de asegurarse una posición ventajosa -de renta- para recoger las migas de Occidente. El antiguo oligarca ucraniano con mayor riqueza, Rinat Akhmetov, de Donetsk, ya no tiene mucho sobre qué gobernar. La rivalidad es ahora entre el presidente Petro Poroshenko, "rey del chocolate", y el magnate Igor Kolomoiski, hasta hace poco gobernador de Dniepropetrovsk. Kolomoiski, en nombre del "espíritu de Maidán", buscó acusar de corruptos a los gobernantes de Kíev, capital ucraniana. Sin embargo, Kolomoiski no se distingue por sus prácticas limpias: es él quien armó a batallones privados filonazis para ir a combatir al Donbás y a Mariupol, sobre la costa del mar de Azov. De este modo, Ucrania no tiene ni siquiera un ejército bien integrado y capaz de imponerse a las milicias de autodefensa del Donbás. Kolomoiski también estaría detrás del grupo Sector Derecho (Praviy Sektor), de extrema derecha.
     A cambio de apaciguarlo, Poroshenko le ofreció al conflictivo pero popular Kolomoiski, segunda gran fortuna de Ucrania, salvar al banco Privat (PrivatBank) con recursos del Banco Nacional de Ucrania (34 millones de dólares). Entretanto, Kolomoiski se acercó al -igualmente filonazi- primer ministro Arseni Yatseniuk. Kolomoiski tiene importantes intereses en el sector energético (en la sociedad UkrTransNafta) y no queda claro en qué puede terminar esta "guerra de oligarcas". Lo más probable es que, para cuando haya terminado, las arcas de lo que queda del Estado ucraniano estén vacías, porque todo el que puede -oligarcas incluidos- saca el dinero al exterior de Ucrania. En estas condiciones, aunque Ucrania no es un "Estado fallido", es algo que resulta cada vez más semejante a este espanto. La mayor dificultad para el gobierno ruso de Vladimir Putin es encontrar algún oligarca más o menos fiable con quien estabilizar la región, que de otro modo seguirá siendo un polvorín a las puertas de la Federación Rusa.