Páginas: para información y análisis, se recomiendan los sitios Counterpunch-The 4th Media-Globares

miércoles, 31 de agosto de 2016

SIRIA: ¿HA COMENZADO EL "PLAN B"?

Occidente y en particular Estados Unidos le han estado mintiendo a la "opinión pública" internacional. Fuerzas occidentales -es decir, soldados estadounidenses- entraron en la localidad de Hasakah y los turcos en Jarablus diciendo que iban, qué coño, "a por ISIS" (el Estado Islámico, EI).
     Hasakah no es un lugar controlado por el EI, así que los soldados estadounidenses fueron a desalojar a "nadie", no a combatir al terrorismo. En Jarablus, "alguien" le avisó al EI que se fuera antes de la llegada de los turcos. Llegaron en cambio otros terroristas (Faylaq Al-Sham y Nur al-Din al-Zenki), pero quedó comprobada la tolerancia de Turquía con el EI. Ni siquiera hubo combates. Por lo demás, Turquía se aseguró así de que el EI quedara protegido de ataques kurdos.
      Lo anterior quiere decir que hubo quienes prefirieron no esperar al resultado de las elecciones estadounidenses para seguir con una política de hechos consumados. Esta política, de seguir, augura más guerra, ya que se inscribe en el plan para "balcanizar" a Siria entre kurdos (los eternos manipulables), alauitas y sunitas. No es de descartar que Occidente siga por lo demás manejando alternativamente las provocaciones entre Siria y Ucrania, para ver hasta donde Rusia "da motivos". Es poco probable que Moscú muerda el anzuelo, sabiendo de qué se trata, y es posible que Rusia opte por tratar de volver a encaminar las negociaciones en la mesa, no en el campo de batalla, aunque sea para ver si algún día Estados Unidos consigue calmarse y deja de ayudar a tanta gente, !ño!.

BRZEZINSKI: OTRA VEZ, LA ALIANZA EU-CHINA

De vez en cuando es recomendable darle una ojeada a lo que dice Zbigniew Brzezinski, ex asesor de seguridad nacional de James Carter, porque aquél sigue siendo "el asesor en la sombra" de la política exterior estadounidense. Contra lo que sugiere un articulista de The 4th media, Brzezinski no habla en un texto reciente publicado en The national interest ("Hacia un realineamiento global") del fin de la unipolaridad. Lo único que quiere el estadounidense promedio es gestionar el mundo de tal modo que el nivel de vida de la superpotencia no sea puesto en tela de juicio. Brzezinski considera que "Estados Unidos sigue siendo la entidad mundial más poderosa política, económica y militarmente hablando".
      Para Brzezinski, Europa (se entiende que la Unión Europea, UE) "no es ahora y no parece que vaya a convertirse en un poder global". En cuanto a Rusia, está en su última fase convulsiva de "involución imperial" y si acaso podría ser un "poder europeo", algo nada seguro (menos si Estados Unidos, agreguemos, hace todo para impedirlo).
      En realidad, el texto de Brzezinski está hecho para seguir con la política que divida a Rusia y China. Beijing podría ser "algo así como un rival" para Estados Unidos, según Brzezinski, pero no planteará -por precaución- un desafío directo a Washington. Brzezinski es muy claro: China apenas está buscando una nueva generación de armamento mientras fortalece "su limitado poder naval".
     Para evitar que surjan uno o dos competidores, Brzezinski propone un condominio con uno o con los dos, y claro, el esfuerzo está dirigido a China. En concreto, Brzezinski propone un "condominio" Estados Unidos-China en todo el continente asiático, incluyendo Asia Central y Oriente Medio, a sabiendas de que fortalecer a China podría significar en cierto modo una derrota para Rusia, obligada a subordinarse a la "predominancia de Beijing". El "condominio" es hábil, puesto que implica prácticamente compartir las rutas de la seda (incluyendo la apertura a Irán): Estados Unidos no vería entonces con malos ojos una relación más cercana de China con los países de Asia Central, los estados islámicos post-británicos (Paquistán) e Irán. En realidad, es lo que propone este inveterado halcón: terminar de quitarle a Rusia iniciativa en Eurasia.

SIRIA: UNA INCURSION ESTADOUNIDENSE DIRECTA

Ya se ha llegado en las relaciones internacionales a un estado en el que se comparte la creencia de que se puede vivir sin ley, sobre todo estando del lado del más fuerte.
      Recientemente, Turquía, con apoyo estadounidense, ha estado metiéndose tranquilamente en territorio sirio sin que la comunidad internacional (¿la qué?) reaccione. La zona de incursión es kurda, por lo que Occidente está jugando una nueva carta para dividir a Siria. Esa zona sirve para proteger a grupos terroristas dizque "moderados", pero igualmente armados (Al nusra/Sham). Esa misma zona ha permitido la entrada de asesores militares estadounidenses. Las fuerzas especiales estadounidenses están actuando bajo cubierto de las Unidades de Protección Popular -YPG (por sus siglas en kurdo) kurdas. No solo los estadounidenses se reservan este derecho de incursionar por vía terrestre en Siria al margen del derecho internacional: jugando con fuego, algunos militares estadounidenses han amenazado con derribar aviones sirios o rusos si es que se acercan a la zona en cuestión. La cifra tentativa de militares estadounidenses que han incursionado en Siria es de 300 hombres, aunque podría ser un poco más elevada, según las fuentes (hasta 500 hombres). El pretexto es "entrenar a los combatientes kurdos contra el Estado Islámico", pero el posicionamiento en el norte de Siria permitiría más adelante "ganar en profundidad" dentro del territorio central/costero sirio.
       No parece que la comunidad internacional (¿la qué?) esté muy consciente de lo que significa saltarse a la torera el derecho internacional: la única explicación es la creencia en que, a falta de derecho, rige la ley del más fuerte y Occidente está convencido de serlo. Si es el caso, ya no hay modo de sacar a Estados Unidos y sus aliados de ahí.
     

OCCIDENTE-RUSIA: LA ESCALADA SEGUIRA LATENTE

Occidente ni siquiera repara en la "letra chiquita" de los "contratos" que los habitantes hacen con sus gobernantes.
     Hace muy pocos días, el gobierno alemán pidió algo inaudito a sus "ciudadanos": que se preparen para una "catástrofe" almacenando comida, agua y dinero para 10 días, hasta que ese mismo gobierno tenga en marcha "las medidas de seguridad suficientes". ¿Frente a qué?¿Un tsunami, tal vez? No se trata de una amenaza terrorista ni de una catástrofe natural.
       Peter Koenig esbozó dos hipótesis. ¿Se está preparando "algo" contra Rusia? El ejército alemán declaró hace poco a Rusia "país enemigo", sin que Rusia le haya hecho nada -absolutamente nada- a Alemania. El encargado del Comité de Relaciones Exteriores de la Duma Estatal rusa, Alexei Pushkov, se mostró sorprendido por el grado de sometimiento de Alemania a los designios de Estados Unidos. ¿El anuncio de la "catástrofe" fue nada más para asustar a la gente, que con miedo puede ser llevada a cualquier cosa?
      La segunda hipótesis de Koenig en The 4th media: hasta gente como Lord Jacob Rothschild ha advertido sobre la vulnerabilidad de la economía internacional actual a una nueva crisis. Las dos hipótesis están ligadas a juicio de muchos analistas rusos: ante el riesgo de una nueva sacudida financiera, o en todo caso ante la posibilidad, muy seria, de que no termine de afianzarse la recuperación luego de lo ocurrido en 2008, Occidente podría verse en la tentación de seguir en busca de "nuevos recursos" que incluyan el acceso a los de Rusia (y China), para lo cual el actual gobierno del Kremlin es un estorbo. Sin un viraje importante en Estados Unidos, la tensión con Rusia y en cierta medida con China seguirá, con los riesgos que comporta una escalada y que el habitante promedio occidental mide mal, creyéndose invulnerable: debe pensar que no hay peligro nuclear si no lo pide a domicilio, es decir, si no llega el misil "calientito hasta la puerta de su casa". Es el tipo de juego con fuego contra el que no se puede nada si quien lo hace no está en sus cinco sentidos, sino enajenado y listo, por razones objetivas -la conservación de un alto nivel de vida- a creerse lo que convenga contándose el cuento que le sirvan. Ya no es mucho lo que se puede decir.

domingo, 28 de agosto de 2016

POR SU RAZA HABLA EL ESPIRITU ( POR LA LARINGE): LA SECRETARIA DE GOEBBELS

A sus 105 años, la secretaria del jerarca nazi Joseph Goebbels (fue ministro de propaganda, para más señas) sigue muy lúcida. Ejemplifiquemos lo que pasa cuando el lenguaje sale de la laringe y pasa a la boca sin dar un rodeo por el cerebro.
     Brunhilde Pomsel, la secretaria en cuestión, declaró hace poco: "sé que nadie lo cree, pero no sabíamos nada". Es una vieja declaración favorita de los nazis. El hecho es que Pomsel indignó a la prensa que cubrió la declaración.
     He aquí lo que recogió la agencia noticiosa: "Ella simplemente no se siente culpable, asegura. Su trabajo consistía en alterar las estadísticas de los soldados caídos y exagerar el número de violaciones de mujeres alemanas por parte del Ejército Rojo. Un trabajo de oficina más". Es, francamente, encantador: Brunhilde Pomsel declara en realidad que ni siquiera sabía lo que hacía en la oficina, puesto que no declara que no es normal adulterar cifras. "Todo estaba bajo secreto", se justifica la ex secretaria. ¿Bajo secreto? Obviamente no, puesto que ella misma dice, sin que haya secreto ninguno, que su trabajo consistía en adulterar cifras, es decir, en servir al poder -haciendo un trabajo completamente deshonesto- sin hacerse preguntas. Parece el chiste del espía: "mi trabajo es tan secreto que ni yo mismo sé lo que hago".
     Lo peor es que Pomsel haya sido creída por quienes cubrieron la declaración (!!!). "La anciana rechaza admitir que fue ingenua", dice el reportaje, con esa indignación que está de moda. ¿Una ingenua adulterando reportes? No entra en la lógica. Sería el equivalente de decir: "delinquía de manera ingenua". Aunque quién sabe, tal vez es lo que hacen nuestros opinólogos. El poder, cuando es narcótico, hace maravillas, hasta con la lengua, que "habla sola". Brunhilde Pomsel ni siquiera es responsable de lo que sale de su boca.

MEDIOS DE COMUNICACION: LICUEFACCION DEL LENGUAJE

Quienes han estudiado los lenguajes llamados "totalitarios" consideran que se caracterizan por los mismos enredos que se encuentran hoy en los medios de comunicación, los occidentales a la cabeza.
      El primer asunto es que nunca está claro de qué objeto se habla. Se trata de esconderle la pelota al público haciéndole creer al mismo tiempo que está participando en el juego. Si alguien se hubiera tomado la molestia de escuchar en Youtube los discursos en las recientes convenciones demócrata y republicana estadounidenses, hubiera descubierto quién está más próximo del fascismo (y únicamente como "proximidad"). En realidad, nadie está debatiendo nada porque el debate se canceló desde antes de que comenzara: o estás "con el amor"o estás "lleno de odio", lo que es de paso una amenaza velada, puesto que el que "odia" seguramente es intolerante y no merece tolerancia. Pamba y ley del hielo. ¿Discutir qué dijeron en concreto sobre Estados Unidos -es el tema- los candidatos? No se hizo. El sentimiento por delante -tan poco objetivo como la gritonería del otro- sirvió para partidizar a la opinión. No es el rol de un analista. Quien quiera saber quién lució como estadista -hablando de los problemas de Estados Unidos- y quién como ricacho -de los problemas no se habla en público, cuando se hablan-, puede ver los videos.
       En los regímenes llamados "totalitarios", la costumbre es escribir para un interlocutor -el poder- haciendo creer que se está escribiendo para el público, lo que hacía, por ejemplo, que más de un libro soviético apabullara con citas insulsas y totalmente huecas del extinto líder Leonid Brezhnev en el tal o cual congreso del partido oficial. Los opinólogos occidentales dan la misma impresión al grado de no arriesgar nada, salvo excepciones: es preferible el guiño de ojo a la "corriente mayoritaria", por lo que se tilda a tal o cual de "fascista" para estar in y no out, no porque se quiera informar sobre qué es el fascismo o qué pudiera ser. Da incluso la impresión de que más de uno está interesado en verse a sí mismo tomándose la foto de antifacista, una selfie obscena ("fuera de escena") delante del público y hecha para el poder. Ni se diga los portales de izquierda: están convencidos de que se escribe -con pura retórica- para el círculo de amigos, no para informar, ni analizar. ¿El público? Quién sabe. La idea de pertenencia a un espacio público con obligaciones ha desaparecido casi por completo, lo que significa que no hay "cosa pública". "Se" escribe para la "cosa nostra" Y la izquierda también, o incluso a veces más que quienes se llaman "liberales".
       Tercer asunto, en los regímenes "totalitarios" el sujeto no se asume como tal (¿pero quién se ha creído Marcos Cueva?). Se escabulle desde el discurso oficial hasta la "corriente mayoritaria", pero no asume ninguna distancia porque intuye que se paga caro. La "cosa pública" merece que se la manosee para beneficio particular, pero no un pequeño sacrificio de vez en cuando. En suma: en vez de analizar, informar, investigar, etcétera, se escurren el bulto, el interlocutor y el sujeto.

viernes, 26 de agosto de 2016

UNA PETICION MUY POPULAR -NOBLEZA OBLIGA

Pongo mi corazón a tus pies....¿Qué no ves?

!Agáchate a recogerlo!¿No, cabrón? !O te me largas!.

Pp Saida

REY DE MIL CORONAS

                                               Habla Senador
                                               Miente a tu nación
                                               Engañando gente
                                               Ganaste un millón
                                               Pero de nada sirvió
                                               Pues tu corazón
                                               Falló al momento en que funcionó
                                               La única vez que que tu alma
                                               Quiso hablar la verdad
                                               Ya era muy tarde p'a conversar
                                               Rubén Blades, "Laura Farina"                            


¿Y tú, como me ves?, le pregunté...
-Alegre, de muchos colores, me contestó, ido por los efectos del tratamiento. La mano que antes escondía el as de la baraja ya no podía moverse como antes.


El rambler color verde agua estuvo a punto de patinar, pero todo quedó en un fuerte enfrenón.
    -Es que como la universidad tiene autonomía, había dicho, cualquier delincuente se refugia ahí.
    Fue el momento del volantazo y el enfrenón.
    -Sí, dijo con su habitual sarcasmo, pero con un gesto de malestar, en México los llaman "los amantes de lo ajeno".

La abuela le había mandado al nieto, que tiene el pabellón auricular derecho defectuoso y una disminución auditiva, una suma de miles de dólares -suficientes para algunos años de gran vida en buenos restaurantes y para compra de voluntades- destinados a la necesaria operación quirúrgica. Retuvo el monto en un banco ocultándolo a la madre y al nieto, aunque la esposa detectó el movimiento, por un estado de cuenta bancaria. El nieto se quedó con su defecto congénito, la abuela con la idea de que el dinero había sido retenido en algún eslabón del destino final -aquélla no tardaría en morir- y él, el más astuto, el eterno del as bajo la manga, se quedó con la suma ajena. Las huellas -madre, hijo, esposa- fueron borradas del libro. Era la pista, pero no despertó ninguna sospecha. Uno no repara en la fragilidad de nadie cuando la fama toca a la puerta, lista para ofrecer, pero también a llevarse su parte.
       Al poco tiempo, repitió, volvió a las andadas. Un divorcio favorable le permitió quedarse con un terreno de la ex esposa -miles de dólares más- y venderlo para hacerse de una casona al sur de la ciudad donde, vaya, cuántos desfilaron, cuántas voluntades fueron compradas y cuántos se compraron la historia que les vendieron, creyéndose los más felices compradores cuando, en realidad, estaban terminando de venderse, vaya efectos de óptica los del mercado.
      Volvió una tercera vez tras sus pasos, con otros miles de dólares, por la venta de la casa de su madre, y remató con un lujoso departamento -al final, con el monto en los bolsillos de otra amante- donde se repitió, con el juego de cuarenta y las "tertulias", el último premio y final soborno: ocurrió el desfile de las voluntades ofreciéndose a ser compradas, que es como el poder suele quererlas, y mucho.

     
       El rambler color verde agua se detuvo. Parecía que el frenazo podía atribuirse al semáforo que estaba pasando al rojo. El del volante y el testigo, casi el mudito, se quedaron en silencio, y al poco rato resultó más provechoso un cambio de conversación. Se había puesto la luz en verde, asunto olvidado.
   
        Según los científicos, que aún saben poco del asunto, transcurren siete años entre el acontecimiento clave y el desencadenamiento de la enfermedad. Algunos casos lo prueban, mi querido Carlos Enrique.

jueves, 25 de agosto de 2016

CAROL MURILLO RUIZ, O DE AGUSTIN CUEVA COMO NEGOCIO

Al principio, se interesaba por el lado personal de la vida de mi padre. Ese lado que llamámos "el lado humano", como si hubiera otro. No le interesaba mucho la obra, salvo sobremanera "Entre la ira y la esperanza", título que seguramente, a Carol, le llamaba como a muchos la atención. Así me traía: entre la ira por las interminables vacilaciones y la intuición de la doblez -algo raro en una manabita- y la esperanza de que se resolviera de una buena vez a crear una antología digna de ese nombre y de ese hombre. Me la había mandado un pariente lejano, con mi mismo apellido, así que supuse que ella se estaba entrevistando con el heredero legítimo de la obra, al menos en términos de derechos de autor.
      Nos encontrábamos en cafés de la Ciudad de México, sin que se me quitara la impresión de que, bien "informada" sobre mí, me estaba jugando póker en la cara, tal vez por la avidez en sus ojos. Me propuso que yo hiciera una larga introducción, contando los años '70 en México, la ebullición intelectual, y al mismo tiempo, ese interesante "lado humano" que todo intelectual tiene, salvo yo, seguramente. Solo que, de café en café, y a medida que conseguía colaboradores o cómplices, como quiera que se nombren, la introducción que debía corresponderme se convertía ora en artículo, ora en prólogo, si es que no llegó a propuesta de prefacio o postfacio. No hubo tiempo de que me ofreciera un colofón.
      En éso, la costeña tuvo la noticia que esperaba, pues había sido donada a la Universidad Andina Simón Bolívar, en Quito, una biblioteca que seguramente contenía, además de la interesante colección de libros que yo conocía, algunas cosas personales de mi padre. Ese día, en la Rosario Castellanos, en la Condesa, la Castellanos tropical -o Condesa del trópico, como se quiera- tenía actitud de quien anda machete en mano y torso desnudo y no pidió ni un jugo de calcetín, que es como se conoce a veces al café americano. Tenía los nombres de los colaboradores de la antología y vería si incluía tal vez algo mío, ya me lo diría después. El muerto se había aparecido y parecía que algún favor le había hecho, porque ella se había decidido a desheredarme, entiéndase que a negarme cualquier relación con la herencia intelectual de mi propio padre. Lo noté desde que la conocí: Carol era, como se dice, "como de la familia", la clase de gente de la que solemos decir que tiene "un lado humano" mientras callamos sobre el otro.

IBA A LO QUE IBA

Pasamos a la cocina, se sirvió una buena dosis de whisky y me ofreció otro tanto a mi, que no lo aguanto. Iba a lo que iba.
      -¿A qué viniste?!Dílo de una vez!, me soltó en ese departamento de Quito la última amante del señor.
     No entendí la pregunta. Según yo, iba a lo que iba, a visitar a mi padre, entre otras sugerencias por la de Erika Hanekamp, porque él se estaba muriendo de una enfermedad terminal aunque, como se acostumbra en estos casos, uno prefería creer que tal vez el desenlace fatal no llegaría, o que en todo caso, demoraría. En realidad estaba cerca, mientras la tipa me había hecho la pregunta directa y con los ojos inyectados de sangre destilada. Ni siquiera supe qué contestar, salvo alguna vaguedad  sobre la piedad filial. Se tranquilizó y me invitó a pasar, ya estando en pijama y yo vestido, a otro teatro de operaciones favorito de los medios intelectuales, un rincón de la sala. Pobre corazón/entristecido/ ya no puedo más/ soportar, canta el sanjuanito que es su canción preferida. Lo entendía perfectamente sí, pobre corazón.
      Para mi sorpresa, no se sentó en algún sillón, sino al pie del mío, todo en silencio, hasta que pasado un rato sus manos comenzaron a moverse como pidiendo perdón de algo. Yo estaba conmovido casi hasta las lágrimas mientras, con el Pichincha enfrente, las manos pasaban de los tobillos a los muslos y a las ingles. Y la hierba se movía. Se movía. Se movía. En mi infinita tontería, creí que el dolor, el trauma estaban provocando una tremenda confusión, y que pensaba que yo era mi padre. Tal vez por éso iba a lo que iba. Tuve que hacer algunos movimientos extraños pero contradictorios para significarle que, como mínimo, no era el lugar ni el momento. A pocos metros estaba en estado caso agónico mi padre y no quería sumar lo obsceno a lo macabro. Entendió, y sus manos fueron bajando lenta aunque algo dubitativamente. Al poco rato me despedí. A mi no se me había olvidado, iba a lo que iba, pese a que me había quedado con la sangre erguida.
       Ni fuerzas tuve para ponerme la pijama. Eso sí, al recostarme noté para mi tranquilidad que bajo mi pantalón no quedaba ya ningún bulto. Ni siquiera el de la cartera, puesto que iba a lo que iba.

martes, 23 de agosto de 2016

LA TARDE EN QUE FUI ASSANGE

Quedamos en comer en su casa, por fin, y como salí tarde tomé el taxi, en caliente, porque además era puente y había tráfico en la salida a Cuernavaca.
      Ella ya tenía gentilmente preparada la comida, muy fina, de buen gusto, así que sin muchos preámbulos pasamos a la cocina y comimos, en caliente (es decir, antes de que se enfriara). Me contó de sus problemas familiares, también en caliente, me mostré comprensivo y me invitó a pasar de una vez a la sala, donde sonaba la típica "Llorona" de los medios intelectuales universitarios, pero en una versión agradable, por lo que pregunté, en caliente: ¿quién canta?
      Mientras tomaba mi vaso de agua, no más, surgió el plan, en caliente. Me proponía que hiciéramos un texto sobre los problemas energéticos de México pero, como al parecer era un tema sensible (y parece que de verdad lo era), me sugirió no pasar por la computadora. Ibamos a hacer algo así como un "trabajo a cuatro manos", sin la computadora de ella ni la mía, sin USB, a pura máquina de escribir, en caliente.
     Sugirió empezar por vernos para ir a correr al bosque y me soltó, en tremenda sobada del ego, sin que sea necesario agregar aquí algún comentario sobre el efecto que tuvo en la temperatura ambiente:
     -Tu puedes ser un Julian Assange.
Por un momento me vi refugiado en la embajada de Ecuador en México (seguramente en pésimas compañías), y en algún otro furtivo instante noté que el dedo de Dios reclamaba escribir su propia historia, aunque fuera haciéndose pasar por Assange. Creo que la llegada de un hijo a la casa -el jovenazo llegaba además con su novia- calmó mi imaginación, que para ese momento hacía que, además de sentirme australiano, me viera escribiendo la conclusión del famoso libro debajo de algunas sábanas.
      No encontré nada mejor que pedirle:
      -¿me puedes llamar un taxi?
      Quise huir de la fama. En caliente. Porque sentía que el prólogo ya bullía en mí y no estaba lejos de hacer, a mano y de un jalón, todo el primer capítulo.

AL FIN SOLOS

Ya ya estoy del otro lado. En esta colonia, para colmo en la calle de Amores, vivió un ídolo de la canción mexicana, ni más ni menos que José Alfredo Jiménez, you know. También vivió en esta mismísima delegación, Benito Juárez, quien, junto a Juan Gabriel, es considerado el mejor representante, you see, de la mexicanidad musical, Pedro Infante, Sus vecinos eran Sara García, Joaquín Pardavé y Luis Aguilar. But para mas señas, okay, también en la Del Valle creció Luis Echeverría, un presidente bastante nacionalista, y José López Portillo, quien anunció el regreso de Quetzalcoátl, do you understand me? En estos rumbos llevamos el orgullo de ser mexicanos y, como buenos criollos, lo que más apreciamos de México es la corrupción. !Es que con ella todo se puede, come on!!Así son las cosas in this fucking country!
      Y es así que, conforme a la profecia de "Agarren a López por Pillo", llegó Quetzalcoátl, el muy emplumado. Cuando enfermó Mucita, my little cat que encontré en the street, la llevé a la veterinaria Pet Zone donde un especialista alto y de ojos azules tomó las debidas negligencias para que Mussia muriera a los pocos días. Cuando quiero a mis gatos en estado limpio, siempre he pensado llevarlos to the grooming en la Nochebuena Mixcoac. Cuando el que se asea soy yo, ya no voy a una de tantas estéticas París porque ya no existe, okay, es un Barber Shop de la misma manera en que se anuncia un Hair Style en Tlacoquemécatl. Ese lugar también presume Hair Colour, así que lo que hace 30 años todavía era un rayito de luna a través del cristal ahora es un rayito de sol tipo Farrah Fawcett a través del cabello. Una de las cosas que más me gustan i like this en el parque de Tlacoquemécatl son los food trucks there is one with chinese food Kowloon and El Pechocho de Sinaloa que ostenta sus mariscos no lejos del City Market. When i need to cut my hair voy no lejos del recién inaugurado City Shops que-sube-la.plusvalía- de-la-Del-Valle, aunque yo me he quedado con un peluquero que tiene al lado del espejo una foto gigante de Adolfo López Mateos, garantía de que me harán un corte normal -without copete- y no something a medio camino entre Archie y Torombolo y algún iroqués o mohawk, hope you are following me, okay. Los centros educativos empiezan a llamarse Incarnate Word y uno puede comprarse muy cerca de ahí un pan en City Bakery, al lado de la Pole Dance School.
       El asunto es wonderful cuando uno se sube al taxi de sitio acostumbrado y dice:
       -Voy al súper de Coyoacán y Pilares, por favor (porque me incomoda decir City Market).
       El taxista, en vez de arrancar y llevarme, primero se cerciora del destino, mirando de reojo por el retrovisor (visiblemente, el del volante no trabaja México):
       -¿A City Mooooaaar?
Nunca entendí cual de los tres problemas era el del yucateco al volante: si tenía el ruido del motor en la boca (!City Moooarrr!) y no arrancaba (¿problemas con el clutch mental?), si me estaba rugiendo (!City Moaaar!)  o si, simplemente, el muy cabrón se negaba a llevarme a un lugar tan naco como Pilares y Coyoacán y únicamente podía llevarme al Market pésimamente pronunciado, pero eso sí, muy en inglés, !moaaar!!City Moaaar!.
       Bruno, con su nose de efigie de Chichén, la toma más calmada, please be cool, all right, mientras se prepara para oir Universal Estéreo:
       -Voy al súper de Coyoacán y Pilares (me sigue incomodando, neta, pedir que en México me lleven a un City Market).
      Pero Bruno es fino: -¿ah, al Ciddy?
      No arranca hasta que, contestándole que sí, "voy a ése", confirme que él si tiene acento neoyorquino y sabe que la "t" de City se convierte en "d", por lo que al ritmo de Having my Baby me conduce al "Ciddy", con esa complicidad de quien ni siquiera necesita agregar "Market".
      Los sitios de taxi en esta colonia tienen los mejores lujos, como el del nativo de Penamiller, en la sierra Gorda de Querétaro, que ya me ha agasajado con Lili Marleen en francés y me ha contado cómo le va en su matrimonio con una inglesa de por Tulancingo -para dejar las cosas en santa paz, una de las hijas se llama Malintzin y mi antigua ahijada, Xochiquetzal. You see, neighbors understand here that you don't need to say "hola, ¿como estás?", just pon cara de Fuck You Please, nomás no olvides el Please porque en el pedir está el dar. No, no es ninguna grosería ni agresión, es un signo de estatus y de modernidad.
       -Hello, vecino !Fuck You!
       -Thanks, stupid criollo, fuck you too, and have a nice day, que tengas un bonito día.
¿Quién dijo que los años maravillosos quedaron atrás?

sábado, 20 de agosto de 2016

CARTA A UN FILOLOGO CATALAN (SI LA VES, DILE QUE...)

Lady Carrizal estaba tan loca de amor por mí que, como se entiende, se la pasaba haciendo locuras, conmigo o sin mí, y además, como corresponde a la gente con este mal, delirando y asociando creencias con toda incongruencia. No habíamos "tenido nada" que ya estaba deshaciéndose de una supuesta suegra -mi madre- y quedándose con mi igualmente supuesta "herencia". ¿Que, no dijo Engels que la familia se formó al mismo tiempo que el derecho a heredar?
       A partir de cierta edad, algunas mujeres se desesperan por no ser madres, y no por algún cariño especial hacia los chiquillos y las chiquillas de México, sino porque se arriesgan a dimes y diretes, sin duda feos en una sociedad machista, y a la pérdida de estatus. Recuerdo que, ya teniendo vivienda propia, alguna vez invité a comer a una conocida sinaloense que, luego de rechazar la comida, dejándola a medias (exquisito gesto, que del cubierto utiliza "nomás la puntita", de manera muy aristocrática), pidió que la acompañara a la parada, la del autobús, según creí entender. En el trayecto al lugar, me soltó, casi sin decir agua va, que le urgía encontrar quién le hiciera un hijo. La acompañé, pero la situación era un tanto ambigua y preferí no permanecer demasiado tiempo en la tal parada (¿me explico, supongo?). Para mi fortuna, el trole se vino rápido por la avenida.
      Debí sospechar que Lady Carrizal estaba un poco más cuerda de lo que parecía y que yo era algo más que "amorcito loco". Tanto que, después de una larga noche de pasión poblana, me hablaba horas de su amigo el filólogo catalán. Las hay de este tipo: una me invitó alguna vez a un Vips, y cuando apenas empezaba yo con mis huevos (siempre los pido con chorizo) y ella terminaba de informarme que tenía un novio belga (cuidado: entiéndase, de Bélgica), me lanzó, a los 15 minutos o incluso menos, un fulminante: "¿nos vamos?". Está claro, no me había citado para que yo disfrutara de mis huevos, sino del anuncio.
      Pese a provenir de una familia peninsular afincada en un oscuro callejón de la colonia Roma, Lady Carrizal manejaba sus impulsos y sus emociones -lloraba a veces a mares diciendo que era "una neurótica", con la esperanza de que la convenciera de lo contrario, algo que no estaba a mi alcance hacer- con la delicadeza de un trailero en la México-Querétaro. Tal vez por éso, cuando al cabo de muchos años volvió a buscarme, de inmediato se presentó como parte de la corte universitaria, y en vez de "!hola!" me dijo que había sentido, mucho, claro, la muerte de mi padre (después, francamente, se comportaba como quien deseaba con un espíritu algo menos humanista que mi madre se esfumara de este mundo y me-nos dejara el "depa"). Lady Carrizal estuvo a punto de tener un hijo mío y de lograr que emparentáramos, solo que anunció un embarazo de opción múltiple algo sospechoso (¿está usted embarazada?: 1) un poco 2) bastante, 3) lo suficiente)).
        Ante mi rechazo -y su proster afiliación al movimiento de López Obrador, porque la Lady se desdoblaba y cuando no quería linaje se daba baños de pueblo, supongo que a la altura de  Pino Suárez-, ella contó una hermosa historia de amor -a lo Chateaubriand- solo interrumpida por una madre posesiva y tal vez, secretamente, por el infatigable filólogo catalán que ocupaba extrañamente horas de conversación luego de una noche de pasión, y no precisamente gramatical. Desde luego, gente de idéntica alcurnia que esta Lady de la FES, como la hija del General Miaja, el Húsar y hasta la parentela del ilustre Lugo Hubp, se creyeron el delirio romántico -la corte universitaria es puro amor y no se habla más que de "éso", nunca del bajo mundo terrenal- y la "dichosa palabra" de la reina. Sí, ella deliraba de amor por mí , a tal grado que mi compadre le avisó a mi madre: -"asegura bien tu departamento". No sé por qué, pero no suena muy cursi que digamos, como no fue propia de ningún amor -salvo que lo hubiera "demasiado"- la actitud de la Lady ni de su séquito.
     

viernes, 19 de agosto de 2016

MI MEJOR AMIGO

No tardó mucho en confesármelo todo. Nos habíamos hecho amigos los tres -él, su novia y yo- al comienzo de la carrera en la FE. Un buen día, sentados en un extremo del lagartijero, que era como conocíamos un lugar al sol donde esperábamos el turno de una clase a otra y aprovechábamos para ligar y chismear, El, que estaba para cosas más importantes (ya había ligado, además), soltó:
      -!Yo seré un Fouché!
     Me quedé un poco extrañado: no sabía que para serlo se debiera estudiar en la FE.
     Acababa de trabar amistad con Joseph Fouché, el político que sobrevivió a todo, desde la Revolución y Robespierre hasta el Imperio y Napoleón, pasando por las temibles inquinas de Charles Maurice de Talleyrand y los intentos de restauración monarquista con Luis XVIII. Si el hecho hubiera ocurrido en esta época de hoy, diría que para mi fue "un orgullo, un honor y un privilegio" que mi mejor amigo se me acercara con tamaña tarjeta de presentación, mientras yo tenía en cambio inquietudes más terrenales, como la de aprobar Estadística I y II sin hacer trampa copiando, lo que no logré sino hasta el final de la carrera en la FE (y sobornando a una profesora, otra trampa). En fin, que ya existía la teleserie "El túnel del tiempo" y Kirk y Douglas habían conseguido que Fouché se inscribiera en la carrera de Economía. Muy pronto fui invitado a iniciarme en los misterios de la grilla universitaria y en los de Fouché, cuando formamos, entre los tres, un grupito llamado ETCFE (Estudiantes por la Transformación Crítica de la Facultad de Economía, toda una "página de la Historia"). No transformamos nada, salvo el lugar de Fouché en el escalafón político, pero cuando escribí un folleto, Joseph (si se me permite llamarlo así) me comentó:
      -"!Estoy seguro de que lo escribiste tú!". No sé quién más pudiera haberlo hecho, aunque en México el himno insinúa que el Dedo de Dios también tiene sus lances en la escritura.
      No pasó mucho tiempo antes de que Fouché fuera honrado con el cargo de director de una revista-boletín a la que tuvo la gentileza de invitarme, ante todo, en calidad de macehual. Entre dos macehualli, un tal David (salido de alguna tribu de la Agrícola Oriental) y yo, hacíamos toda la talacha de imprenta y cargábamos con cientos de ejemplares en el sistema de transporte colectivo Metro, mientras mi mejor amigo se había olvidado de que una Caribe blanca, la suya, podía ser de ayuda (lo recordó para sí cuando lo ayudé alguna vez a sacarla de un taller). Fouché, el antiguo revolucionario, el "terror de Lyon", ya era parte de los pipiltin y del círculo del Huey Tlatoani (sic, desde entonces ya existía un solo Huey que decidía por los demás), y tenía tiempo tanto de dedicarse a la grilla como de dejarnos colgados a los macehualli con el trabajo manual, el de imprenta. El "guerrero jaguar" o "águila" -nunca supe qué era- de la Agrícola Oriental, aunque guero y barbudo, no tardó en desertar, seguramente vencido por los dioses, así que me encontré casi solo -mientras los Escribas de Espacio Abierto me invitaban a desertar, yo también- con quien ya no salía del laberinto de oficinas de pochtecas, teopixque, mapaches y demás privilegiados en la FE. El día en que compré mi libertad, siendo cargador, el Huey, perdón, Fouché, me rindió un sentido homenaje que terminó de hacerme sentir incómodo. Este pilli, como siempre mi mejor amigo, quería una emotiva despedida y tal vez se preguntara al mismo tiempo quién diablos seguiría cargando no con las relaciones "públicas", sino con la talacha.
        Nunca dejó de sorprenderme. En una cantina del centro histórico, con una (inusualmente) pacífica charla que incluía a una conocida sinaloense, Joseph, bastante sobrio, nos anunció:
        -"!Yo estaré en el centro del escenario político mexicano del siglo XXI!"
Ante otra de mis sorpresas, la de El Rosario me aclaró: -"No lo dudes, con lo podrido que va a estar ese escenario".
         Este nacido en los canales de Nantes, casi entre trajineras, había sido mi mejor amigo desde el principio, diríase que ni tardo ni perezoso, y sin que yo me percatara de ello. Hoy es Duque de Otranto y gobernante de un altepetl, donde funge como tlatoani ("el que habla", en náhuatl). Es la clase de personalidad que le respondió impasible a Napoleón, cuando éste le dijo:
         -"!Debería echarlo y mandarlo fusilar!"
         -"No soy de esa opinión, señor"

jueves, 18 de agosto de 2016

PETARDO

Conocí a Petardo a finales de los '90, y tuve la fortuna de asistir a su boda, aunque en estado neurotóxico. Era un evento muy lindo, porque una de las familias de los futuros cónyuges había decidido, aprovechando sus dotes musicales muy modernas, ponerse a tocar algo, en confianza. No habían servido la comida ni había empezado el baile que ya la banda de jóvenes, con un baterista especialmente emocionado, entonó la canción del día: "Paola y Mario" (supongo que era el título de tan ingenioso engendro musical). La cosa iba más o menos así: "Paooooola y Mario, !se uuunen hoooy!" Bien, repetían el estribillo anunciando las nupcias y la emoción era indescriptible. En el jardín, todo estaba listo, empezando por el Petardo. Yo esta distraído entre los mareos de la neurotoxicidad y la cercanía intimidante -porque soy muy, muy tímido- de Rebeca, ex alumna mía y amiga de los futuros esposos. Noté que al cuarto de hora no había terminado la canción, pero sucede incluso con The Band. El ambiente era tan cálido que, como a la hora y con el baterista cada vez más alocado, como si con el ruido y la furia quisiera o decir o tapar algo, seguía la cosa con que "!Paoooola y Mario, se uuuunen hoy!". A esas alturas, tendía a volverse cantinela, pero, como balacera de fiesta, se prolongó por otro tiempo más, como si hubiera que disipar dudas: "!Paoooola y Mario, se uuunen hoy!". Solo noté lo que ocurría cuando descubrí que en el jardín estaba el Petardo, pero Paola tardaba en salir a la ceremonia tanto como la banda en repetir el estribillo.
       Petardo alguna vez me prestó dos libros, de éso como hace 17 años. Uno se lo devolví, el otro probablemente se extravió en un atropellado cambio de domicilio. Cada vez que Petardo, hoy mi vecino, me encuentra en la calle, me saluda con un amigable: "!oye cabrón, mi libro!". Lo que en "Paola y Mario" duró como hora y media en Petardo ya dura 17 años, aproximadamente. Para mi desgracia, no me alcanzan los familiares para distraer la atención de la pérdida del libro con alguna tocada. No parece que el libro como tal sea lo que le preocupa a Petardo. En una banqueta, en otro encuentro casual, después del acostumbrado "!oye cabrón, que pasó con mi libro!", finalmente el dueño del objeto extraviado se explayó: "!te tengo agarrado de los huevos!". Que le haya pedido que me la hiciera buena no lo inmutó: todo el personaje de Petardo está en una "catexis" (como dicen los psicoanalistas) con el libro, de tal modo que un libro no devuelto -por pérdida- ofende y desafía la imagen que su propietario tiene de sí mismo y su linaje. Más que la pérdida  del libro, esa "catexis" (vaya nombrecito) indica que Petardo no soporta verse en una imagen abollada por un libro no devuelto. Desconozco los motivos por los cuales se siente al mismo tiempo tentado de agarrarme de los huevos, pero un día de éstos, cuando en alguno de los próximos años le devuelva el libro luego de readquirirlo, seguramente termine de entender esa hora y media durante la cual la Banda hartó a todos los asistentes con lo mismo: "!Paoooola y Mario, se uuunen hoy!".

EL MONINO

Yo tuve un amigo -al menos eso creí- salvadoreño (al menos eso creí) a quien el hecho de que en la infancia John F. Kennedy le regalara una pluma lo dejó trastornado, puede que de manera duradera. Por mi parte, yo tuve la fortuna de conocer a quien será el futuro presidente de México: es hombre, no mujer. La diferencia con mi antiguo amigo es que yo no quedé (tan) trastornado.
      Lo conocí en el seminario de Economía Internacional, en un lugar que por sus siglas se llama la FE. Fue impactante, todo un acontecimiento: la clase comenzaba a las 19 horas y terminaba a las 20.30 horas, pero ese día -y creo que todos los de clase, al menos los de ese seminario- el Excelentísimo Alumno llegó alrededor de las 20 horas. Fue su entrada algo majestuoso, puesto que el Monino, nuestro futuro presidente, llegó del banco en que trabajaba al salón de clase no solo trajeado y rebosante en su cara blanca y de ojos claros (lo suficiente para ser en México candidato a lo que fuera), sino acompañado de la que será la Primera Dama, quien lo siguió en la entrada triunfal con un vestido amarillo con manchas de leopardo, lista para saltar a la fama que, según entiendo, pues la llevaba del brazo, ¿no?.
      El salón de clase estaba en el tercer piso de la FE y ya comenzando la amistad, el Monino me confió su conversación con la dama, en ese entonces su novia. Le había dicho él a ella, oteando ambos al horizonte:
     "!Algún día todo ésto será tuyo!".
     Se refería como mínimo a gran parte del sur de la ciudad que se veía desde lo alto de la FE.
      El futuro mandatario nunca perdió esa fe. Si apenas llegó a flaquear con una chava del Callejón del Diablo, un lugar de la ciudad no muy recomendable en el cual habían realojado a damnificados del terremoto: desconozco los motivos por los cuales el Monino, en esta relación, se limitó a decirle a la muchachita "tú serás mi Frida y yo seré tu Diego", algo ciertamente muy interesante, pero alejado de la silla del Aguila, ésa que Eufemio Zapata quiso quemar porque, decía, todo el que se sentaba en ella se corrompía. Tal vez simplemente el futuro presidente quería ahorrarse por un momento las tentaciones del poder, o pasaba por una "turbulencia". Lo perseguían, puesto que era vox populi que chava que lo conociera exclamaba de entrada, hasta en las situaciones más chuscas: "!he oído hablar tanto de tí, Monino!" ¿Y cómo no iba a ser, si el destino de millones estaba desde ya en sus manos, aunque esos millones aún no lo supieran (tal vez sigan sin enterarse)?
      Un tiempo compartimos alojamiento, con las debidas precauciones, puesto que nadie debía sospechar que fuéramos otra cosa que amigos en apuros económicos, obviamente transitorios, si ha de considerarse el sueldo de un mandatario mexicano. De regreso de un convivio del que yo me había retirado temprano, desafiando a un amigo común que sostenía una y otra vez que quienes reciben premios de ciencias sociales ahorcan a sus mujeres (yo acababa de recibir un premio y nada más parecían faltar el libro de Althusser, la mujer y la soga), el Monino, enojado, me representó lo que había hecho. El amigo en común, sin que yo lo supiera, parecía estar ya desde ese entonces en la lista de los miembros del próximo gabinete. El futuro presidente, en esa covacha de Avenida Colonia del Valle (lo digo para cuando pongan la placa conmemorativa), me recordó que algún día el tomaría posesión y, parándose del colchón en el que dormía y coleccionaba Primeras Damas (que pasaban a ser Segundas Damas, Terceras, y así), me dijo alegre, dándome ánimos parta la sesión en San Lázaro:
      -"!Y esperamos, Marquillos, que ese día tú nos acompañes!"
Respiré más tranquilo. Según entiendo, había estado a punto de perder la Secretaría de Cultura o una dependencia semejante por un desplante.
       A mi amigo, el Monino, le hicieron fraude al poco tiempo, en 1988, como a Cuauhtémoc. Zedillo y Fox le arrebataron la presidencia en 1994 y en el 2000. En el 2006 al Monino el sistema volvió a hacerle fraude , y aquél compartió suerte con Andrés Manuel. Supongo que en 2012 el futuro presidente de México no tenía suficientes tarjetas Monex para llegar a Palacio, ni faldas para un "Vota Monino, vota diferente". Se me ocurre que podría perder frente a Margarita, Andrés Manuel u Osorio Chong, los que "suenan", porque ahora suenan, a diferencia de esa época en el tercer piso de la FE, cuando todavía había la tradición del "tapado". El Monino lleva treinta años completamente "tapado" y tal vez por este motivo el pueblo mexicano no puede reconocer el rostro de su salvador, aunque cuando aparece en la Web, es con la indudable tristeza de quien sabe que la Revolución aún no le ha hecho justicia, destapándolo. Nuestro futuro presidente sigue a la espera de que los mexicanos sepan (sepamos) que "Recuerdos del porvenir" es algo más que la primera novela de a Garro.

miércoles, 17 de agosto de 2016

CARTA A UN COLEGA (EL QUE SEA)

     (haciendo investigación, y en un pasillo universitario cualquiera)
      Título opcional: "Forjando mis pilones" ("Ya lo sé")

Ciérrame el cubiculo en la cara
Pásame con otro por enfrente
Grítame que no con la mirada
Para ver si dejo de quererte
Vuélveme a decir que no me quieres
Para que me quede bien clarito
Para ver si en todas las paredes
Dejo de te escribir "te necesito"
Ya lo sé
Que aunque llore, te pida y te implore, no vas a volver
Ya lo sé
Pero a mi corazón, ¿cómo diablos se lo hago entender?
Ya lo sé, que aunque tu no me quieras
Yo siempre te recordaré (sic)
Mírame (!míiiirame!)
Dime que aunque te pida, te llore, te ruegue y te implore
No vas a volver

Saludos cordiales,
Don Chayo y sus Cardenales, desde Monterrey, N.L.

martes, 16 de agosto de 2016

NOTAS SOBRE LA POLITICA EXTERIOR DE UCRANIA: ALGUNAS OBSERVACIONES

Salieron desde el Maidán
En una troca perrona
Le iban a partir su madre
A unos rusos de la zona
Era un ajuste de cuentas
Al estilo Sinaloa
Dijo el que la manejaba
Putin se cree muy macizo
Nomás llegando a Moscú
Pronto le daremos piso
Y en menos que canta un gallo
De pro-rusos se deshizo
Nomás cumplió su trabajo
Se dijo muy complacido
A Obama no se le gana
Porque también es bandido
Perro no se come a perro
Dice un refrán conocido
Aquella troca perrona
es también muy ucraniana
La manejan nacionales
Además de estar blindada
Y si no paga mi amigo
Se lo carga la chingada
La troca ya está en su rancho
Y la tienen bien clavada
Su propietario la cuida
Como a una joya sagrada
Pero alguien que no ha pagado
Tiembla en la tierra nevada
Sus nombres no se los digo
Porque la raza es cabrona
No sea que vengan y me hallen
Los de la Ucrania perrona
Y por andar de hocicón
Venga por mi la pelona

El Shaka, que los saluda desde Cd. Obregón


UCRANIA: ¿SEGUIRAN LAS PROVOCACIONES?

Ucrania no ha renunciado a provocar a Rusia. No porque Rusia esté en Ucrania, por cierto. Batallones ucranianos han realizado en el pasado ataques, nótese bien, contra guardias fronterizos rusos. A principios de agosto es lo que sucedió en Crimea, donde los ucranianos estaban preparando atentados. Por lo menos un guardia fronterizo ruso falleció. Todo indica que una escalada de provocaciones quería forzar a Rusia a intervenir más allá de Crimea, se sospecha que en la ciudad de Khersón.
      Joseph Biden, vicepresidente estadounidense, ya lo ha anunciado por escrito: "la presión se mantendrá, porque Moscú no cumple con sus obligaciones bajo los acuerdos de Minsk para poner fin al conflicto". El problema es que las provocaciones las arma Ucrania.
      Por lo pronto, todo indica que tanto en Siria como en Ucrania seguirán los intentos de inmiscuir a Rusia de tal modo que parezca el país agresor, aunque ante Kíev, capital ucraniana, el mandatario ruso, Vladimir Putin, amenazó con romper relaciones, lo que implicaría una catástrofe económica más para Ucrania.
      "Sembrar" un pretexto -armas químicas, armas de destrucción masiva inexistentes, "limpiezas étnicas", etcétera- para justificar una escalada no es en realidad una novedad, aunque sí la recurrencia. Es es el tipo de cosas que hacía, por ejemplo, en una época el régimen que se "autoincendió" el Reichstag para cazar comunistas (el episodio que volvió famoso al búlgaro Gueorgui Dimitrov) o que alegó que sus compatriotas eran brutalizados en los Sudetes. Afortunadamente, ya sabemos que !no pasarán! (aunque a estas horas dan no solo la impresión de haber pasado, sino de haberse burlado de cualquier control, uno fronterizo, por ejemplo).

SIRIA: ¿SEGUIRAN LAS HOSTILIDADES?

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, acaba de revelar que la intervención rusa evitó un ataque de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra Siria. Después de los sucesos de Ghouta, en la misma Siria (región de Damasco, la capital), donde fueron usadas armas químicas, el mandatario estadounidense, Barack Obama, consideró que se había "cruzado la línea roja". Por cierto, la habían cruzado los propios Estados Unidos, que según reveló en mayo pasado el periodista y Premio Pulitzer, Seymour Hersch, mandaron gas sarín de Libia a Siria (¿quién estaba en 2013 en el equipo internacional de Obama? Guess what...).
      Según Shoigu, la OTAN estuvo a punto de lanzarle a Siria unos 624 misiles de crucero, que habrían vuelto casi imposible que se recuperara del golpe la infraestructura siria. Moscú propuso una salida diplomática: que Siria se comprometiera a la entrega y destrucción de todas sus armas químicas, en gesto de buena voluntad. Por cierto, Vladimir Putin, presidente ruso, ha dicho que la base naval de Tartus que los rusos tienen en Siria no es imprescindible. Tal pareciera sobre todo que Rusia quiso evitar otra guerra más, de la "colección" que Washington ha ido creando desde el fin de la Guerra Fría. Entretanto, en este 2016, terroristas del Estado Islámico habrían usado armas químicas durante enfrentamientos armados en Alepo. En esta mismas ciudad, el Frente al Nusra, de los "moderados" apoyados por Estados Unidos, usó armas químicas contra un barrio kurdo. Lo que cuentan no son los hechos, sino nuestra capacidad de indignación, algo así como mirarnos a nosotros mismos en el terror de la indignación por lo que hace el gobierno sirio de al-Asad (podría ser cualquier otro, lo que importa, insistamos, es mirarnos, captar el momento de nuestra-más-profunda-indignación, probarnos con una selfie colectiva que algo nos queda de "humanitario" cuando vamos a lanzar 624 misiles de crucero). ¿Seguirán las provocaciones en Siria?

EU: CON LA NARIZ TAPADA, EL PRIMER GOLPE NUCLEAR

A pesar de que el actual mandatario estadounidense, Barack Obama, habría puesto a discusión la renuncia de su país a iniciar una guerra nuclear, se habría topado, según The Wall Street Journal, con la oposición de su propio gabinete y de funcionarios como el secretario de Estado, John Kerry, el sercretario de Defensa, Ashton Carter, y el secretario de Energía, Ernest Monitz. Carter fue funcionario de la administración Clinton durante algunos años en los '90. También Monitz estuvo en la administración Clinton, trabajando en asuntos relacionados con ciencia y tecnología. Kerry fue en el pasado un conocido político demócrata. No parece que votar demócrata sea un voto contra la guerra, antes al contrario. No queda claro, en estas condiciones, por qué hay analistas latinoamericanos que consideran que debiera votarse "con la nariz tapada" por la actual candidatura demócrata. Simplemente, lo que es más probable que suceda es que, como de costumbre, a la menor tensión internacional Estados Unidos siga con que "todas las cartas están sobre la mesa", o con que "estamos contemplando todas las opciones".
      Hay más, porque se opusieron a renunciar a un primer golpe nuclear el Reino Unido, la bochornosa Francia, Japón, Sudcorea y Alemania. En el fondo, Estados Unidos sigue sin renunciar a ser el primero en lanzar un ataque nuclear y, por lo demás, continua gastando montos estratosféricos en el desarrollo de armas nucleares. Lo que la revelación del periódico estadounidense muestra es que habría que votar "con la nariz tapada" por potenciales criminales. Si es así, pareciera que es un llamado a votar con los ojos cerrados. Para no decir que a votar para quedar con las manos atadas. La nariz tapada, los ojos cerrados y las manos atadas no hacen un bonito cuadro.

sábado, 13 de agosto de 2016

DE EU A EUROPA: LOS NUEVOS CAZADORES DE NAZIS

Hubo una época en que el mundo occidental veía comunistas por doquier, incluso donde no los había. Ahora cualquiera que como Donald J. Trump se atreva a decir algo discrepante y de frente es "fascista" ("lleno de odio", bla bla bla), según lo han advertido desde Christopher Domínguez Michael hasta Enriqueta Cabrera -versión un poco sofisticada del progresismo "de buena sociedad" que practica por igual Lucrecia Losamo. Es recomendable que vayan formando las Brigadas Internacionales y pueden utilizar drones, si es que no quieren apersonarse directamente armados en territorio de Iowa, que es donde los estadounidenses suelen tener la reputación de ser más brutos. Es encantadora esa manera de gritar "!al fascista!" y no denunciarlos en Croacia o en Ucrania, donde hay no "presuntos fascistas", sino fascistas que se reclaman como tales. De todos modos, estamos adjetivando y haciéndole perder al lenguaje todo sentido.
     La página del Polo de Renacimiernto Comunista en Francia reprodujo recientemente información de Der Spiegel, basada en el Servicio General de Inteligencia alemán (BND, por sus siglas en alemán) y estudiada por el historiador Agilolf Kesselring, que muestra que terminada la segunda Guerra Mundial, y además de la ya conocida "organización Gehlen", en la República Federal Alemana (RFA), capitalista, estuvo funcionando una red de 40 mil antiguos jerarcas nazis al servicio del nuevo gobierno. ¿Desnazificación? No la hubo. Para empezar: Wilhem Hottl, jefe de contraespionaje nazi, trabajó para el Counter Intelligence Corps (CIC) estadounidense; Walter Rauff, uno de los inventores de la cámara de gas móvil que mató a miles de discapacitados y judíos, trabajó tranquilamente para los servicios secretos de la RFA; de 1966 a 1969 fue canciller Kurt Georg Kiesinger, miembro del NSDAP (partido nazi) desde tan temprano como 1933.
     ¿Casos aislados? No: la red de los 40 mil miembros al mando de Albert Schnez (luego jefe del ejército, Bundeswher) era obviamente grande, y estaba coordinada por dos mil antiguos oficiales de la Wehrmacht.y las Waffen SS. El famoso Konrad Adenauer (canciller alemán, 1949.1963) supo de esta red. Un estudio hecho por Albert Norden en 1965 ya indicaba que mil 800 políticos y personalidades de primer plano en la RFA habían sido jerarcas en el régimen nazi, incluyendo en la RFA a 15 ministros y secretarios de Estado, 100 generales y almirantes, 828 jueces, abogados generales u oficiales de justicia de alto rango, 245 oficiales del ministerio de Asuntos Exteriores, de embajadas y consulados, y 297 oficiales de policía y de servicios de seguridad. En Baviera, por ejemplo, 75 % de los oficiales nazis destituidos por los estadounidenses y 60 % de los dirigentes del NSDAP fueron reintegrados a sus cargos.
        Digamos que papi siempre ha tenido cierta simpatía o alguna tolerancia con los desmanes de junior, como la hay actualmente, repitamos, en Croacia, Ucrania y el Báltico. Ningún hecho real puede impedir, de todos modos, que alguien quiera sentirse importante -es la enfermedad de la época, puesto que toco es "histórico"- yendo de George Orwell o de Pasionaria a la Trump Tower. Es mucho más chic que agarrarse con fascistas reales.

POLONIA-UCRANIA: SIGUE LA REESCRITURA DE LA HISTORIA

El 8 de julio pasado, Polonia adoptó una resolución oficial de condena por la masacre de miles de polacos durante la segunda Guerra Mundial a manos de ucranianos, comandados por Stepán Bandera. El 11 de julio fue declarado Dia Nacional de la Memoria de las Víctimas del genocidio.
     Algunos polacos sugirieron abiertamente que Bandera actuó !por órdenes de los rusos! En realidad, la masacre de Volyn (Volinia) y otras, que entre 1943 y 1944 llevaron a la muerte de unos 120 mil polacos, tuvieron lugar detrás de las líneas nazis, donde operaban las fuerzas de Bandera, colaboradoras de los alemanes y antisoviéticas. Es entendible que detrás de esas líneas no podía haber alguna fuerza oficial soviética o "rusa" si quien estaba actuando era el nacionalista Bandera con apoyo nazi, salvo que los pronazis actuaran con ayuda soviética y declaremos el 11 de julio Día del Yo Digo lo que se me Pega la Gana.
     El portal ruso Nakanune.ru hizo notar hace algunos días que la propia Polonia pactó con Hitler en 1934, algo que se olvida con frecuencia., Cuando Hitler atacó Checoslovaquia en 1938, Polonia se negó a pactar con la Unión Soviética ayuda para los checoslovacos. Ni los exiliados polacos en Londres se acordaron de los polacos de Ucrania occidental (Lvov y Galitzia, sobre todo). Los 120 mil polacos fueron asesinados en menos de un año, pero lo formidable es la agresión sufrida por el cerebro de quienes, en atención a la lógica, deberían concluir que, en plena guerra, la Unión Soviética le ayudó a Bandera y a los nazis a exterminar polacos. Por lo visto, había alguien que andaba beodo.

SLOBODAN MILOSEVIC; EXONERADO DEL CONFLICTO EN KOSOVO

El proceso contra el hoy extinto mandatario yugoslavo Slobodan Milosevic -fallecido en su celda en el año 2006- partió de un vicio de procedimiento: primero se acusó, y luego se buscaron las pruebas.
      Milosevic, el "carnicero de los Balcanes", debía recibir en La Haya un juicio equirable a los "juicios de Nuremberg" (!otro Hitler!), entre otras cosas por "genocidio" en Kosovo, antigua provincia del sur de Serbia y hoy cuasi-protectorado estadounidense.
      La jurista suiza Carla del Ponte, fiscal del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia, escribió un libro (The Hunt: Me and War Criminals, hay traducción al español) todo parece indicar que un tanto asqueada, donde se recuerda que la instancia calculó el número final de muertos en Kosovo en dos mil 788, no todos kosovares, puesto que la cifra incluye combatientes de ambos lados (del ejército yugoslavo y del terrorista Ejército de Liberación de Kosovo-KLA, por sus siglas en inglés) y serbios asesinados por ese mismo grupo armado "informal". Es suficiente para probar que no hubo ningún genocidio en Kosovo. Cabe recordar que Anthony Blair, ex primer ministro del gobierno británico y hoy asesor del gobierno serbio, habló de "Holocausto" y que un embajador estadounidense lanzó alegremente la cifra del asesinato de 225 mil albaneses étnicos de edad entre los 14 y 59 años, jugando al número de muertos como a la Bolsa. Dicho sea de paso: ya en el terreno, el FBI (Federal Bureau of Investigation) no encontró ni una sola fosa común, como tampoco pudo hacerlo un equipo forense español.
      Sucedió en cambio que 200 mil serbios y gitanos tuvieron que abandonar Kosovo bajó el hostigamiento de KLA.
      De los testigos contra Milosevic,, la "estrella", Radomir Tanic, un antiguo hombre de negocios (encarcelado en 1977 en Yugoslavia por robo) y cofundador en 1992 de Alianza Cívica Serbia, fue pagado por los servicios de seguridad británicos, cinco mil euros, cash, mientras terminaba de enredarse en contradicciones en La Haya. Rade Markovic, otro testigo, debía ser otra pieza contra Milosevic, pero aquél confesó haber sido torturado y terminó declarando lo contrario de lo esperado (por los torturadores): Milosevic jamás ordenó ninguna "limpieza étnica" en Kosovo. Los detalles los dió también en el tribunal un yugoslavo "húngaro étnico", el general Geza Farkas, quien incluso probó que Milosevic ordenó castigar a quienes, en casos aislados, atacaron a kosovares (el grupo "Escorpiones"). La fosa común con unos 250 kosovares cerca de Belgrado (Batajnica), capital serbia, fue motivo de otra acusación, un supuestro transporte de cuerpos ordenado por Milosevic en camiones frigoríficos. Milosevic probó que los cuerpos fueron llevados a Batajnica cuando el jefe de Estado yugoslavo ya no estaba en el cargo y se trataba de cargarle lo que fuera para tumbarlo, anzuelo que una parte de la población serbia mordió, en el oportunismo completo..
     El extinto José María Pérez Gay, el tesoro viviente Yann Meyé y "expertos" como Edit Antal perdieron, durante los años '90 (¿quién gobernaba Estados Unidos, eh?), l'occasion de se taire (la ocasión para callarse). El daño ya está hecho.

miércoles, 10 de agosto de 2016

FRANCIA, EL TRABAJO Y UN SUEÑO DEL CAPITAL

Mientras el gobierno francés busca flexibilizar el mercado laboral local, las quejas sobre las condiciones de trabajo que ya existen han ido en aumento. Como se dice, el resultado puede ser que "la mula sobrecargada se acabe desplomando".
      El asunto es: -precarizar el trabajo reduciendo o anulando derechos
           -aislar a los trabajadores entre sí, destruyendo los vínculos personales
           -intensificar el trabajo
Hace diez o veinte años no existía en Francia el agotamiento laboral. Ahora, además de existir, se debe a condiciones como las nuevas tecnologías y el llamado "despotismo administrativo", que permiten intensificar la carga con la creencia de que no hay límite alguno. Es el tipo de prácticas que quiere entronizar la ley El Khomri. No es el tipo de sufrimiento del japonés que trabaja más de lo que le piden, sino el problema del acoso no dicho como tal.
     Este acoso sucedió en la antigua France Telecom, hoy Orange, que para despedir personal recurrió al hostigamiento de tal manera que provocó 35 suicidios y 12 intentos, todo un récord. El presidente de France Telecom, Didier Lombard, fue finalmente imputado por acoso, en 2012.
      El sistema de gestión es tan aberrante que en vez de remediar el mal ha creado el Observatorio del Suicidio (tiene su página Web)  y el Observatorio del Estrés y las Movilidades Forzadas. Esto significa, salvo error de lógica, que un suicida es un empresario, puesto que al quitarse la vida crea puestos de empleo en el primer Observatorio (quienes hacen estadísticas, quienes muestrean, quienes analizan, quienes informan, quienes redactan recomendaciones, etcétera). El que pierde su trabajo y se mata, luego de haber sido acosado en la empresa (este acoso sucedió con miles de empleados de France Telecom), se puede ir de este mundo con la entera satisfacción de haber contribuido a la creación de puestos remunerados que "observen" y "gestionen" su último suspiro. Es el modelo estadounidense que, en realidad, muchos franceses toleran mal (prefieren trabajar a gestionar la desgracia del prójimo, con excepciones familiares), salvo que se dediquen a la pintura, la moda, la música, la física o la solidaridad con los poetas afganos,  el tipo de "ocupación" que adoran en Plaza de la República y que, en el último caso, forma parte de la gestión de la desgracia humana universal. Al menos se conserva cierto aire de superioridad, suficiencia y satisfacción metropolitana que ni el afgano ni el que se suicidó pueden presumir, así hayan sido los creadores de unos segmentos más -algo ociosos, pero no tan mal remunerados- de la "sociedad del conocimiento" o de la "economía de servicios".

EU. DEMASIADO AMOR

Cualquiera que esté siguiendo la campaña presidencial en Estados Unidos puede saber quién defiende el libre comercio y quién no. El actual mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, ha seguido promoviendo esta "libertad" con los acuerdos transpacífico (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica) y la Zona de Libre Comercio Transatlántica.
       Estos son los resultados del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en Estados Unidos, más allá de ruinas como las de la agricultura y la pequeña y mediana industria mexicanas, que aumentaron la emigración de mexicanos a los mismos Estados Unidos.
      -700 mil puestos de trabajo se fueron de Estados Unidos a México, pero obviamente aprovechando una mano de obra más barata. Los estados más afectados han sido Texas, California, Michigan y otros, en particular los del llamado rust belt, el cinturón industrial del noreste.
       -las empresas estadounidenses adquirieron mayor poder de "negociación" -como se le llama hoy al chantaje- al poder decirles a los los trabajadores que acepten la contención salarial y la destrucción sindical, ya que de lo contrario esas mismas empresas se irán a México.
       -Eric Draitser, en Counterpunch, recomienda una gira por las carreteras interestatales 80 y 90 (que atraviesan New Jersey, Nueva York, Pennsylvania, Ohio, Indiana, Michigan, Wisconsin e Illinois) para disfrutar del "espectáculo" de fábricas abandonadas, pueblos y ciudades semi-desérticos y poblaciones muy afectadas por el desempleo y el resquebrajamiento social. Este es el tipo de cosas que Estados Unidos obviamente no muestra, como tampoco muestra los resultados reales de la "economía de servicios" que ha remplazado trabajo por "ocupaciones" chatarra.
       Si este es el resultado a poco más de 20 años del TLCAN, quienes respaldan a los partidarios del "libre comercio a toda costa" tienen dos opciones: negar los hechos, o por lo menos decirse a sí mismos que son partidarios no solo de arruinar a México y otros países de Latinoamérica con acuerdos similares, lo que no les importa demasiado, sino también de entrar, eso sí, en posición de criollo, a la decadencia estadounidense. Es tanto como decirse que más vale ser decadente en el Primer Mundo que progresar de verdad, así sea sin tanta opulencia, en el Tercer Mundo. O, dicho de otro modo, lo ideal es sacar ventaja de ambos mundos sin querer a ninguno: que el criollo no quiere a su patria se sabe, pero suele sospecharse menos que tampoco quiere a la del patrón, salvo por lo que pueda recibir de ella. Quedaría por saber si el criollo por lo menos se quiere a sí mismo, algo que no indican ni la megalomanía en casa ni el complejo de inferioridad en la del patrón. ¿Estamos arriba, abajo, a la izquierda, a la derecha o alrededor? En todo caso, estamos a un nivel cercano al de Plaza Sésamo, y ciertamente es divertido.

lunes, 8 de agosto de 2016

AMERICA LATINA: PUERTORRIQUENIZACION

Si persiste la derecha en volver por sus fueros en América Latina, unciéndose al carro estadounidense, dejemos dicho que el destino será "a la puertorriqueña", de manera más o menos generalizada, así se tenga la mejor fachada de modernidad. Después de todo, Puerto Rico tiene una fachada muy moderna, aunque ni siquiera es la suya.
      Puerto Rico no es el abandono de Haití, pero sí la quiebra, luego del milagro maquilador. La restructuración de la deuda (72 mil millones de dólares al cabo de una década de recesión) supone que las decisiones que cuentan se tomen cada vez menos entre boricuas. Las toma la alta finanza, poniendo todas las condiciones, para hacerse su mayor excedente a cuenta de los servicios sociales que se caen por desatención y "falta de recursos". Entre 2010 y 2013 salieron más personas de Borinquén que en toda la década de los '90, y viven más puertorriqueños en Estados Unidos (4,9 millones) que en la isla (3,5 millones). Los que se van son, cada vez más, profesionales, y además, jóvenes. Los que se quedan son mayores de 65 años, dependientes de otros, igualmente en la precariedad (dos millones de isleños dependen de Medicare y Medicaid, que se están acabando). Por ejemplo, en la última década se han ido de Puerto Rico más de cinco mil médicos (actualmente se va un médico cada semana), cuando los necesitaría un país que tiene a más de un millón y medio de habitantes al borde de la pobreza (45 % de los puertorriqueños vive en la pobreza).
      Este es el resultado de políticas que, además de no ser "populistas" ni depender de un "hombre providencial", están estrechamente ligadas al imperio.  A la emigración, al descuido en los servicios a la población, al todo impuesto desde el exterior se ha sumado una tremenda inseguridad:Puerto Rico registra ya una de las tasas más altas del mundo en homicidios con armas de fuego (circulan un millón de armas para poco menos de 4 millones de habitantes). En Puerto Rico, hasta un niño de 7 años puede sacar permiso para tener arma de fuego. Cabe agregar algo: según cifras de Naciones Unidas, Puerto Rico es más violento que México, y por cierto, también, que Guatemala en el horrendo "triángulo del norte" centroamericano (27 asesinatos por cien mil habitantes en Puerto Rico, contra 22 en México, en cifras dadas a conocer a principios de 2015).
       Quienes, en particular en el mundo intelectual, han "votado" desde ya en las elecciones estadounidenses (en Puerto Rico, en las primarias arrasó la entonces precandidata demócrata) deben saber lo que es tener mentalidad no de colonizado, sino de "asociado" que se cree "libre". Esta mentalidad, y no porque el boricua sea así, puede terminar por la crisis convirtiéndose en un "estar" para sacar alguna ventaja -lo que busca la delincuencia, la callejera o la de cuello blanco- o largarse, o, lo que hacen otros, pensar en largarse a seguir medrando en los Estados Unidos luego de haberle sacado a la patria hasta la última ventaja. Se veo feo, y lo es. No interesan los finales intelectuales, así que el resultado es (y ahí se ven...):
                                                          No culpes a la noche
                                                          No culpes a la playa
                                                          No culpes a la lluvia
                                                          ¿Será que no me amas?
                                                           (Luis Miguel)
                                   

FRANCIA: EL TRABAJO POR EL ARCO DEL TRIUNFO

La CGT (Confederación General del Trabajo) francesa, mientras es objeto de una embestida clasista recurrente en los medios de comunicación masiva, ha hecho notar que la ley del trabajo El Khomri, que intenta hacer pasar el gobierno, viola la Constitución francesa por vía indirecta.
     En efecto, Francia es un país signatario de las 8 convenciones internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La Ley El Khomri viola esas convenciones, en particular la 98 (derecho de organización y negociación colectiva) y la 87 (libertad sindical y protección del derecho sindical). Si Francia firma un acuerdo como el convenido con la OIT, el artículo 55 de la Constitución francesa obliga a respetarlo, incluyendo al parlamento local (ese tipo de tratados como el ratificado con la OIT tiene autoridad superior a las leyes). Además de pasarse por el Arco del Triunfo (!) a la OIT, la ley El Khomri hace lo mismo, pareciera que en plan de "desfile", con la Constitución francesa. !Todos por el Arco del Triunfo!
       De igual manera, la ley El Khomri desconoce el pacto de Naciones Unidas sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC), adoptado en 1966, que entró en vigor el 3 de enero de 1976. Francia ratificó este pacto el 4 de noviembre de 1980.
       Francia es un país con una amplia red de garantías sociales que Alemania quiere demoler, según se lo confesaron los propios alemanes al ex ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis, luego de hundir a Grecia. 15 % de los gastos sociales mundiales le corresponde a Francia. El gasto en protección social es el principal rubro del gasto público (poco más del 31 % en 2013). Al mismo tiempo, sucede como cada vez más en los países desarrollados que muchos viven de rentas y de tipos de salario derivados de ganancia. Los mismos que viven de rentas ("cupones", jubilaciones, por ejemplo para dedicarse al ocio en el bridge o a desayunar café con crema en cafeterías de la costa andaluza, etcétera, incluyendo robos de herencias entre hermanos e incluso medio-hermanos, práctica arcaica aún existente) creen que la protección social es, también, una forma de renta, aunque curiosamente "indebida", mientras que "cortar el cupón" no lo es. Los resultados son espléndidos. Bangladesh, por ejemplo, no reconoce las convenciones de la OIT, por lo que los trabajadores franceses deberían, para ser competitivos y seguramente que "realzar el buen nombre económico de Francia", comportarse como bengalíes (¿o qué, les llevamos más árabes?). Quienes promueven leyes como la El Khomri tratan casi como "parias" a los de la CGT por defender las leyes (francesas e internacionales) que violan quienes debieran hacerlas respetar, lo que también parece un estilo algo así como bengalí. Por cierto, violan los derechos laborales los mismos que multiplican los derechos legales para minorías de todo tipo (!esquiroleen!) Tal vez resulte que las únicas diferencias entre Francia y Bangladesh deban ser las climáticas o las arquitectónicas. Para el resto, la jungla se está pareciendo. Nadie se asombre de ver a un trabajador francés con una mano adelante y otra atrás, o como culí chino, eso sí, "ahí pasándola" por el Arco del Triunfo.

ECUADOR: ¿VAMONOS, TESORO?

El riesgo de que el gobernante Alianza País pierda las elecciones presidenciales ecuatorianas en 2017 existe. No será por ambición del actual mandatario Rafael Correa, quien rechazó la reelección, a pesar de que su propia agrupación se la pedía. Y no será por populismo, ya que esta categoría, que sí es precisa, supone la corporativización de las masas, que Alianza País no practicó.
      Los nombres que suenan a la derecha podrían hacer volver al Ecuador al ridículo, por ejemplo con Dalo Bucaram (el ex "futbolista" hijo de Abdalá Bucaram), o convertirlo en marca país de una empresa, con Guillermo Lasso (el candidato derechista más fuerte), o en territorio para que se luzca alguna dama de beneficencia (¿o es que México se reserva el "ejemplo" si no se unen el oficialismo y parte de la izquierda?), por ejemplo con la socialcristiana Cynthia Viteri. No hay en Alianza País una figura de peso, mientras suenan los nombres de Lenin Moreno, Jorge Glas, Ricardo Patiño y Jorge Serrano. La izquierda infantil irá por cuenta propia o, como Lourdes Tibán, la líder indígena de Pachakutik, encontrará el modo de cartearse con Viteri, la gran oligarca, como ya ha ocurrido. Alianza País no controla las tres grandes ciudades del país: Quito, Guayaquil y Cuenca.
       La izquierda podría ser responsable de no haber organizado ni formado cuadros, perdiéndose en la retórica, y, por lo que hace a gran parte de la intelectualidad, está ganada al protofascismo, como ocurre en casos extremos como el de Alberto Acosta. Lo lamentable -justamente por falta de "populismo", en el sentido de la categoría, no de la adjetivación- es la actitud de los beneficiados del "correísmo": obtenida la ventaja, están dispuestos a apuñalearlo si hay una perspectiva de ganancia aparentemente mejor. La nueva clase media latinoamericana, la ecuatoriana incluida, tiene lo que el argentino Rafael Ton llama "el síndrome de Doña Florinda", que Vicky Pelaez resumiera así en Sputnik Mundo, hace algunas semanas: "vive en un barrio pobre pero se cree de la clase media, vota por la 'gente de bien' y considera que las políticas sociales son para la 'chusma'', a pesar de recibir los subsidios sociales y su mayor admiración es por Barack Obama; en otras palabras, 'comen pollo y eructan faisán'". Se le olvidó a Vicky Peláez citar un poco más en extenso a Ton: después de todo,doña Florinda, que no es Don Ramón o Ron Damón, respeta ante todo al señor Barriga, el dueño, el que pasa de cuando en cuando a cobrar la renta que la madrecita de Kiko paga con toda puntualidad. A esta nueva clase media, arribista a más no poder, Rafael Correa no le habrá hecho ni lo que a doña Florinda una tacita de café con el profesor Jirafales. Basta ver lo asqueroso de una parte de la población ecuatoriana cuando rechazó el alza de impuestos -que era, además, en gran medida temporal  y sobre todo para los muy ricos- para reconstruir lo dañado por el terremoto en la costa: la mayoría (54 %, según Latinobarómetro) de los ecuatorianos quiere un gobierno que sea "a todo dar", como se dice en México, para convertirse en grupo social "a todo recibir", eso sí, reservándose el derecho de no ser "a todo devolver". Si pierde Alianza País, algo que de todos modos está por verse, el Ecuador dejará de ser uno de los pocos países de América Latina y el Caribe que sentó las bases -ya que no fue puro extractivismo- de un despegue endógeno, al igual que Bolivia (experiencias que no son asimilables a las de Venezuela, Brasil y Argentina). Correa deja a un país entre los tres menos desiguales de América Latina, junto a Uruguay y Venezuela (sí, según la Comisión Económica para América Latina, CEPAL; por cierto que México ha salido de la lista de los más desiguales, Brasil, no), con varias de las ciudades más seguras de la región (Quito, Ambato y Cuenca) y en general uno de los países más tranquilos de la misma, la mejor infraestructura carretera de América Latina (World Economic Fórum), la mejor educación primaria de Sudamérica y la mayor inversión en educación de América Latina, incluyendo el nivel superior (Unesco, Organización de Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura). La oligarquía guayaquileña y la taimada población de la sierra centro-norte quedan en libertad de echar por la borda logros que colocan al Ecuador en una situación ahora incluso mejor, en algunos rubros, que la de la envidiada Costa Rica.

sábado, 6 de agosto de 2016

QUITO, ECUADOR: EL BIBERON DE ORO, PARA FERNANDO TINAJERO VILLAMAR

Con un artículo publicado en El comercio y contra el "adultocentrismo", Fernando Tinajero Villamar se ha hecho felizmente acreedor al Biberón de Oro, que otorga la Sociedad Ecuatoriana para el Bebé Feliz, junto con el Comité de Damas "Una gota de leche".
     Pero vayamos por pasos. Un portal de izquierda reprodujo hace poco una muy fuerte crítica de Yves Bonnardel al "adultocentrismo", la "dominación adulta (que) oprime profundamente a los jóvenes". Bonnardel ha recordado, muy de izquierda él, las "luchas que llevan a cabo los 'menores '(así, entre paréntesis) contra su condición (!!!), contras las discriminaciones basadas en la edad y por la igualdad política" (!!!). "La familia es así la institución más criminógena que existe", pero se puede ir más lejos: "también la propia educación, en sí misma (!!!), puede difícilmente no ser considerada una violencia". Frente a este tipo de enfoque, no queda más que hacer de cada infante un Mowgli o niño del Aveyron o detenerse un momento: trátese de las madres, los niños, los indios, los negros, los animales o la naturaleza, lo que está en juego es un inmenso operativo de biologización de la existencia. De formación alemana, el padre Tinajero Villamar seguramente no ignore qué supone este tipo de proceder.
      Tal vez antes de perder el poder, algo que le puede suceder (aunque no es el mayor interés del Biberón de Oro), Alianza País probablemente deba repartir biberones; podría hacerse al estilo chavista (Misión Babies, un asunto por el estilo, aunque suene muy inn-Maduro). Mientras tanto, el padre Tinafer, muy ducho en anticiparse a las volteretas de las situaciones y en dejar las lealtades y la gratitud en el camino, ha celebrado que el Municipio de Quito haya premiado Crítica de la sociedad adultocéntrica,  de Jorge Daniel Vázquez y Pedro Bravo Reinoso. Es un libro contra "la prepotencia del adulto", que se cree "dueño de la razón". "la juventud, agregaría yo (dice este Biberón de Oro de las Letras Ecuatorianas), no es algo que pueda medirse en términos absolutos por los años transcurridos desde el nacimiento, porque hay quienes envejecen antes de haber llegado a los 20". También los hay que rejuvenecen a toda velocidad, apenas logrado el Gran Halago Cultural Nacional, poco antes de llegar a los 80 años. A este espléndido fenómeno, que podría coronarse yendo a la cama -o a la cuna- en mameluco, se le podría llamar con ternura -y la psicóloga de la casa (¿o son ya varias casas?) lo debe saber- "regresión", por suerte que a la más feliz de las infancias. Cuando el fenómeno tiene lugar en alguien nacido en 1940 y ostensiblemente pasado de Tegretol, es una muestra de senilidad no tan inocente, como no lo es la biologización aludida. Enhorabuena, fray Fernando, ya era tiempo de perder la adultocéntrica razón.

MEXICO: EL LLANO ME LLAMAS (¿LLANO NO ME LLAMAS?)

En "Anacleto Morones", el cuento de Juan Rulfo, las viejas atosigan a Lucas Lucatero queriendo canonizar al Niño Anacleto -al que se le atribuyen los mil y un milagros- que el mismo Lucas tiene enterrado en un corral cerca de un río. "Y ahora la Pancha me ayudaba a ponerle otra vez el peso de las piedras, sin sospechar que allí debajo estaba Anacleto y que yo hacía aquello por miedo de que se saliera de su sepultura y viniera de nueva cuenta a darme guerra. Con lo mañoso que era, no dudaba que encontrara el modo de revivir y salirse de allí". Es mucho menos primitivo de lo que parece: Lucatero simplemente se quedó con las propiedades de Anacleto Morones.
       Uno se acostumbra a todas las expropiaciones, hasta de la identidad. Si por ser de origen extranjero, por "pinche francesito". Si por soez, que "por hablar como albañil", pero si no, que "por hablar de política y de Historia". Si por blanco, por no aflojar ante cientos de años -y millones de habitantes-de reclamos, los de la raza de bronce, es -que- los- hambrientos- piden- pan- y- no- les- dan, etcétera. Si por vivir en la colonia Del Valle, clase medio media, por no pagar el impuesto a la pobreza ("es que éramos muy pobres"), en especie, trabajo o dinero.Si por hombre, por machista y ahora por "patriarcalista". Si por ateo, porque Dios me está mirando (feo, supongo). Si por "soltero maduro", por "maricón seguro". Si por tener madre, por tenerla, que ella de seguro ya tiene a su tarado de Edipo, y si por no tenerla, por carecer de madre. Si por relativamente joven, por ser el "hijín" de quien, siendo mayor o incluso de la tercera edad, lo trata a uno a la voz mandante de "yo soy tu padre" (para quien administra la unidad multifamiliar donde vivo, yo soy el "señor Perus", el marido de mi madre, o el "joven Marcos", pero ningún "señor Cueva" que ponga en entredicho la paternidad que se ha atribuido el administrador, el muy cabrón). Si por universitario, por "pinche intelectual", si por estudiante, por "bohemio" y "vago" y si por profesor, me imagino que por pendejo, que esta profesión es para muertos de hambre me-estorbas-el-tráfico, mediocres o gente que "no progresa en la vida". Supongo que si tuviera caderas anchas y el sexo correspondiente, tendría que aguantarme ser la "pinche vieja", tal vez "la que se divorció de.." (dos delitos en uno, qué buen negocio) y ser un "pinche indio" si mi piel y mis rasgos mostraran que acabo de bajar de la Mixteca "a tamborazos" ("!oye, oye, oaxaco!"). De hecho, el artículo primero de la Constitución mexicana enumera sin quererlo todos los obstáculos para relacionarse entre personas e iguales sin pasar por un interminable -y aburrido, por estereotipado- laberinto que le sirve a cada quien para reconocerse en un lugar "arriba" o "abajo", nunca al parejo.
        Ahí está todavía el video de Matilde Urióstegui entrevistando a la autora de El teatro del engaño, Emmanuele Steels: la Cassez es "la ciudadana francesa", la "francesa", insistentemente, no porque la mención sea "de segunda intención", sino por las mismas razones por las cuales Roberto Cruz -que en realidad ni siquiera era yaqui de Cócorit o Torin, sino chihuahuense de origen- le resultaba a Julio Scherer García "el indio que mató al Padre Pro" -!doble crimen!. Seguramente Cassez era "la francesita" (dicen que son fáciles), la bruja, vaya, que  hechizó al pobre hombre y lo embarcó -y embaucó- de acompañante en su muy terrorífica carrera de secuestradora. ¿Cómo se atrevió?¿Cómo "nos" hizo ésto?
      Esta misma clase media y este populacho que creen en brujas-que-cortan-deditos por poco han terminado peregrinando -como las viejas para ir a ver al tal Lucas- para pedir la canonización del Niño Hugo, el hijo de Isabel Lucatero de Pallace, quien, pareciendo totalmente Pallace, es de espíritu muy, pero muy "de Lucas". Que el hijo pueda estar vivo, según pruebas de la Asociación Canadiense por el Derecho y la Verdad (los documentos están en el sitio web Mexico por Florence Cassez), es algo que no incumbe en lo más absoluto a esos mismos que creen en brujas y desconocen lo mejor de Carlos Fuentes, Las buenas conciencias.  Unicamente puede pasar que en el extravío del tumulto la señora Lucatero, muy maternal ella, se diga a sí misma : ¿Y si viniera de nueva cuenta a darme guerra?... "con lo mañoso que era, no dudaría en que encuentre el modo de revivir y salirse de allí". No es tan probable: la vida ilegal del Niño Anacleto -entre otras cosas era contrabandista- está descrita con lujo de detalles en la Web y la señora, por su parte, difícilmente dejaría fama y cargos que la han tenido al borde de la beatificación. Ya no es un ser humano, sino una santa, y él, el hijo de su Señora Madre, el Niño que muerto sigue haciendo sus transacciones. !Un milagro!
      "Echale más piedras, Pancha. Amontónalas en este rincón, no me gusta ver pedregoso mi corral". Así dice el cuento. O tal vez la señora de Pallace. O tal vez el populacho y la clase media blanqueada. Lo que no dirá una feria.

SONORA PRIISTA: ¿SE RECONSTITUIRA LA INSTITUCIONALIDAD?

El periodismo investigativo (en México lo hay poco, pero lo hay, y bueno) suele confundirse con "hallar el detalle" que arme escándalo y permita obtener alguna ganancia, y de paso, protagonismo personal. Ya no es mucho lo que puede decirse ante el deterioro, pero que Matilde Urióstegui considere que algo así como el "duelo del siglo" tiene lugar en Veracruz entre Miguel Angel Yunes y Javier Duarte (gobernador entrante, gobernador saliente) es completamente secundario y en más de un aspecto, erróneo. La "casa blanca" de la primera dama mexicana, Angélica Rivera, costó 86 millones de pesos. Actualmente, el gobierno de Sonora tiene en la mira al ex gobernador panista (derecha) Guillermo Padrés Elías, por provocar el quebranto patrimonial del estado (entre otras cosas, exonerando del pago de impuestos a 574 contribuyentes por un monto de mil 700 millones de pesos; unas 55 empresas dejaron de pagar más de 800 millones de pesos): tan solo una propiedad de Padrés, un rancho en San Pedro del Saucito, cerca de Hermosillo, capital del estado, tiene un precio de unos 150 millones de pesos, casi el doble de la "casa blanca"  ¿Importa? Menos que seguirle al asunto de la misma "casa blanca". Unos 18 funcionarios del antiguo gobierno de Sonora quedaron bajo investigación (se llegó a 50 inhabilitaciones, amonestaciones y otras sanciones) por el quebranto mencionado. La Urióstegui incluso comete fallas lógicas: acusa al actual gobierno de Sonora de callar sobre la "casa blanca", pero calla sobre "el rancho" y hurga en cambio en los "depas" de la nueva gobernadora sonorense. ¿El objeto de debate es la riqueza mal habida (real o supuesta) o la forma frecuente de encontrarle "el lado débil" al presidente o al gobernador priísta de turno, aunque ahora en nombre de "la sociedad", que vive, claro está, muy indignada y hurgando en la vida de "todos los demás"?¿Frívola la "casa blanca", o frívola la "ciudadanía"?
      Todos los temas están desplazados así en la televisión, la prensa escrita, la radio y otros medios. ¿Que vivan las mujeres? Es falso. No ha habido ni una sola mención del hecho de que sea precisamente una mujer, Claudia Pavlovich, quien esté gobernando Sonora (por cierto que con el apoyo en campaña por parte de Ana Gabriela Guevara, de inmediato tachada de "traidora" por Andrés Manuel López Obrador, aunque la prioridad era frenar a Acción Nacional, y debería serlo en el 2018). ¿Que un gobierno encabezado por una mujer esté lidereando la lucha contra la corrupción heredada de la derecha, al menos en un estado, por cierto el primero a nivel nacional en educación primaria, el segundo en secundaria y el último -por desgracia- si el barómetro es el nivel de Rita Apalancarte? Ni una mención de nada. Agreguemos: el gobierno de Sonora adoptó de inmediato la ley 3 de 3 (declaraciones patrimonial, fiscal y de conflicto de intereses: es pública en la Web), dando el ejemplo. Ni una mención, salvo del semanario amarillista del día domingo-en-que-se-andaba-emborrachando para destacar las fortunas -que las hay- de más de un millonario sonorense.
     ¿Que Mario Luna, líder yaqui, haya quedado en libertad? "Nos" servía más en prisión, para demostrar el carácter "represor" del régimen. No se trata de justificar nada: por ejemplo, junto  con el problema de la contaminación del Río Sonora, la investigación sobre la guardería ABC (en la que ha avanzado el gobierno de Sonora) no pareciera atreverse a llegar al fondo (a juzgar por las pistas que han dado algunas nvestigaciones), si es que toca lo que pudo haber estado sucediendo en la gubernatura de Eduardo Bours, del llamado "Yaqui power", y priísta "modelo" del seductor de la patria, sobre todo al sur del estado.
       Como sea, seguramente no tenga mayor sentido insistir en que ciertas formas de escándalo  -que se confunden con investigación porque encuentran el "ahí está el detalle" y apelan al morbo- resultan de utilidad a la izquierda infantil y a la derecha interesadas en "reventar" lo que quede de institucionalidad en México, para vivir en el desierto, que no sería precisamente el de Altar, sino el del estado de las normas de convivencia. Todo se volvería como en Cactus, pueblo mágico con corrupción mágica (¿verdad que abre puertas?) para folklore y beneficio del gringo (que ya bastante gana con lo que deja Apalancarte en los casinos de Tucson).
     

viernes, 5 de agosto de 2016

GUILLERMO NILS CASTRO HERRERA: ¿QUIEN TE LO DIJO NENE?

                                                                         Porque anoche dicen que lo vieron
                                                                         Con un tremendo vacilón
                                                     "Me lo dijo Adela" (Orquesta Aragón)

Hace pocas semanas, en un artículo reproducido en el portal de "Con Nuestra América", Guillermo Nils Castro Herrera, como con frecuencia se hace llamar este émulo de Caín, resumió del mejor modo posible la "formación" que recibió y que, lejos de ser la suya en exclusiva, es la que ha guiado toda la política cultural e incluso la "política política" de la Revolución Cubana, con figuras tan poco señeras -y tan prepotentes, en el mejor estilo criollo- como el sempiterno director de Casa de las Américas, para no hablar de la mezcla de soberbia y completa ignorancia que tan bien ha sabido hacer ese maestro de Castro Herrera que es Armando Hart Dávalos ("maestro de martianos", lo llama el discípulo que nunca se enteró de que la palabra de pase es "crear", no "lisonjear").
      Guillermo Castro Herrera, salvo cuando linda en la piratería y alcanza a "columbrar", es incapaz de crear algo propio porque interpreta de la peor manera lo que repite como justificación de su pereza, homérica, e incluso de sus fraudes, no desconocidos ni en Cuba ni en Casa de las Américas, por si algunos se atrevieran a hablar en la cultura de la isla sobre el fiasco del Premio 1994 : después de todo, no vale esforzarse cuando la erudición es falsa (¿para qué ser gente de cultura o aunque sea de gratitud?) y es más fácil instalarse, con el "hombre natural" (¿al desnudo?), en el goce prolífico del trópico, las mujeres, la prole, los cargos sin mérito y las dedicatorias de ocasión. Pero dejemos este aspecto: únicamente recordemos que alguna vez José de Jesús Martínez, Chuchú, comentó de Guillermo Castro Herrera que era insoportable al grado de contestar con una cita de Max Weber a la pregunta: "¿qué horas son?" !Vaya con el hombre natural!.
       Apoyándose en un resumen de tesis del Papa Francisco recogidas por Mercedes de la Torre, Guillermo Castro Herrera cree, como la Revolución que lo cobijó, que "la unidad prevalece sobre el conflicto", motivo de siempre -y que no es más que monismo- para acallar discrepancias, vetar cualquier pensamiento original (con el silencio cómplice de Marco A. Gandásegui Jr. y un señor de nombre Dídimo Castillo que cuando la cita es el lunes a las 3 llega el sábado a las 9, hora interiorana) y, a fin de cuentas, impedir cualquier debate. Eso les ha permitido a unos cuantos perpetuarse en cargos anquilosándose y anquilosando cualquier asomo de creación que ponga en duda "la unidad", entiéndase que el argumento de autoridad (ad verecundiam). Discrepar o simplemente pensar de otro modo es ser conflictivo y por poco "atentar" contra esa cosa nostra que suele ser "Nuestra América".
      Guillermo Nils Castro Herrera repite la tesis de que "la realidad es superior a la idea" (formulación pésima si las hay), y quien conozca al paquidermo de la Ciudad del Sabor se dará cuenta de que siempre consigue adaptarse a la realidad, cualquiera que sea, dejando a un lado las ideas al punto de llegar a no tenerlas o no distinguirlas de algo que no pasa de ser "un cierto ritmo" -con citas de Martí-, en quien resulta convertido en el Benny Moré de la sociología latinoamericana y el ambientalismo panameño. Veamos: seamos naturales, seguramente dizque espontáneos, ahorrémonos los conflictos y adaptémonos a la realidad, si es necesario renunciando a las ideas, así sea yendo contra una famosa frase de José Martí  ("trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras"). Lástima entre todas las lástimas, lo que Guillermo Nils Castro Herrera presenta como "ideario" no es otra cosa, para quien sepa leer, que el peor "sentido común de la época" actual, una auténtica verguenza para quien se dijo gramsciano, participó en lo que ahora llama la "dictadura (!) bonapartista" lumpen (!) de los años '80 (1984-1989) panameños y no escaló cargos solo  antes de "ponerse verde". ¿En qué momento hubo dictadura en Panamá entre 1984 y 1989? Gobernaron Nicolás Ardito Barletta, Eric Arturo del Valle, Manuel Solís Palma y Francisco Rodríguez. Todos civiles.
     "Grande, la América nuestra: si de allá venimos, y tanto compartimos, ¿hasta dónde no hemos de llegar, si somo capaces de ejercerlo? El Nuevo Mundo de ayer, en verdad, abre el camino al nuevo mundo de mañana, y lo hace de manera mejor, que es con todos y para el bien de todos" (Guillermo Castro Herrera, Palabras Inmortales, junio de 2016).
      Es detrás de estas hermosuras retóricas que se ha escudado "el proceso" -con Cuba a la cabeza- para jugar cobardemente con una ventaja, la de evitar de entrada -en nombre de la unidad y el apremio de la realidad- cualquier debate y cualquier despuntar de lo que algunos llaman alteridad.